Robert De Niro le reclama seis millones de dólares a una exempleada por "maratonear" Friends en horas de trabajo

Robert De Niro contrató personalmente a la demandada, que con los años ascendió a puestos superiores dentro de la compañía del actor
Robert De Niro contrató personalmente a la demandada, que con los años ascendió a puestos superiores dentro de la compañía del actor Crédito: The Grosby Group
(0)
21 de agosto de 2019  • 16:30

Robert De Niro y su compañía han demandado a una asistenta por "maratonear" la serie Friends en horario de trabajo. El actor acusa a la exempleada de ver 55 episodios en cuatro días y le reclama la suma de seis millones de dólares por pérdida de tiempo y malversación de dinero.

La afectada, Chase Robinson, ejerció de vicepresidenta de producción y finanzas de Canal Productions, productora del actor. A través de un comunicado, la firma sostiene que la demandada "desperdició cantidades astronómicas de tiempo mirando Netflix durante las horas de trabajo", debido a que, además de Friends, también habría visto en horario laboral otros veinte capítulos de Arrested Development y diez de Schitt's Creek.

"Ver programas en Netflix no era de ninguna manera parte o estaba relacionado con los deberes y responsabilidades de Robinson. Lo hacía por entretenimiento personal, diversión y placer en momentos en que le pagaban por trabajar", asegura la empresa.

A quien fue asesora de De Niro también se le acusa de acumular gastos desorbitados en hoteles y restaurantes, y de utilizar las millas acumuladas por el actor y contratistas para viajes personales. Desde Canal Productions aseguran que ha cargado a nombre de la compañía casi 19 mil dólares en diferentes establecimientos gastronómicos de Nueva York y unos 29 mil en taxis.

Robinson fue contratada personalmente por el actor como asistenta personal, y ascendió con los años. En 2008, se convirtió en vicepresidenta de producción y finanzas, con un sueldo de más de 270 mil dólares mensuales.

La empleada decidió dejar su puesto en abril de este año ante los rumores de un "posible sabotaje corporativo", y remitió un e-mail en el que calificaba como "ridículas" las preocupaciones sobre sus gastos. Más tarde, redactó una carta de recomendación para sí misma que el laureado actor se negó a firmar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.