No-Low Poo: la nueva moda en Hollywood es evitar lavarse el pelo

Los peinados tirantes de la diva mediática son su mejor opción cuando se trata de alargar la frecuencia con la que utiliza un shampú, que igualmente es uno hipernatural libre de químicos
Los peinados tirantes de la diva mediática son su mejor opción cuando se trata de alargar la frecuencia con la que utiliza un shampú, que igualmente es uno hipernatural libre de químicos
Por el exceso de químicos en el shampú surge entre las celebrities una insólita tendencia de la que Gwyneth Paltrow, Jessica Simpson y Kim Kardashian ya son fans
Malen Lesser
(0)
25 de septiembre de 2016  • 00:56

Si hay una tendencia que llegó para quedarse en la Meca del cine es la vuelta a lo natural. En varios aspectos, la "eco-vida" de muchos famosos es una realidad que se practica y contagia a los demás. Los consumos cotidianos son centrales para tomar consciencia. Y las estrellas siempre están a la vanguardia de estas movidas. Por eso, enseguida se anotaron en esta inesperada beauty trend.

La invitación de la corriente "No-Low Poo" es a cuidar el cabello de manera sana, natural y ecológica, dejando a un lado las agresiones de los productos que ofrece el mercado. Esto se debe a que entre los cosméticos, el shampú ("shampoo" en inglés, por eso el sufijo "poo" en el nombre de la tendencia) es uno de los que contiene más químicos y por eso la postura cobra fuerza entre los partidarios de llevar una vida más natural.

Melenas sin químicos

Un look al natural, Robert no usa ningún producto en su cabello ni para lavarse ni para lucirlo en la alfombra roja
Un look al natural, Robert no usa ningún producto en su cabello ni para lavarse ni para lucirlo en la alfombra roja

Jessica Simpson , Gwyneth Paltrow , Kim Kardashian , Adele y Nicole Scherzinger ya pregonan esta idea. Entre los hombres amantes de este hábito están Robert Pattinson , Johnny Depp y, se dice, hasta el príncipe Harry. Ellos, como los demás adeptos a esta iniciativa aseguran que los beneficios son múltiples. Por un lado, se cuida el medio ambiente, ya que se necesita menos agua para enjuagarlo. Por el otro, el cabello recupera su equilibrio, se ve fabuloso, saludable y brillante. Y es que cada vez que se utiliza shampú se pierden aceites naturales y el cabello desaprovecha su natural hidratación, a manos de los químicos que contienen estos productos. Eso hace que se genere más sebo para compensarlo y así vuelva a verse grasoso, con lo cual el ciclo se repite.

A la alfombra roja sin shampú

La primera en confesar que su estilista la incitaba a esta práctica fue Jessica Simpson. Fue duramente criticada y catalogada de “asquerosa”. Ella se defendió explicando que no se trata de no lavarse, sino de hacerlo con otras opciones que no impliquen químicos dañinos para el cabello. Se puede recurrir a higienizarlo con agua, bicarbonato de sodio, vinagre de manzana, o fitoshampoo artesanal con ingredientes como grosella espinosa de la India.

De esta manera, mientras los más radicales adhieren al "No Poo" (prescinden completamente del shampú), los moderados adoptan el "Low Poo" espaciando los lavados y utilizando productos más naturales.

La segunda valiente en admitir esta costumbre fue la artista británica Adele, que aseguró a la revista Glamour en 2008 que sólo limpiaba su pelo con agua. Luego llegaron las declaraciones de Robert Pattinson que admitió que su look capilar al estilo rebelde tiene un secreto: lavarse sólo con agua. Los rumores dicen que también el Príncipe Harry se subió a esta moda.

Otra estrella mediática que adhiere al método es la beautyadict Kim Kardashian. Es la más coqueta de las hermanas y admite que los químicos no son buenos para lucir un cabello espléndido. Por eso, sólo lo lava con productos naturales cada cinco días. Recurre a la planchita y los peinados hipertirantes hasta que le toca día de lavado.

Más allá de las buenas razones ambientalistas, aún no existen pruebas de que sea del todo saludable. La medicina tradicional ve de reojo este boom, ya que no lavarse el pelo del todo, podría producir trastornos como hongos, infecciones, grasa en exceso o costras en el cuero cabelludo. Entre tanto, los máximos gurúes de este lifestyle como Paltrow se anotan dejando las exageraciones de lado y admiten algunos productos orgánicos, libres de sulfatos, siliconas y parabenos (conservantes químicos), que no producen espuma, pero son excelentes limpiadores. Si hace algunos años alguien hubiera dicho que esto iba a ser moda en Hollywood, posiblemente nadie le hubiese creído.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.