Martín Bossi recordó la muerte de su papá: "Estuve en el momento en que dejó de respirar"

Martín Bossi recordó la muerte de su papá: "Estuve en el momento en que dejó de respirar"
Martín Bossi recordó la muerte de su papá: "Estuve en el momento en que dejó de respirar" Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
(0)
13 de septiembre de 2020  • 01:34

La consigna en la ronda de preguntas y respuestas de PH: Podemos Hablar pedía que den un paso al frente "los que crecieron lejos de alguno de sus padres". Dejando de lado el espíritu humorístico que lo caracteriza, Martín Bossi se adelantó para contar, a corazón abierto, cómo fueron los últimos días de vida de su padre y cómo sobrellevó ese difícil momento durante su adolescencia.

"Eramos la familia típica tana. Fui un chico feliz: tenista, clase media de los '80, Lomas de Zamora. Soy el hijo de 'el' Jorge y 'la' Kela", relató. "Mi papá no era solo un padre, sino que era el Perón de la familia, un líder".

"Un día jugando al tenis con él, yo arrojo una raqueta contra una pared porque me ganaba y me dice: 'Se terminó, vamos al baño a bañarnos, no juego más con vos'. Empezamos a discutir y, en un momento, lo miro y lo veo amarillo", contó el humorista. A partir de allí, la salud de su padre comenzó a deteriorarse.

El impacto fue tal que, hasta el día de hoy, Bossi recuerda el diagnóstico con lujo de detalles. "Tenía problemas en la bilis, una obstrucción en el páncreas. Cuando fueron a sacárselo estaba pegado a la vena cava, que no sé ni qué es, pero que no me olvido más de esa palabra. En un año se nos adelantó".

Sabiendo que su estado de salud empeoraba día a día, Jorge quiso tener una importante conversación con su heredero. "Me acuerdo de una charla que me marcó muchísimo, la vieja charla del tano con el hijo. 'Vení, sentate', me dijo. Yo estaba con unos walkman escuchando música, llevaba los pantalones rotos y el pelo largo. Me dijo: 'Bueno, sacate los cortos y ponete los largos'".

"En ese momento mi viejo me dice: 'Vos tenés que hacerte cargo de ella y de ella. Me hablaba de una señora de 44 años, mi madre, y de una nena de 14, mi hermana. Le pregunté por qué yo. 'Porque sos hombre', me dijo, y a mí me quedó eso", contó haciendo una pequeña reflexión sobre cómo el machismo a veces impacta también en los hombres. "Yo siempre digo que el machismo ha perjudicado mucho a las mujeres, pero en segundo lugar a nosotros también, y lo digo siendo respetuoso y sabiendo el daño que les ha hecho a las mujeres".

Cuando su padre murió, Martín volvió rápido a su rutina. "A los tres días me fui a bailar, porque yo quería. 'Bueno, murió papá, lloré, hice todo', pensé. Y eso que estuve en el momento en que dejó de respirar".

"Cuando empecé a tocar los 30 y pico, un día me di cuenta de lo que había pasado y fue un proceso muy doloroso el de darme cuenta después de mucho tiempo", agregó reconociendo que estuvo deprimido.

"Hace muy poquito mi ahijada, Selene, se me para y me dice: 'Me quiero ir a tu casa con vos a dormir y a jugar'. Yo que nunca tuve un pibe a cargo y que no cuidé ni una planta, me imaginé con ella y se me vino a la cabeza mi viejo... ¡qué responsabilidad es tener a una nena de siete años al lado tuyo a la que le tenés que dar de comer, hacerla dormir, todo!", opinó. "Ahí empecé a darme cuenta el valor profundo que tenían ese tipo tan cuestionado y esa mujer tan cuestionada en la adolescencia: mi viejo y mi vieja. Qué fuerte es saber que estuve en manos de ellos mucho tiempo siendo indefenso y que han hecho lo mejor para cuidarme".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.