Evangelion: de qué se trata la serie de culto que Netflix sumó a su catálogo

Shinji en el centro de un elenco mayoritariamente femenino
Shinji en el centro de un elenco mayoritariamente femenino
Martín Fernández Cruz
(0)
22 de junio de 2019  • 00:21

Poco a poco, Netflix le da más cabida a la animación japonesa. A una considerable lista de títulos clásicos y modernos (que van desde la mítica Akira a los films de Hunter x Hunter), desde hace un tiempo la plataforma apuesta también a la producción de ficciones propias, como sucedió con Castlevania, Devilman o la inminente reversión de Los caballeros del Zodíaco. Pero el plato fuerte del catálogo llegó con la incorporación de Neon Genesis Evangelion, uno de los elefantes sagrados del animé japonés y una atrapante historia que nadie debe dejar pasar.

Evas versus Ángeles

Trailer de presentación en Netflix

00:56
Video

La acción comienza en 2015, una década y media después de un cataclismo mundial que mató a la mitad de la población humana y que fue denominado Segundo impacto. En el presente, la Tierra se encuentra sumergida en la lucha contra los Ángeles, una criaturas gigantescas que aparecen misteriosamente y destruyen todo a su paso. La única forma de derrotarlas es con los Evas, unos robots tamaño edificio que por particularidades en su configuración solo pueden ser pilotados por preadolescentes.

El Eva 01, piloteado por Shinji
El Eva 01, piloteado por Shinji

El líder del programa que coordina a los Evas es Gendo Ikari, un hombre introvertido del que nadie conoce absolutamente nada. Cuando una piloto llamada Rei queda al borde de la muerte en plena batalla, Gendo hace llamar a su hijo Shinji, con el que perdió contacto años atrás. El adolescente no quiere ser el títere de su padre, ya que aún lo persigue el dolor de una madre que murió demasiado joven y de un papá que lo abandonó luego de esa pérdida. Pero a pesar de eso, el joven acepta su misión y se convierte en el piloto de la unidad Evangelion 01. Con la entrada de Shinji en escena, los Ángeles intensificarán sus ataques, mientras poco a poco comienza a revelarse una impensada trama sobre quiénes son esos monstruos, que es el denominado "Proyecto de complementación humana", y qué rol juegan padre e hijo en la llegada de un apocalipsis que parece inevitable.

Un galería de complejos personajes

Una de las canciones más populares en la historia del animé

01:30
Video

Aunque a priori la trama no es de gran originalidad, la evolución de su argumento y la riqueza de sus personajes llevó a la serie a un elevado piso de calidad. Desde el vamos, Shinji Ikari es un héroe atípico para una historia de ciencia ficción. El joven protagonista es introvertido, temeroso, duda constantemente de sus habilidades y se define a través del vacío emocional que marcó no solo la temprana muerte de su madre, sino también la indiferencia de su padre. Como resultado, Shinji es alguien atravesado por mil inseguridades y una grave falta de autoestima.

Sin embargo, su realidad cambia cuando la misión de pilotear al Evangelion lo fuerza a establecer relación con nuevas personas que llegan a su vida, como sucede con Misato, una militar con la que debe ir a vivir. Ella es extrovertida, amante de la diversión y hasta frívola, y el contraste entre su personalidad y la del héroe se convierte en uno de los grandes motores del relato. Más adelante y con el correr de los episodios, aparece una rica galería de personajes secundarios entre los que se incluye a Rei Ayanami, la apática pilota del Eva número 0, o Asuka Langley Soryu, la enérgica adolescente rusa que llega al frente del Eva número 2. También entran en escena compañeros de secundario de Shinji, la prestigiosa Doctora Akagi, una expareja de Misato y varios miembros de NERV, la dependencia militar encargada de coordinar a los Evas. Y en el centro de esa gigantesca red que mezcla la lucha de poderes y las miserias personales, se encuentra la herida psique de Shinji, el joven de catorce años encargado de salvar al mundo.

Un Mazinger freudiano

Gendo Ikari, el anti ejemplo de padre
Gendo Ikari, el anti ejemplo de padre

El autor Hideaki Anno presenta su saga como la eterna lucha del bien contra el mal haciendo hincapié en la raza humana y el desesperado intento por no extinguirse. El de los robots gigantes es un género histórico en Japón y títulos en la línea de Mazinger Z aún hoy son de mucha popularidad. Por este motivo, en su superficie Evangelion solo parecía una idea más del montón, hasta que mostró un desarrollo inesperado.

Una vez que tuvo a los espectadores enganchados con la promesa de vistosas batallas de robots, Hideaki se detuvo en el conflicto que realmente le interesaba: el de las emociones que atravesaba Shinji, su temor al abandono y la obsesión por buscar la aprobación de su entorno. Con este héroe roto como motor del drama, la ficción bucea en las carencias afectivas de todos sus personajes porque para Hideaki Anno el eslabón que une a todos los individuos es el penar por aquello que los hace incompletos. Todos los protagonistas de la serie buscan algo que los llene, a pesar de tener la certeza que esa misión es inalcanzable.

En la serie hay una fuerte iconografía vinculada a la religión católica
En la serie hay una fuerte iconografía vinculada a la religión católica

Más allá de una influencia decisiva proveniente del libro El fin de la infancia, de Arthur C. Clarke, Hideaki priorizó para su historia el plano psicológico de sus personajes, con referencias a teorías de Freud y conceptos lacanianos. En un carril paralelo, el autor pobló su obra de referencias a la cultura católica y judía, incorporando elementos como el de Eva, Adán, los manuscritos del mar muerto y hasta la lanza de Longino.

Por cuestiones desconocidas, los capítulos subidos a Netflix no terminan con las muchas versiones de "Fly Me to the moon"

01:05
Video

Por otra parte, el devenir de los personajes, el hurgar en qué los impulsa a cumplir su tarea ( ¿lo hacen por deber, por vocación o por imposición?) y el analizar a los humanos a través de las capas que los conforman, lleva a Evangelion a coquetear seguido con la filosofía. "El dilema del erizo", parábola creada por Arthur Schopenhauer y que se cita en la serie, es clave para comprender la lógica emocional de estos atormentados héroes. De este modo, el título se convierte en una licuadora de influencias que lejos de alejar a los espectadores, los invita a rever varias veces los episodios con el fin de alcanzar el núcleo de la trama.

Animé con destino de culto

Una batalla coreografiada le permite a los Evas derrotar a un Ángel

01:09
Video

Hideaki Anno tenía 35 años cuando en octubre de 1995, Neon Genesis Evangelion se estrenó en la televisión japonesa. Encerrado en una profunda depresión, volcó sus angustias y temores en este proyecto dueño de una oscuridad inusitada para una serie de robots. Al comienzo el rating no la acompañó, pero pronto creció en el boca a boca y el público adulto se dirigió masivamente a descubrir el secreto de este relato de ciencia ficción. A finales de los noventa comenzó a distribuirse de manera internacional y junto a Cowboy Bebop se convirtió en el boom más importante de la animación japonesa a nivel global.

Argentina fue uno de los muchos países que se rindió a la fiebre de este animé. En noviembre de 1999, el canal de animación experimental Locomotion lo coronó como uno de los platos fuertes de su programación y en 2000 el cómic basado en la serie podía conseguirse de forma oficial en los kioscos argentinos. Por otra vía, y en una era muy previa a los Torrent, la venta de VHS ilegales provenientes de España también ayudaron a potenciar su popularidad en nuestro país.

"The End of Evangelion" fue un verdadero evento en Japón

01:14
Video

Su imparable suceso derivó en la producción de dos largometrajes animados. La génesis de estos proyectos nacieron por el descontento de los fans con el final de la ficción. Para el público, los últimos dos episodios fueron una fría despedida y por ese motivo Hideaki escribió un nuevo desenlace para la pantalla grande. De esta manera en 1997 se estrenaron Death & Rebirth, y The End of Evangelion. La primera película es simplemente un recuento de los momentos más importantes de los primeros 24 episodios, mientras que el segundo film propone un cierre mucho más espectacular, pero que a fin de cuentas, volvía a poner el foco en la conflictuada psique de Shinji Ikari.

En 2007 y con la popularidad de la saga intacta, Anno volvió a su gran creación a través de cuatro largometrajes que reescribieron la trama por completo, incorporando nuevos personajes y conflictos. De esa nueva tetralogía solo falta la última entrega cuyo estreno está pautado para 2020. Con el paso de los años, el mito de Evangelion no paró de crecer y nuevas generaciones de espectadores se dejaron cautivar por el fenómeno de esa serie de robots, que con casi 25 años a cuestas, aún es para muchos la pieza más importante en la vasta historia de la animación japonesa.

Netflix. Los 26 episodios de Evangelion, junto a los films Death & Rebirth y The End of Evangelion, se encuentran disponibles en el catálogo de la plataforma.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.