Polémica en el bar: un relanzamiento con tonos de humor de otra época

Marcelo de Bellis, Coco Sily y Mariano Iúdica
Marcelo de Bellis, Coco Sily y Mariano Iúdica Crédito: Captura Instagram
Martín Fernández Cruz
(0)
9 de abril de 2019  • 00:11

Luego de varios días de anunciarlo llegó la noche del relanzamiento de Polémica en el bar en la pantalla de América. Con la conducción de Mariano Iúdica , la mesa presentó a muchos miembros del staff permanente, más algunas incorporaciones. Con respecto al elenco estable, estuvieron Virginia Gallardo , Chiche Gelblung , Pablo Duggan, Gastón Recondo , Mauro Viale , Waldo Navia, Pachu Peña y Luis Ventura . Pero también dijeron presente Sergio Goycochea y Flavio Azzaro junto con los recién llegados Marcelo de Bellis, Coco Sily y Sol Pérez , quienes fueron apareciendo en el transcurso de la emisión.

Como suele ser regla en la mayoría de los ciclos de América, cuyo fuerte es el vivo y la capacidad de adaptarse a lo que esté pasando en ese mismo momento, Polémica en el bar comenzó con un tono marcadamente político. A los pocos minutos de iniciar la emisión, Iúdica se mostró sorprendido ante la inmediatez de una noticia que al parecer le modificó los planes. Se trataba de un audio del hijo de Samid asegurando que su padre había sido "extraditado ilegalmente" . Mientras el conductor aseguraba que "tenían un rating bárbaro" y que no "quería jugar esa ficha en ese momento" finalmente puso el audio al aire. Eso dio pié a un debate político un tanto informal, en el que entre otras opiniones, Ventura aseguró que todo se trataba de una puesta en escena porque "en este programa no se opera". Terminado ese segmento hubo espacio para el humor con la llegada del mencionado Coco Sily, e incluso con la extensa participación de un "falso" Oscar González Oro.

De esta manera, el relanzamiento de Polémica en el Bar, más que una renovación de estructura, fue un lavado de cara que apostó por fortalecer el esquema establecido. Sin embargo, y aunque pueda parecer redundante decirlo, hubo algunos momentos de humor que no pueden evitar sentirse fuera de tiempo. Más allá que la mesa central necesita de manera urgente una mayor participación femenina, el rol de Virginia Gallardo sigue siendo menor. La llegada de Sol Pérez tampoco parece reforzar un interés por darle más entidad a las voces femeninas, sino más bien por invitar al chiste que parece salido de un sketch de los ochenta. Eso sí, cuando Pérez llegó al estudio y el aplauso de los presentes fue desorbitado, Iúdica en tono burlón remarcó: "Por favor, estamos en el 2019 chicos, en serio".

En el final de la entrega, el conductor aseguró que la variedad de los integrantes del ciclo era fiel al espíritu de Gerardo Sofovich. Si bien eso puede ser cierto, y sin desmerecer los logros de ese histórico productor televisivo, la permanencia de ciertas estructuras no siempre garantiza la solvencia de un programa. Quizá entonces la clave del éxito esté, irónicamente, en no respetar a esos monstruos del pasado que por definición, pertenecen a otra época.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.