En For All Mankind, la carrera espacial tiene otros ganadores: los soviéticos

Joel Kinnaman, conocido por su papel en The Killing, es aquí uno de los astronautas que intentan recuperar la delantera tras el arribo de los cosmonautas rusos a la Luna
Joel Kinnaman, conocido por su papel en The Killing, es aquí uno de los astronautas que intentan recuperar la delantera tras el arribo de los cosmonautas rusos a la Luna Crédito: Apple Tv+
Hernán Ferreirós
(0)
14 de noviembre de 2019  • 16:17

For All Mankind (Estados Unidos/2019). Creadores: Ronald D. Moore, Ben Nevidi y Matt Wolpert. Elenco: Joel Kinnaman, Michael Dorman y Jodi Balfour. Disponible en: Apple TV+. Nuestra opinión: buena.

La carrera espacial fue narrada muchas veces por el cine y la televisión, de modo más memorable en Elegidos para la gloria, de Philip Kaufman, excelente adaptación del best seller de non-fiction de Tom Wolfe. For All Mankind, estreno del nuevo servicio de streaming Apple TV+ da una vuelta de tuerca a esa historia ya demasiado conocida: las primeras escenas nos muestran la llegada del hombre a la Luna y el primer mensaje transmitido en vivo a nuestro planeta, enunciado en perfecto ruso por el cosmonauta Alexei Leonov. En efecto, estamos en una realidad alternativa en la que la Unión Soviética arriba unas semanas antes que los Estados Unidos a la Luna, un acontecimiento que desata una carrera espacial potenciada, como no existió en el mundo real, donde perdió fuerza luego de crear "el aviso publicitario más caro del mundo" para exhibir la superioridad tecnológica norteamericana. Aquí, unos Estados Unidos derrotados toman la posta para vencer a los soviéticos en el segundo paso: instalar la primera base militar en suelo selenita.

La decisión de tomar un desvío hacia una historia alternativa recarga los sucesos de incertidumbre, dado que, por ejemplo, no sabemos si el Apollo 11 podrá, esta vez, alunizar exitosamente. También abre el relato hacia nuevas posibilidades, tales como mostrar el empoderamiento de grupos oprimidos, como las mujeres y los gays, algo que se ha vuelto inevitable en la televisión norteamericana actual y difícilmente hubiera podido ser tema de un relato anclado en el 1969 real. Para cubrir el casillero faltante de las minorías desposeídas, también somos testigos de escenas en la vida de una familia de mexicanos ilegales en los Estados Unidos (su relevancia respecto de la carrera espacial se revela al promediar la serie). La presentación de estos personajes se opone, acaso involuntariamente, a la manifiesta corrección política del resto dado que, en montaje paralelo, se nos muestra que mientras los norteamericanos intentan cruzar el espacio que nos separa de la Luna, este grupo de mexicanos intenta cruzar el Rio Bravo hacia los Estados Unidos: una comparación de aspiraciones y desafíos que resulta brutalmente condescendiente.

Esta eficaz serie cobra vida cuando se concentra en la preparación de futuros (y futuras) astronautas y en el desarrollo de esta inédita carrera espacial. Lamentablemente, una parte del metraje de cada episodio se va en inanes dramas familiares de los protagonistas, en los que la narración y el interés pisan con fuerza el freno. El showrunner Ronald D. Moore ( Battlestar Galactica, Outlander) claramente quiso crear un cruce entre Mad Men y Apollo 13. El resultado esta lejos de ser un gran salto para la televisión, aunque puede ser un pequeño paso para Apple TV.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.