Streaming: en P-Valley las estrípers son heroínas tan glamorosas como trágicas

P-Valley, la serie original de Starz, cuenta la vida de las dos mayores estrellas de un local nocturno en un empobrecido pueblo en el sur norteamericano
P-Valley, la serie original de Starz, cuenta la vida de las dos mayores estrellas de un local nocturno en un empobrecido pueblo en el sur norteamericano Crédito: Starz
María Fernanda Mugica
(0)
20 de agosto de 2020  • 10:11

P-Valley (EE.UU., 2020). Creadora: Katori Hall. Elenco: Brandee Evans, Nicco Annan, Elarica Johnson, Shannon Thornton. Disponible en: Starz Play. Nuestra opinión: muy buena.

Katori Hall creó una serie sobre estrípers que equilibra la dosis de erotismo que promete el tema con el dramatismo del trabajo y la vida personal en un pueblo del Delta del Mississippi, basada en su propia obra de teatro, Pussy Valley. El título perdió algo de provocación convirtiéndose en P-Valley para la televisión, pero hasta ahí llega la autocensura. La exposición de cuerpos semidesnudos y las escenas de sexo son bastante explícitas para una serie de TV, pero lo revolucionario no está en la cantidad de piel que se muestra, sino en el tratamiento inteligente y en profundidad de los personajes, su trabajo y las distintas expresiones de deseo e identidades sexuales.

Una joven, rebautizada como Autumn Night (Elarica Johnson), gana el concurso para amateurs del club de estrípers The Pynk y es contratada por Uncle Clifford, el jefe no binario del lugar, interpretado con enorme carisma por Nicco Annan. Su incorporación no es bien vista por Mercedes (Brandee Evans), la estrella del club, quien está a punto de renunciar para cumplir su sueño de abrir un gimnasio en el pueblo. Pero el motor de la historia no es esta rivalidad, sino el misterio sobre el pasado de Autumn, la fragilidad del futuro que Mercedes intenta construir para sí misma y la inminente posibilidad de cambio para el pueblo, encarnada en un proyecto de apertura de un casino.

Como sucede en las series de David Simon (The Wire, The Deuce), P-Valley se construye en distintas capas que se mezclan entre sí: lo personal, lo social y lo político. Las consecuencias del capitalismo, el machismo y el racismo, además de la manipulación religiosa, están representadas en estas historias de un grupo de personajes delineados de forma muy específica, que intentan sobrevivir en una de las zonas más empobrecidas de los EE.UU. y, algunos, todavía tienen resto anímico para soñar con un futuro distinto.

La puesta en escena llevada adelante por las directoras elegidas por Hall para esta primera temporada evitan presentar el mundo de las estrípers como glamoroso, sin tampoco estigmatizarlo. Hay en los planos una admiración hacia las acrobacias que estas mujeres realizan sobre el escenario y un reconocimiento al trabajo que conlleva, expresado, por ejemplo, en una escena en la que la música se corta para que el espectador escuche el esfuerzo físico que le cuesta a Mercedes llevar a cabo su rutina. Sin embargo, la noción de explotación, tanto de los cuerpos de las mujeres como de toda una población de bajos recursos y pocas esperanzas, es omnipresente e innegable.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.