Macaulay Culkin se refirió a los maltratos que recibió de su padre y habló de su relación con Michael Jackson

Macaulay Culkin en Mi pobre angelito 2, de 1992. Por esos años el joven actor era víctima de los maltratos de su padre.
Macaulay Culkin en Mi pobre angelito 2, de 1992. Por esos años el joven actor era víctima de los maltratos de su padre.
(0)
26 de enero de 2018  • 22:20

Por primera vez desde que comenzó su carrera ( y aunque ahora se encuentre esencialmente retirado), Macaulay Culkin habló explícitamente de los maltratos psicológicos y físicos que recibió de parte de su padre durante su niñez. El actor protagonista de Mi pobre angelito fue invitado al podcast WTF, y allí se refirió a la relación que tenía con su papá, Kit Culkin.

Macaulay contó que su padre solía decirle: “Hacé el trabajo bien o te pego”. También contó que el hombre ya mostraba signos de violencia mucho antes de que su hijo fuera famoso, y que justamente fue su status en Hollywood lo que empeoró las cosas: “Todo lo que él intentó lograr en la vida, yo lo conseguí antes de cumplir diez años”, y más adelante agregó: “Yo viajaba por el país encerrado en una habitación con un hombre al que no le gustaba. Él era malvado. Era abusivo física y psicólogicamente”.

Pero la relación con sus progenitores llegó a un punto final en un momento concreto: “Cuando terminé Ricky Ricón, en el 93 o 94, mis padres se divorciaron, que fue de las mejores cosas que me pasaron en la vida. Tenía la posibilidad de retirarme del negocio. Tuve la posibilidad de decirles: 'Espero que tengan el dinero suficiente, porque de mí no van a obtener nada más´”. Por esos años, el actor le inició a su padre un juicio por malversación de fondos y lo demandó por 17 millones de dólares.

Sobre su vínculo con Michael Jackson

Macaulay era muy conocido por mantener una estrecha relación con Michael Jackson, y sobre ese tema habló también en el podcast: “Nosotros éramos amigos. De hecho fuimos mejores amigos durante un tiempo en el que yo estaba creciendo. Fue una amistad genuina. A él le gustaba ser un chico. Le gustaba ser un chico junto a mí. Le gustaba estar rodeado de chicos y jamás hubo nada extraño”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.