Chicos: Prix Jeunesse, para visibilizar la infancia real

En la serie de Pakapaka Con la cabeza en las nubes se cruzan explicaciones científicas con una visión poética.
En la serie de Pakapaka Con la cabeza en las nubes se cruzan explicaciones científicas con una visión poética.
Juan Garff
(0)
13 de junio de 2020  • 17:14

En tiempos de restricciones a la salida al mundo más allá de las cuatro paredes del hogar cobra renovada vigencia la presencia de la televisión, en particular para la infancia. Los chicos, naturalmente dispuestos a desarrollar su identidad a través de la interacción lúdica con sus pares, se ven aún más confinados que sus padres. Vale la pena echar entonces una mirada a qué es lo que ofrece la pantalla chica a lo largo y ancho del planeta para abrir ventanas, en especial durante la pandemia, pero también más allá de ella.

Es lo que hace el Festival Prix Jeunesse International, que se celebra cada dos años en Múnich. Acaba de analizar y dirimir sus premios en diversas categorías entre 98 finalistas de las casi 400 producciones televisivas para chicos y jóvenes presentadas de 65 países, esta vez con debates y ceremonia de premiación online.

Clorofilia, la serie del Canal Encuentro sobre la naturaleza argentina, conducida por Ailín Salas, quedó segunda en el Prix Jeunesse.
Clorofilia, la serie del Canal Encuentro sobre la naturaleza argentina, conducida por Ailín Salas, quedó segunda en el Prix Jeunesse.

Cinco producciones argentinas formaron parte de esa lista de finalistas. Una de ellas, el documental Clorofilia, la sed de las plantas, del canal Encuentro, quedó segunda en la categoría de No Ficción para audiencias de 11 a 15 años. En una escala de diez, quedó a apenas dos centésimas del puntaje de la ganadora Kids of Courage - Eva, una producción de gran despliegue de la televisión pública alemana ARD/SRW que recrea historias reales de niños confrontados a la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto.

Junto a Clorofilia, la serie documental sobre la naturaleza en Argentina, fueron seleccionados también como finalistas del Prix Jeunesse 2020 Cazadores de sonidos, de Papapaka, la serie animada Monstruos de la Guarda, de Malabar Producciones, Quma y las bestias, de Tamandua Estudio, y un bello corto de la serie Con la cabeza en las nubes, realizado por Ruth Kaufman, Diego Bianki y Raquel Franco para Pakapaka.

Con la cabeza en las nubes, una serie animada de Pakapaka, fue finalista para el Prix Jeunesse de cortos de tv.
Con la cabeza en las nubes, una serie animada de Pakapaka, fue finalista para el Prix Jeunesse de cortos de tv.

"Hay un verdadero impulso a la calidad en la televisión infantil en todo el mundo", dice Maya Götz, directora del Prix Jeunesse por correo electrónico a LA NACIÓN.. "Esto se debe al alto nivel de compromiso de algunas emisoras que, con mucha creatividad e incluso con pocos recursos, están tomando caminos innovadores como Cazadores de sonidos de Argentina. Por otro lado, hay redes globales como Netflix, Apple TV, etc., que invierten en la televisión infantil por motivos comerciales."

"Pero otra parte también existe la lamentable tendencia de que las emisoras, también las públicas o estatales, sólo proporcionan escasos fondos para la televisión infantil." Götz ve como resultado el dominio persistente de las series globales conformadas por los valores y el estilo de vida estadounidense. "Se pierde entonces lo que realmente mueve a los niños y jóvenes localmente, en términos del enraizamiento en su propia cultura e historia."

Un joven de origen somalí cuenta en King of Gulset su tumultuosa carrera hacia el liderazgo juvenil en una escuela en Noruega.
Un joven de origen somalí cuenta en King of Gulset su tumultuosa carrera hacia el liderazgo juvenil en una escuela en Noruega.

En tiempos de Covid-19. según Götz, se hizo especialmente evidente la importancia de la televisión infantil. "Si los niños están informados y pueden identificar las noticias falsas como tales, tienen menos miedo y pueden evaluar el peligro más adecuadamente."

Para destacar la relevancia de esta tarea se estableció en esta edición del Prix Jeunesse un Premio Especial de reconocimiento a los cortos informativos sobre prevención de la pandemia de la productora independiente mexicana Vientos Culturales, dirigidos a niños de comunidades de pueblos originarios en 30 de sus lenguas.

La misma productora recibió un premio especial de la Unesco y quedó tercera en la categoría No Ficción de 11 a 15 años con Kuxlejal, un documental que visibiliza los suicidios entre la juventud de los pueblos originarios, y refleja los sentimientos y conflictos que llevan a la sensación de que "la vida no vale nada".

"Kuxlejal muestra la lucha de las y los jóvenes por encontrar su identidad, hablar su propio idioma y comenzar a sentir que esto está bien. La película crea un puente de empatía entre generaciones y culturas", explica por WhatsApp desde Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas, Elke Franke, productora de Vientos Culturales.

"Una niña o un niño que nunca se ve representado en los medios de su país con su cultura, lengua, estrato económico, características físicas, podría pensar que no existe o que su existencia en este mundo, su voz, sus ideas, sus aspiraciones son insignificantes, lo cual se transmite a su perspectiva de vida e influye negativamente en la construcción de su identidad", señala Elke Franke. "Así sucede con los protagonistas de Kuxlejal. Nunca habían sido representados, la realidad de estos jóvenes era desconocida."

La problemática de Kuxlejai surgió de una nota de los informativos para niños ¡Noticias que vuelan! que produce Vientos Culturales y que se emiten por canales y redes locales de varios estados mexicanos. Este noticiero se alimentaba también de informes sobre chicos de otros países latinoamericanos, entre ellos con Alta noticia y Paka Data de Pakapaka, hasta que estos programas dejaron de emitirse por el canal infantil argentino.

Kuxlejal, una producción mexicana que visibiliza la realidad de chicos y jóvenes en comunidades de pueblos originarios.
Kuxlejal, una producción mexicana que visibiliza la realidad de chicos y jóvenes en comunidades de pueblos originarios.

"Los recortes de presupuesto de los canales públicos son inmensos en Latinoamérica, cada año bajan más", dice Franke. "La situación en cada uno de los países es distinta, pero la tendencia es similar."

"Cuando las niñas y los niños son escuchados, cuando se les provee plataformas donde pueden expresar sus ideas y opiniones, tendrán mejores posibilidades de desarrollar su autoestima y sus capacidades para definir, expresar y defender sus opiniones e ideas, y tendrán mejores posibilidades para denunciar y enfrentar situaciones de abuso, de injusticia", subraya la productora alemana radicada en México.

También King of Gulset, la producción de la televisión pública noruega NRK ganadora del Prix Jeunesse en la categoría Ficción para 11 a 15 años, pone en pantalla sin falsas correcciones políticas la vida de jóvenes en situación de vulnerabilidad y marginación: Un alumno de origen somalí en un suburbio de una ciudad noruega narra sus andanzas para erigirse en líder en su colegio, confrontando a los "populares" con métodos no siempre del todo lícitos desde las reglas establecidas.

"Los niños y los jóvenes necesitan noticias y documentales que hagan el mundo comprensible desde su perspectiva", resume Maya Götz. "Nuestro futuro dependerá de la educación política de la próxima generación y es aquí donde se debe invertir más."

La producción alemana Kids of Courage - Eva, recrea historias reales de niños en medio del horror nazi.
La producción alemana Kids of Courage - Eva, recrea historias reales de niños en medio del horror nazi.

Por: Juan Garff

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.