Netflix: Los enigmas de The OA regresan con realidades paralelas

Brit Marling, protagonista y guionista de la serie que regresa
Brit Marling, protagonista y guionista de la serie que regresa Fuente: LA NACION
Apocalíptica y lírica, la serie creada y protagonizada por Brit Marling vuelve con nuevos capítulos tras tres años de silencio
Hernán Ferreirós
(0)
22 de marzo de 2019  

La primera temporada de The OA fue lanzada por Netflix en 2016 sin aviso. Apenas un par de días antes de su llegada, surgió un tráiler online y luego vino esta serie envuelta en misterio, incluso desde el título, que hoy regresa con su segunda temporada. ¿De qué se trata?

La protagonista y guionista Brit Marling dijo en diálogo con LA NACION en el momento del estreno: "Creo que se trata de la capacidad sanadora de la narración. Hay una mujer traumatizada que no puede contar su historia a sus padres o al FBI. Necesita como audiencia a un grupo de jóvenes que están en un estado de transición y crisis como ella. Juntos forman una especie de familia y a través de su relato se crea una comunidad". Si esto no aclaró demasiado, aquí va el argumento (siguen spoilers): una joven llamada Prairie (interpretada por Marling), desaparecida durante siete años, regresa a casa, aunque inexplicablemente transformada: recuperó su visión y un mapa de cicatrices le cruza la espalda.

La primera temporada se divide entre su presente y el relato de qué sucedió en esos siete años. La palabra clave aquí es "relato", porque es Prairie misma quien cuenta su historia a unos adolescentes; en consecuencia, no sabemos cuánto de lo que dice es verdad. Según afirma, fue secuestrada por un científico (Jason Isaacs), que la sometió durante años a una terrible tortura: junto a otros captivos, era sistemáticamente ahogada y revivida momentos antes de la muerte.

Luego se revela que este comportamiento no era tan sádico ni gratuito como parecía. Las experiencias cercanas a la muerte tendrían la consecuencia de despertar capacidades ocultas de la conciencia humana (entre ellas, la de bailar como en el video de "Chandelier" de Sia). Esta curiosa danza, que los resucitados parecen haber aprendido en su experiencia extracorporal, se vuelve una suerte de ritual chamanístico de propiedades sorprendentes.

En el presente, empezamos a descubrir indicios que señalarían que el insólito relato de Prairie es falso, pero a la vez, sobre el final de la temporada, todo parece alinearse (aunque la serie deja muchos enigmas sin respuesta) y ser parte de un plan para prevenir una tragedia inesperada. Debe agregarse que la primera temporada concluye con su protagonista recibiendo un balazo en el pecho. Esto no impide que regrese en la segunda, e incluso desdoblada.

The OA incorpora en estos nuevos capítulos dos relatos paralelos: uno sucede en una realidad alternativa en la que Prairie es una heredera rusa y Barack Obama nunca fue presidente de los Estados Unidos. En la realidad original continúa su historia, dado que, al parecer, no murió (en el tráiler que anticipa este estreno se puede leer la palabra "sobrevive" en braille). El resto de la promo parece uno de los momentos más impenetrables de Twin Peaks, de modo que no es una gran ayuda, pero acaso anticipe un clima y una estética sorprendentes. Si esta serie trata sobre el poder curativo de la imaginación, hay que reconocer que la primera temporada tenía bastante de esa medicina. Habrá que ver esta segunda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?