Todas las perlitas del casamiento campestre de Isabel Macedo y Juan Manuel Urtubey

La actriz y el gobernador, disfrutando de su gran dia
La actriz y el gobernador, disfrutando de su gran dia Crédito: Instagram
Un repaso por los grandes y pequeños momentos que dejó la "boda del año"
Martín Artigas
(0)
25 de septiembre de 2016  • 13:38

En medio de una gran expectativa, Isabel Macedo y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey dieron el sí. La boda campestre se realizó en Finca de las Costas, a 12 kilómetros de la capital de la provincia norteña, y dejó muchas perlitas para contar...

Un caos ¿controlado?

Desde muy temprano, un centenar de fotógrafos, camarógrafos y cronistas se dieron cita frente a la entrada de la residencia oficial para cubrir el evento. A modo de gentileza, los novios decidieron montar un gazebo en el que se distribuía empanadas, agua y gaseosas para hacerle más amena la jornada a los trabajadores de prensa.

En un principio, todo iba bien: los invitados "tempraneros" detenía sus autos y, la mayoría, respondía a los requerimientos de bajar la ventanilla y hacer algunas declaraciones sobre sus expectativas frente a la boda. Pero, a medida que se acercaba la hora de civil, la fila de autos esperando por ingresar a la finca se incrementó, y las corridas se volvieron una constante.

El momento más álgido llegó cuando se anunció que los novios saldrían para hacer la foto de rigor y dialogar con los medios nacionales y locales allí apostados. Amontonados frente a la entrada, los empujones y los gritos estuvieron a la orden. Los recién casados, además, se hicieron esperar durante más de media hora, aunque finalmente cumplieron con su palabra.

La polémica por el vestido

La novia, con un diseño de Javier Saiach
La novia, con un diseño de Javier Saiach Crédito: Javier Corbalán / El Tribuno

Mucho se especuló acerca de cómo luciría la novia. ¿Iría de blanco? ¿Respetaría el estilo que adoptó desde que oficializó su romance con el gobernador salteño? El elegido para ejecutar el diseño fue el correntino Javier Saiach, que prometió un modelo "autóctono y glam".

Sin embargo, el vestido generó cierta decepción. No porque no estuviera a la altura, sino porque muchos esperaban algún detalle más "puna chic". Más romántico que telúrico, el traje fue confeccionado en organza de seda natural off white, corsage bordado y falda de campana doble con detalles en richeleau. El detalle bien salteño estuvo en el accesorio que lució en su cintura: una hebilla en flores y hojas, con los detalles de las iniciales de los novios, realizado por el orfebre Horacio Bertero

Políticos y famosos

Los invitados también habían despertado mucha expectativa. Porque, claro, la boda prometía reunir a personajes de la política y miembros de la farándula en iguales cantidades. Y, pese a que hubo grandes ausentes -como el presidente Mauricio Macri o el dirigiente del Frente Renovador, Sergio Massa-, muchos funcionarios, gobernadores y personajes influyentes se dieron cita al convite.

????

A photo posted by FrAnco (@francomasini) on

Entre los famosos, la mayoría de los que llegaron hasta el lugar fueron los actuales compañeros de Macedo en Amar después de amar, la tira que Telefé pondrá al aire durante 2017. Mariano Martínez , Franco Masini, Georgina Barbarossa y Federico Amador fueron algunas de las caras conocidas que llegaron hasta Salta para la ocasión. Tampoco faltó Oscar González Oro, que llegó junto a su pareja y "choluleó" desde su cuenta en Instagram.

El doble estándar del Pocho Lavezzi

Pocho, ¡bajá la ventanilla!
Pocho, ¡bajá la ventanilla! Crédito: Javier Corbalán / El Tribuno

Mucha decepción generó la llegada de Ezequiel Lavezzi al lugar. El volante de la Selección hizo buenas migas con Macedo en 2015 -cuando protagonizaron la miniserie e-Lovers-, y muchos esperaban que hiciera de las suyas ante las cámaras, antes de ingresar al lugar. Sin embargo, el Pocho ingresó a la finca raudamente, sin siquiera bajar la ventanilla de la camioneta que lo transportaba para dejarse fotografiar por la prensa. Eso sí: dentro de la fiesta, fue uno de los más solicitados por el resto de los invitados, y él cumplió con todos.

Lavezzi llegó acompañado de su novia, Yanina Screpante , que posó como buena modelo frente al altar montado para consagrar en matrimonio a los novios.

Celebrando??#wedding #salta

A photo posted by Yanina Screpante Oficial ?? (@yanaisok) on

La reunión de dos "ex"

En una fiesta con tantos invitados, todo es posible. Y, en la boda de Macedo y Urtubey se generó un encuentro inesperado: el de Benjamín Amadeo y Mariano Martínez , dos ex novios de Lali Espósito.

Claro que entre ellos no hay resentimientos -la actriz hizo público su romance con su compañero de Esperanza mía cuando ya se encontraba separada de Amadeo-, pero muchos estuvieron pendientes de qué pasaba entre ellos, si había algún "pase de factura" o alguna mala cara. Por suerte, nada de eso sucedió.

Una fiesta bien norteña

Lía Mera Figueroa, la madre del gobernador salteño, otra de las protagonistas de la jornada
Lía Mera Figueroa, la madre del gobernador salteño, otra de las protagonistas de la jornada

La fiesta duró 10 horas y tuvo todos los ingredientes de cualquier casamiento. Con una ambientación bien campestre, hubo buena comida regional, vinos salteños, música, baile y mucha emoción .

Además de los novios, la otra gran protagonista de la jornada fue Lía Mera Figueroa, la madre del gobernador, que justamente cumplía años ayer. Muy mimada por toda la familia Urtubey, la señora tuvo su espacio para soplar las velitas y pedir sus tres deseos.

Los números musicales tuvieron un lugar fundamental durante la boda. Tocaron Lo Tekis, Meno Fernández -líder de la agrupación Los Rancheros-, Gabriel Morales -finalista de Operación Triunfo 2009- y David Leiva, cantante de cumbia y concejal por Salta. Todo estuvo perfectamente cronometrado, tal como lo había planeado la ocasional wedding planner y hermana del novio, Soledad Urtubey.

Los últimos en retirarse fueron los sobrinos e hijos de Urtubey, que disfrutaron de la fiesta junto a sus amigos hasta que se terminó la música. Para la 1 de la madrugada, había regresado la tranquilidad a la residencia del gobernador.

La mini luna de miel

Luego de una larga jornada, los recién casados se retiraron de la residencia a las 22, listos para disfrutar de su noche de bodas. Tal como se anunció oficialmente, no habrá luna de miel por el momento -el gobernador, de hecho, retomará sus tareas el lunes mismo-, aunque sí un pequeño paseo por los Valles Calchaquíes. "Se trata de una sorpresa para la novia", aseguraban los allegados a la pareja.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.