Vida y obra de dos artistas geniales

Natalia Trzenko
(0)
7 de septiembre de 2019  

Fosse/Verdon

Nuestra opinión: buena

(Estados Unidos/2019). Creadores: Thomas Kail, Steven Levenson. Elenco: Sam Rockwell, Michelle Williams, Aya Cash, Margaret Qualley. Disponible en: Fox Premium Series

¿Cómo contar la historia de quien ya se ocupó de hacerlo él mismo y de manera brillante? El obstáculo inicial con el que tuvo que enfrentarse la miniserie Fosse/Verdon no era sencillo de superar y el transcurso de sus ocho episodios resulta evidente que, por momentos, la narración logra elevarse y superarlos y, en otros, queda atrapado en la trampa de su propia criatura.

La gran mayoría de los espectadores que conoce la carrera y la vida del director y coreógrafo Bob Fosse llegó a él a través de All That Jazz, el film de 1979 en el que el propio artista decidió contar su vida utilizando al personaje de Joe Gideon, interpretado por Roy Scheider, como un alter ego que le permitió hacer una especie de obra póstuma y biográfica en vida. Una máquina creativa tan fascinante emocionalmente como compleja en su estructura. Algo que la miniserie creada por los veteranos de Broadway Thomas Kail y Steven Levenson y producida por el exitoso Lin-Manuel Miranda, intenta replicar a su modo.

Fuente: LA NACION

Para empezar, aquí el centro de la escena es compartido. Gwen Verdon, bailarina, actriz y tercera esposa de Fosse, integra el binomio del título que explicita el vínculo amoroso y creativo entre ambos. Interpretada por Michelle Williams, Verdon resulta un personaje repleto de matices.

Artista talentosa con un pasado complicado, que se convierte en musa inspiradora y socia creativa del ambicioso e inestable Fosse, la Verdon de esta miniserie baila, canta y actúa con una sensibilidad e inteligencia que luego intenta trasladar a su inestable relación con el coreógrafo, que la necesita tanto como la rechaza por su éxito. "Sos la estrella de esta película y ni siquiera trabajas en ella", le grita Fosse a Verdon, desesperado por justificar el fracaso de Sweet Charity, su primera película como director de cine. La búsqueda de un culpable para sus malas decisiones y el intento de esquivar responsabilidades será una constante en Fosse, al que Sam Rockwell consigue dotar de suficiente complejidad para no retratarlo solo como el estereotipo del artista genial y ser humano desastroso.

Para abarcar la vida de ambos artistas, los guionistas utilizan el recurso de la cuenta regresiva que se redefine en cada episodio. Puede ser, como el primer capítulo una marcación temporal para contar los años que le quedan de vida a Fosse o, como en el segundo episodio, poner en perspectiva cuanto le falta a Verdon para ganar su primer premio Tony. La herramienta narrativa funciona, aunque en la repetición pierda el impacto del principio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.