Estelita Muñiz volvió al país, luego de estar varada 50 días en un crucero: "No se lo deseo a nadie"

Estelita Muñiz, la ex de Luis Ventura, contó su experiencia tras pasar 50 días varada en un crucero debido a la pandemia de Covid-19
Estelita Muñiz, la ex de Luis Ventura, contó su experiencia tras pasar 50 días varada en un crucero debido a la pandemia de Covid-19 Fuente: Archivo
(0)
20 de abril de 2020  • 18:29

"Fueron dos semanas en un crucero que se transformaron en 50 días", contó Estelita Muñiz, exesposa del periodista Luis Ventura, que acaba de regresar al país luego de haber estado circulando por el océano Atlántico durante varias semanas, hasta que la embarcación recaló en Brasil.

"Pasamos por momentos caóticos, con muchas cuarentenas. Por fin volví a mi casa ayer a la tarde y estoy en cuarentena, más tranquila y cerca de mi familia. Aunque no puedo abrazar a mis hijos, los vi de lejos, y me llevan la comida hasta la puerta", detalló Muñiz en Confrontados. "No se lo deseo a nadie, es muy feo estar tan lejos de toda tu gente, a veces sin tener comunicación. Éramos 50 argentinos pasándola mal".

Luego, la exsecretaria de Roberto Galán dio más detalles de la odisea que le tocó vivir a partir de que se declarara la pandemia de Covid-19: "Después de no poder bajar en ningún puerto, terminamos en México y de ahí a Brasil. Fue una salida de película: seis micros que nos llevaban desde el puerto al aeropuerto. En una travesía llena de patrulleros y calles cortadas, y directo a pista para ir a San Pablo. El avión hizo una parada en Miami, y no pudimos bajar. Estuve en un hotel en San Pablo desde el 4 de abril. Yo pensaba constantemente en mis hijos. No sabíamos qué iba a ser de nuestras vidas".

"Cuando bajamos del barco nos enteramos que había un infectado de coronavirus y que era parte de la tripulación. En el barco no nos dijeron nada pero nos pusieron en cuarentena y no podíamos salir del camarote. Nos llevaban la comida. Creíamos que estábamos seguros, pero no. Fue horrible, y desde ese momento nadie pudo dormir, estábamos asustados. Nunca supimos la realidad", explicó con angustia. "Nos decían que la empresa tenía un charter pero que no lo dejaban entrar al país. Después, en el hotel de San Pablo, nos tomaban la temperatura dos veces por día. Por fin volvimos en un avión de Aerolíneas Argentinas que hizo una parada en Puerto Iguazú y llego a El Palomar ayer a la tarde. Fue un vuelo tranquilo. Todos con barbijos. Aplaudimos cuando llegamos al país. Fue muy emocionante", finalizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.