Corte y Confección: María Fernanda Callejón enfrentó un reto lapidario de Matilda Blanco