Silvio Soldán comparó el caso de Rubén Mühlberger con el de su expareja, Giselle Rímolo

Silvio Soldán comparó el caso de Rubén Mühlberger con el de su expareja, Giselle Rímolo
Silvio Soldán comparó el caso de Rubén Mühlberger con el de su expareja, Giselle Rímolo Fuente: Archivo
(0)
22 de mayo de 2020  • 17:22

"Cuando me enteré lo de Rubén Mühlberger y se me vino a la cabeza el caso Rímolo. No pretendo que nadie vaya preso porque yo lo pasé muy mal y fue muy injusto, pero ya pasó", reflexionó Silvio Soldán en Intrusos , haciendo un paralelismo entre el caso del "médico de los famosos" y el que en 2001 tuvo como protagonista a su expareja, Giselle Rímolo .

"La diferencia es que yo no decía que vayan a ver a Rímolo, sino que a mí me condenan por una palabra: 'doctorcita'. Yo me comí un garrón impresionante. Pasé más 63 días preso y me costó una fortuna", recordó el animador sobre el momento en que fue detenido, acusado del delito de estafas reiteradas. Y agregó: "Los artistas somos muy ingenuos, y yo me creo cualquier cosa. Para mí la gente mala no existe. Soy un gil total. Ninguno de los fiscales de ese momento me acusó y se dieron cuenta que fui un perejil. Nadie me encontró culpable de nada. Quizá entré como un caballo porque éramos pareja".

"Entonces, ¿detrás de Mühlberger hay un Soldán?", preguntó Jorge Rial, dando a entender que en ambos casos se necesitó de personas famosas para darse a conocer mediaticamente. "Yo creo que sí, que para que haya un Mühlberger también debe haber un Soldán. Alguien vinculado al mundo de la medicina te puede hacer creer cualquier cosa. Recuerdo que María Julia Alsogaray, que era Gardel en ese momento, iba todas las semanas al consultorio. Lo mismo el jefe de la Policía de ese momento, con su esposa. Y hasta un directivo del Ministerio de Salud, médicos, odontólogos, muchos profesionales. Nunca imaginé que lo que hacía era trucho", aseguró el conductor de Grandes valores del tango .

"Yo jamás saqué una moneda de ahí porque tenía mi vida y me iba muy bien. Una persona a quien no quiero mencionar le hizo creer a la Justicia que yo era el responsable de todo. Hasta dijeron que aplicaba inyecciones y jamás estuve en la 'cocina' de la cosa. Desconocía qué pasaba y solamente iba para sacarme unas manchitas de la cara. Giselle fue terrorífica y yo fui el primer y máximo damnificado", finalizó Soldán.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.