The Morning Show: Jennifer Aniston y Reese Witherspoon compiten en un feroz concurso de popularidad

Reese Witherspoon y Jennifer Aniston en The Morning Show, serie que se mete detrás del mundo de las noticias matutinas, y cuyos primeros cuatro episodios ya se pueden ver por Apple TV
Reese Witherspoon y Jennifer Aniston en The Morning Show, serie que se mete detrás del mundo de las noticias matutinas, y cuyos primeros cuatro episodios ya se pueden ver por Apple TV Crédito: Apple TV+
Milagros Amondaray
(0)
14 de noviembre de 2019  • 00:47

The Morning Show (Estados Unidos, 2019). Creada por: Jay Carson y Kerry Ehrin. Basada en: Top of the Morning: Inside the Cutthroat World of Morning TV, de Brian Stelter. Elenco: Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, Steve Carell, Billy Crudup, Mark Duplass, Gugu Mbatha-Raw. Disponible en: Apple TV+ . Nuestra opinión: buena.

The Morning Show, la principal apuesta de programación del servicio de streaming Apple TV+, abre varios frentes desde su -algo desparejo- primer episodio. El conflicto se desata en la secuencia inicial, cuando "Chip" Black (Mark Duplass), productor del programa matutino del título, recibe un llamado que genera un efecto dominó: el coconductor del ciclo, Mitch Kessler (Steve Carell) es despedido por comportarse inapropiadamente con varias mujeres del staff. La noticia es publicada en el New York Times (quién la filtró pasa a ser el enigma narrativo), y tiene un resonante rebote dentro de ese microcosmos que es la producción de un programa prístino que se publicitaba como familiar, impoluto, exitoso dentro de su estilo conservador.

The Morning Show revela la estructura inamovible de un programa que se sostuvo por estar siempre encorsetado

De esta forma, The Morning Show aborda la compleja tarea de aludir al movimiento #MeToo, y lo hace trazando un ineludible paralelismo con Matt Lauer, el exconductor de Today que fue despedido del programa por múltiples denuncias de conducta sexual inapropiada en el ámbito laboral, decisión que fue anunciada al aire por su colega de NBC, Savannah Guthrie. De hecho, la serie originalmente concebida por el asesor político Jay Carson, incluye una poderosa escena en la que se muestra un detalle escalofriante del camarín de Kessler: un botón debajo del escritorio que activaba el cierre hermético de la puerta, uno de los datos que se desprendieron de la investigación sobre Lauer en 2017.

Al igual que en el caso de Guthrie, en The Morning Show sale a hablarle a los Estados Unidos "la esposa televisiva" del popular conductor, Alex Levy (interpretada magistralmente por Jennifer Aniston), quien se dirige al público que los acompañó por más de una década para disculparse por lo sucedido, y solidarizarse con las víctimas.

Jennifer Aniston y Steve Carell en The Morning Show
Jennifer Aniston y Steve Carell en The Morning Show Crédito: Apple TV+

En ese momento, la serie comienza a revelar sus verdaderas intenciones: exponer el artificio, mostrar el lado más oscuro de un morning show, desnudar la estructura inamovible de un programa que se sostuvo por estar siempre encorsetado. Levy debe leer el monólogo que le fue escrito para ella, no se mueve del guion, y nada de lo que enuncia deja expuesta su toma de posición. Aniston sale airosa de los cambios de tono que la serie no termina de dominar, y tiene sus secuencias jugosas cuando advierte que, mientras ese matrimonio televisivo se derrumba, ella debe encontrar el upgrade que la mantenga en el juego.

Por lo tanto, al enterarse que la cadena iba a despedirla antes de que el caso contra Mitch saliera a la luz, se ve obligada a tomar control de la narrativa y hacer una movida maestra que le garantice su perpetuidad. De esta forma, se adelanta a las intenciones del inescrupuloso Cory Ellison (un directivo personificado de manera brillante por Billy Crudup), y anuncia que la flamante incorporación a The Morning Show será nada menos que una mujer. Bradley Jackson (Reese Witherspoon), una reportera liberal sin filtro, es contratada como coconductora por mover la aguja de las redes sociales, y por dirigirse a una audiencia que el programa estaba perdiendo (o que quizá nunca tuvo), aquella que espera ver debates sobre el aborto, una conducción más laxa, y un enfoque progresista.

La gran apuesta de Apple TV+ recuerda a las producciones de Aaron Sorkin
La gran apuesta de Apple TV+ recuerda a las producciones de Aaron Sorkin Crédito: Apple TV+

Con ecos a los guiones de Aaron Sorkin -es imposible no remitirse a Studio 60 on the Sunset Strip y a The Newsroom-, pero con un ritmo menos pulido, The Morning Show incorpora el walk and talk del ganador del Oscar por Red social, y pone al descubierto el engranaje de ese programa que intenta despegarse de la debacle ocasionada por Mitch, desviando la atención hacia Bradley, esa figura novedosa que contrasta con la de Alex, mucho más medida y menos espontánea. Si tenemos en cuenta que tanto Aniston como Witherspoon también son productoras ejecutivas de la serie, uno esperaría que el planteo sea menos maniqueo de lo que es hasta el momento.

¿Necesitamos otra historia de mujeres compitiendo entre sí? ¿Se puede dar un giro de timón? En los primeros cuatro episodios emitidos, ya se empiezan a notar ciertos clichés, como el miedo de Alex a perder el cariño de su audiencia al verse opacada por su compañera, sumado al hecho de sentirse responsable de no haber advertido -aunque la serie sugiera lo contrario- lo que pasaba con Mitch en las sombras. The Morning Show tiene la posibilidad de sondear otro terreno, de erigir a Alex como mentora de Bradley, y de que ambas unan fuerzas contra el inescrupuloso sistema que las usa y desecha, con ejecutivos tan machistas como cínicos que especulan con el futuro de todo el equipo, y que fingen sorprenderse ante las denuncias de Mitch (la feroz crítica a la complicidad silenciosa era necesaria).

Aniston brilla en un papel lleno de matices
Aniston brilla en un papel lleno de matices Crédito: Apple TV+

De seguir por ese camino menos explorado, la serie lograría diferenciarse y ser el equivalente televisivo de Algo muy personal, el largometraje escrito por Joan Didion y su marido John Gregory Dunne, que también mostraba el back de un programa de noticias, y cómo se gestaba la química entre una periodista en ascenso y otro de vasta trayectoria que la inspiraba a convertirse en una mejor profesional. Habrá que esperar para ver si la serie de Apple TV+ -impecablemente filmada- se anima a dar ese salto, con guiones menos superficiales que se adentren en la incomodidad.

Hasta el momento, las mejores escenas de The Morning Show le pertenecen a Aniston, incluso aquellas en las que debería destacarse Steve Carell, a quien se lo ve perdido en un personaje que promete bucear en los grises del #MeToo, otra tarea titánica para una producción que ya tiene mucho entre sus manos, y una segunda temporada confirmada.

Trailer The Morning Show

01:08
Video

Dónde y cuándo verla. Los primeros cuatro episodios de The Morning Show ya están disponibles en Apple TV+, y cada viernes se emite uno nuevo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.