Sofi Morandi: "Antes te decían que si eras influencer, eras una muerta de hambre"

Sofi Morandi habló de todo con LA NACION: su ascendente carrera, sus ataques de pánico y su temprana despedida del Cantando
Sofi Morandi habló de todo con LA NACION: su ascendente carrera, sus ataques de pánico y su temprana despedida del Cantando Crédito: Instagram
Antonela Minniti
(0)
28 de octubre de 2020  • 12:40

Tiene 23 años, 2.200.000 de seguidores en Instagram, mucho carisma y una energía arrolladora que traspasa la pantalla. Todo esto, y mucho más, hacen que Sofi Morandi se haya ganado el cariño del público y sea hoy una de las ocho nominadas a los E! People´s Choice Awards en la categoría "influenciador Latino de 2020", única representante nacional en la entrega de premios que se llevará acabo el 15 de noviembre en Santa Mónica, California.

"La verdad es que estoy emocionada porque no me lo esperaba. Es la primera vez que me nominan y además soy la única argentina, así que muchos nervios", dice feliz en una videoconferencia con LA NACION. "Ya empecé a publicar el link y la gente se está copando en votar. Vamos a hacer movida en redes", agrega desde el living de su casa.

A pesar del tiempo que lleva marcando tendencia a través de las redes sociales, lo que le abrió las puertas a mostrar su faceta como cantante, actriz y bailarina, por momentos Morandi no entiende cómo logró la popularidad que disfruta hoy en día. "A veces no me la creo en ese sentido y pienso ¡Qué loco! Pero a la vez hace cinco años que estoy creando contenido y en ese momento no había tanta gente haciendo cosas, no existía TikTok, Instagram era muy distinto... cuando hacía videos la gente me decía: "Estás loca ¿Qué te pintó?". Entonces ver esto es tremendo, fuimos una especie de pioneros".

- En el imaginario generar contenido para redes sociales parece una tarea fácil, ¿sentís que pusiste mucho de vos en construir tu perfil?

-Fue mucho laburo y es muy loco, pero como al principio era un juego para mí y la pasaba bien haciéndolo, no lo sentí así. Me gustaba guionar, en el proceso descubrí que disfrutaba editando videos, todo. Era divertido ver cómo iban subiendo los seguidores, pero no por una cuestión de números, sino por saber que a la gente le gustaba lo que yo hacía. Ahora miro para atrás y aunque lo percibo como si hubiese hecho solo dos videos, veo todo el trabajo y entiendo que laburé mucho a pesar de pasarla bien.

- Sos cantante, actriz y bailarina, pero llevás el rótulo de influencer, ¿te molesta esto?

- Creo que tuve suerte con eso porque me fui ganando mi lugar. En el "Bailando.", que entré como "la influencer", me fui como la chica que sabía bailar. Más allá de haber ganado el concurso, que no es parámetro porque lo ha ganado gente que no sabía bailar, eso me abrió las puertas para hacer comedias musicales. Cuando salí la gente sabía que bailaba. A lo que voy es que en ese sentido, si uno va estudiando y se forma, puede usar las redes para mostrarse. A mí me gusta mostrar que canto, que bailo, que me gusta hacer doblajes. Está bueno porque es como un currículum hoy en día. Creo que supe reflejar mucho eso, la gente lo tomó y hay reconocimiento, saben que estoy en otros proyectos y ambientes.

- ¿Sentís que hay cierto prejuicio ante la palabra influencer?

- Sí, sigue habiendo prejuicio, aunque no tanto como antes. Ahora decís que sos influencer y sospechan que tenés seguidores, que por ahí tenés movida, antes te decían que eras una muerta de hambre. A pesar de esto hay mucha ignorancia sobre qué implica ser influencer. Muchos no saben cuánto tiempo lleva o si tenés que guionar y editar. No saben que a los 21 años de repente tenés que juntarte con marcas muy grandes y te empezás a convertir un poco en tu propio jefe, lo que es todo un laburo. La gente desconoce ese mundo y piensa esto de "hace dedito y sube tres fotos". Lo desconocido siempre hace ruido, pero por suerte de a poco se está yendo ese mal juicio.

Un año en cuarentena

Sofi Morandi reflexionó sobre los ataques de ansiedad que tuvo en el 2019: "Está bueno ganarle a esa ansiedad y disfrutar del camino más que del resultado"
Sofi Morandi reflexionó sobre los ataques de ansiedad que tuvo en el 2019: "Está bueno ganarle a esa ansiedad y disfrutar del camino más que del resultado"

- Arrancaste el año protagonizando Kinky Boots en calle Corrientes. La obra era un éxito y de repente se paró todo por la cuarentena, ¿cómo lo tomaste?

- Creo que la peor parte se dio más adelante, los últimos dos meses de cuarentena. Fue como bajar de Disney a la meseta misma. Al principio era "volvemos en dos semanas", después, "volvemos en un mes", después en agosto y así, pero ahora digo: "¿Vamos a volver antes de la vacuna o no?". La esperanza está porque la producción era genial, trajeron la escenografía y el vestuario de Broadway y no puede irse todo a la basura, tiene que volver. En este último tiempo hice una especie de duelo porque me di cuenta que no me despedí de nadie, imaginate que hasta dejé cosas en el camarín. Pero hay que aceptarlo, yo prefiero volver cuando la gente no tenga miedo y si hay que esperar un poco más así será, porque encima hacíamos funciones a sala llena y era una fiesta. Me gustaría volver de forma segura para que el público lo disfrute.

- El año pasado contaste que tuviste algunos ataques de ansiedad y que comenzaste terapia, ¿cómo viviste el aislamiento frente a esto?

- Yo siempre fui muy ansiosa, algo de lo que no me enorgullezco, pero bueno. la cuarentena me enseñó que a veces está bueno volver a los procesos lentos. Muchas veces la ansiedad te gana y querés ver logros ya, empezás a hacer proyectos sin parar y tenés miedo de ir despacio. De repente uno quiere aprender piano y no lo va a hacer en dos semanas, seguramente pase un año hasta que puedas tocar algo, lo que te lleva a pensar que un año es un montón, porque ves a otras personas haciendo mil cosas y vos estás solo con eso. Está bueno ganarle a esa ansiedad y disfrutar del camino más que del resultado. El 2020 fue como un "Sofi, bancátela, ya va a llegar y lo mejor se hace esperar". Por suerte los ataques fueron solo el año pasado y se dieron porque estaba pasada de laburo, los pude ir controlando y la terapia me ayudó mucho.

Los ataques de ansiedad fueron solo el año pasado y se dieron porque estaba pasada de laburo, los pude ir controlando y la terapia me ayudó mucho

Su paso por el Cantando 2020

Después de participar en dos temporadas de "Bailando por un Sueño" y ganar la edición 2018, este año Morandi volvió a los estudios de Marcelo Tinelli para ser parte del Cantando 2020. A pesar de las expectativas que tenía para con el reality, su paso fue breve y en menos de un mes quedó afuera del concurso.

- ¿Cómo viviste tu paso por el Cantado?

-Fue muy loco, pero por suerte me re divertí. Me fui antes de lo que pensaba, lo que terminó siendo bueno porque ahora tengo tiempo para otras cosas. Además soy cero competitiva y lo que duró la pasé muy bien. El programa tenía algo bizarro, en el buen sentido, al igual que el "Bailando." en donde estaba Pachano con sus galeras, Moria y sus looks raros. Acá también hay personajes muy graciosos que lo dan todo, como espectadora lo disfrutaba. Estar en la productora y ver cómo se maneja ese mundo me fascina: las cámaras, los productores, ir a maquillaje, que te peinen y vistan, es un universo maravilloso.

- ¿Cómo viviste la eliminación?

-Yo iba viendo gala por gala qué surgía porque es un juego y puede pasar. Estuve de acuerdo con lo que sucedió porque me fui con Mica Viciconte que recién llegaba y solo había cantado un tema, por lo que me imaginaba que no la iban a sacar. Mica va bien al frente, es como patotera y lo da todo por el show, por el reality, seguro tenía más para ofrecer en ese momento y estaba bien.

- Ahora seguís todo por Twitter y no tenés problemas de opinar sin tapujos, ¿disfrutás el lugar de espectadora?

-Estuve dos años en el "Bailando" y ahora en el Cantando por lo que ya conozco mucho a la productora. Siempre me sentí cómoda y fui cero bardos, no me metía en quilombos. Me considero educada y obviamente si me enojo, me enojo, como este año que tiré un tuit de que no entraba. Soy impulsiva y las redes te dan cierta libertad, pero siempre va desde el lado del respeto y con educación.

- ¿Tenés algún favorito?

-Me gusta mucho Dan Breitman y obviamente soy muy amiga de Lizardo Ponce y de Lucas Spadafora, que es como mi hijito, mi sobrino artístico. Él me dice que soy su madrina artística y lo re banco obviamente, quiero que llegue a la semi.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.