Esteban Lamothe: "Deseo que el país esté hermanado, que estemos todos juntos"

El actor habló con LA NACION en el marco de los festejos de Educando a Nina
Agustina Lumi
(0)
25 de julio de 2016  • 00:16

Esteban Lamothe está transitando feliz su primer gran protagónico en televisión. Es la estrella de Educando a Nina junto a Griselda Siciliani y la tira es uno de los éxitos de la pantalla chica. En el marco de los festejos por el furor de la ficción, charló con LA NACION, opinó sobre el tarifazo y confesó que no le gusta verse en pantalla.

-¿Cómo estás viviendo lo que pasa con Educando a Nina?

-Recontento, feliz. Imaginate que pensábamos que el programa terminaba ahora, en julio o agosto. Y sigue porque la gente lo mira. Así que espectacular. Es una bendición para un actor. Tener laburo y encima trabajar con gente hermosa como Griselda, Rafa, Slipak y muchos más.

-Evolucionó mucho tu dupla actoral con Martín Slipak en la tira. ¿Cómo lo sentís?

-Estoy feliz porque es un actor que admiro mucho y sabía que más allá de lo que dijeran los libros íbamos a hacer un trabajo bárbaro juntos. Como con Griselda y con Rafa. El personaje de Martín es hermoso. Siempre le digo que lo que diga le va a quedar bien. Tenía muchas ganas de actuar con Martín y con Rafa.

-¿Ves televisión?

-No miro casi tele. Me cuesta mucho verla. Miro a veces mi programa, pero grabado porque a esa hora estoy bañando a mi hijo, comiendo o con mi mujer que no la veo en todo el día porque está grabando también. Y la verdad tampoco tengo mucho tiempo.

-¿Qué ves cuando te ves?

-No me gusta verme.

-¿Y tu mujer te ve?

-No, no me quiere ver más. Me ve todo el día en casa, no me quiere ver en la tele… (risas). La verdad es que a veces lo vemos. Me gusta verme sobre todo los primeros capítulos para ver cómo va el personaje, el contexto. Eso es una responsabilidad. Este programa es el que más veces vi. En relación a otros, no lo abandoné. Como también tengo un rol tan importante, tengo que verlo para ver dónde estoy parado.

-¿Tu personaje va a cantar?

-No. Porque no sé cantar. Podría cantar doblado (risas). Me gustaría cantar con la voz de Cristian Castro. (risas). No sé ni cantar ni bailar. Si supiera, sería feliz. Amo a los actores de comedia musical. Fui una sola vez a ver a Natalie Pérez que era compañera de laburo y me volví loco con los actores de comedia musical porque no puedo creer que canten y bailen así. Encima actúan mientras hacen eso. Yo no podría. Están muy menospreciados los actores de comedia musical. Deberían pagarles el triple que a nosotros. Es impresionante el trabajo que hacen.

-¿Ya te llegó la factura de agua, de gas o de algún servicio?

-No tengo idea. Se encarga Julieta de eso. Pero a muchos amigos sí les llego y es un montón de plata. ¿Te digo la verdad? Es un desastre. Es un bajón. Yo porque tengo plata para pagarla porque nunca me fue tan bien como ahora. Podría mirar para otro lado y pagar como si nada pasara. Pero no soy así, no pienso así. Cualquier cosa que atente contra nosotros, no va. No tiene que ver con este gobierno, es con cualquier gobierno. No puede ser cara la luz, el agua…Nos tenemos que bañar, comer, prender la luz. Eso de estar abrigado adentro de la casa es cualquier cosa… (risas)

-¿Qué deseás para lo que queda del año?

-Tener salud, ir a la Virgen de Itatí a visitarla porque le hice muchas promesas…

-¿Cómo es eso?

-Soy re católico. Vivía en un barrio y la virgen de Itatí me ayudó mucho. No hace milagros pero mi voluntad más la de la Virgen, algo hicieron. Voy a ir a ver a la Virgen. Eso deseo. Y que el país esté hermanado, que estemos todos juntos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.