Portia de Rossi, la esposa de Ellen DeGeneres, la defiende de las críticas

La esposa de la presentadora usó las redes sociales para defenderla
La esposa de la presentadora usó las redes sociales para defenderla Crédito: GROSBY GROUP
(0)
4 de agosto de 2020  • 14:21

Ellen DeGeneres ha sido una de las figuras intocables de la televisión de Estados Unidos durante décadas, pero ahora no estaría pasando por su mejor momento. La cómica y presentadora, de 62 años, se ha convertido en el centro de la polémica, luego de que varios de sus trabajadores la acusaran de crear un ambiente laboral tóxico y aseguraran haber sufrido maltrato laboral: desde comentarios racistas hasta despidos injustificados en The Ellen DeGeneres Show.

Estas acusaciones obligaron a la propia comediante a escribir una carta disculpándose con quienes se hubieran sentido tratados de manera injusta y asumiendo toda la responsabilidad porque su nombre "está en el título del programa". Una decisión que llegó después de que WarnerMedia, el conglomerado mediático que produce el programa, hubiera encargado una investigación independiente sobre ese ambiente laboral "tóxico" del que hablaron dichas fuentes.

Pero DeGeneres no está sola. Su esposa, la actriz Portia de Rossi, con quien lleva casada desde 2008, quiso mostrarle todo su apoyo. Lo hizo públicamente a través de las redes sociales, donde compartió con su más de 1.5 millones de seguidores en Instagram una imagen de un cartel en el que se lee "Yo estoy con Ellen". Una frase que también han compartido muchos de los seguidores del programa que no retiran su confianza en la conductora y han continuado a su lado. A ellos, De Rossi también quiso agradecerles. "A nuestros fans, los estamos viendo. Gracias por el apoyo", escribió la actriz en el mismo posteo. La presentadora, por su parte, mantiene el silencio en las redes sociales, donde suele ser muy activa. Su última publicación en Instagram fue hace cinco días para felicitar precisamente a una persona de su equipo; y, en Twitter, su último mensaje es de hace seis días, cuando subió un video de un fragmento de uno de sus últimos programas en el que ofrece dinero a una persona del público si consigue superar una divertida prueba.

La esposa de DeGeneres no fue la única que usó las redes sociales para mostrarle su apoyo. Otros amigos conocidos como la cantante Katy Perry también se puso de su lado. "Sé que solo puedo hablar por mi experiencia y no por la de otras personas, pero quiero reconocer que solo tengo recuerdos positivos de mi tiempo con Ellen y en el programa. Creo que todos hemos sido testigos de la luz y la lucha continua por la igualdad que ella ha traído al mundo a través de su show durante décadas. Te envío mi amor y un abrazo, amiga", escribió la cantante en dos mensajes en Twitter mencionando a Ellen DeGeneres, la segunda presentadora mejor pagada de la televisión estadounidense.

El mal ambiente viene gestándose desde abril, cuando el programa fue suspendido debido a la pandemia del coronavirus. Entonces la revista Variety contaba que los más de 30 empleados del programa no habían recibido ninguna comunicación por escrito de los productores sobre sus horas de trabajo, pagos o consultas sobre su salud durante más de un mes. El equipo, además, se enteró de que la productora había contratado a una compañía de tecnología externa para ayudar a DeGeneres a hacer el programa desde su casa. Además, según la citada publicación, les dijeron que se prepararan para un recorte salarial del 60 por ciento. Y días después llegó el desafortunado comentario de la presentadora que, desde su mansión en Los Ángeles de casi mil metros cuadrados, afirmaba sentirse "en prisión" durante la cuarentena por la pandemia.

"Como alguien que fue juzgada y casi perdió todo por ser quien soy [en referencia al ostracismo que sufrió cuando anunció su homosexualidad], realmente entiendo y siento una profunda compasión por los que son vistos de manera diferente o tratados injustamente o de manera desigual, o lo que es peor, son ignorados", escribió DeGeneres en su carta de disculpa, donde asegura estar "descubriendo" que hay personas que trabajan con ella que están hablando en su nombre y tergiversando quién es.

Por último, promete que las cosas van a cambiar, aunque no da más detalles, y asegura que se están tomando medidas, sin especificar cuáles. Según The Hollywood Reporter, el medio que tuvo acceso exclusivo a la carta de la presentadora, una de esas medidas sería despedir al productor Ed Glavin, unos de los señalados por malas prácticas en el programa que siguen diariamente dos millones y medio de espectadores.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.