Argentina, tierra de amor y venganza: Torcuato tiende una trampa y logra atrapar a Bruno

Alicia idea un plan con el que su hermano finalmente puede atrapar a su mayor enemigo
Alicia idea un plan con el que su hermano finalmente puede atrapar a su mayor enemigo Crédito: Prensa Eltrece
(0)
9 de octubre de 2019  • 21:43

El día del casamiento de Malek (Franco Quercia) y Lorena (Agustina Benavides), Alí (Ariel Pérez de María) recibe una sorpresa: la aparición de un supuesto hijo de 21 años. Más allá de que el joven insiste, el hombre de confianza de Ferreyra se niega a asumir su paternidad. Malek, por el contrario, está dispuesto a relacionarse con su supuesto hermano. Paco (Mariano Saborido) también le da la bienvenida, pero el muchacho se revela como un terrible homofóbico y los abandona.

Por otro lado, el plan para rescatar a Lucía sigue en pie, pero la banda sufre algunos contratiempos. Torcuato (Benjamín Vicuña) encuentra en la calle a Bruno (Albert Baró) y comienza a perseguirlo. Y aunque el muchacho español logra esconderse en los túneles, esto sirve para que Ferreyra descubra de una vez cómo es que su enemigo se viene moviendo por la ciudad desde que llegó a Buenos Aires.

Después de una persecución por los túneles, uno de los matones de Ferreyra casi da con él, pero Bruno finalmente consigue llegar al conventillo.

Allí, a pesar de que Anna (Candela Vetrano) tenía miedo de que nadie concurra al cumpleaños de Abraham, finalmente todos asisten , incluida Sara (Florencia Dyszel), la madre adoptiva, y Severino (Francisco Andrade), el padre biológico.

Severino, en medio de la fiesta, le dice a Anna que si consiguen tres testigos que aseguren que es adoptado, pueden sacárselo a los Rowenstein. Córdoba (Diego Domínguez) no está de acuerdo con ese plan y por eso termina enojándose con su esposa. El español termina encontrando consuelo, una vez más, en Pirucha (Andrea Rincón). Luego le informa a su esposa su determinación: separarse por un tiempo.

Desde su encierro en el burdel, Raquel (China Suárez) logra comunicarse con Aldo (Gonzalo Heredia) y le explica que aceptó volver porque no tenía otra opción si quería ver a su hermana Alenka (Lourdes Mansilla) libre. "Ahora mi lucha está aquí adentro, con mis amigas. No vine para entregarme a Trauman (Fernán Mirás), sino para terminar con él", le explica.

Más tarde, descubre que uno de los clientes que el mafioso reservó para ella es Gabriel (Federico Salles), pero a pesar de que él intenta violentarse, ella le asegura que nunca va a acostarse con un asesino y se defiende a los golpes. Mecha (Soledad Fandiño), en tanto, le impide a Aldo que entre a la habitación de la Polaca. Ivonne (Andrea Frigerio), al fin, intercede y Moretti logra rescatarla cuando escucha que la están golpeando salvajemente. A pesar de que logra pegarle, Morel termina amenazándolo con una navaja.

En ese momento llega Trauman y recibe las recriminaciones de Ivonne por dejar que Gabriel se encuentre con Raquel. En ese instante, llega Julián (Tomás Kirzner) con otros oficiales y llevan detenido a Morel.

En la antigua mansión Morel, Libertad (Virginia Innocenti) le pregunta a Gallo (Matías Mayer) por qué quiere tanto a su hija Lidia (Minerva Casero). "El amor no es algo que se pueda, comprar, pedir y mucho menos exigir", le explica. Esa conversación sirve para que la mujer recuerde a su gran amor: Margot (Alejandra Radano).

Nélida (Mavy Yunes), en tanto, está a punto de llevarle la comida a Lucía (Delfina Chaves) pero es interceptada por Alicia (Mercedes Funes) y Torcuato, que descubren que en la bandeja también le lleva una carta de Bruno. Frente a esto, él enloquece, pero su hermana le propone un plan: responder la carta como si fueran Lucía y citarlo en las caballerizas.

Lucía y Nélida se dan cuenta de lo que ocurrió y por eso la mucama accede a dejarla escapar de su encierro para avisarle a Bruno antes de que caiga en la trampa. Alicia, una vez más, se hace cargo de la situación y le ordena a Alí que vuelva a encerrarla en su cuarto, pero ella decide envenenarse bebiendo el líquido con el que la empleada limpia los adornos.

Bruno y Córdoba, entonces, caen en la trampa, pero cuando llegan al lugar se dan cuenta de que la mujer que está con Torcuato no es Lucía sino Marie (Macarena Paz). Allí, son reducidos por los matones del mafioso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.