Top Five: las películas más divertidas de los últimos años

Una guerra de película: Ben Stiller en su pico como director
Una guerra de película: Ben Stiller en su pico como director Fuente: Archivo
El estreno de la secuela de Comando especial nos lleva a repasar otros grandes exponentes de la comedia; sumen sus favoritos a la lista
Milagros Amondaray
(0)
19 de septiembre de 2014  • 17:15

*1. UNA GUERRA DE PELÍCULA (2008, Ben Stiller)

Si se pensaba que Ben Stiller no podía superar el alto nivel de sátira que había cimentado con Zoolander, con Una guerra de película el actor-director redobló la apuesta, convirtiendo al film en el más sólido de su carrera si de ambiciones y resultados estamos hablando. Una guerra de película se las ingenia para erigirse tanto como una mordaz obra sobre el cine como industria que te come y te expulsa como un inteligente homenaje a géneros - siendo el bélico el primordial - y a paradigmáticas maneras de abordar la actuación (la famosa puja actores de método versus intérpretes instintivos). Asimismo, Una guerra de película ya es gloriosa desde esos quinces minutos iniciales, donde los falsos trailers que presenta nos dibujan el panorama de diversas personalidades que colisionarán al intentar llevar una megaproducción a buen puerto. Y no nos olvidemos del baile y los insultos de Tom Cruise , quien encontró en Les Grossman a uno de los mejores papeles de su carrera.

*2. JACKASS: LA PELÍCULA (2002, Jeff Tremaine)

Jackass, una topadora del género
Jackass, una topadora del género Fuente: Archivo

Es difícil elegir una de las tres hilarantes películas de Jackass dirigidas por Jeff Tremaine - quien recientemente volvió a unir fuerzas con Johnny Knoxville en Bad Granpa -, ya que todas son exponentes cómicos tan ajustados como aplastantes, aunque posiblemente la versión 3D sea la más extraordinaria. Jackass, como ya hacía en su envío televisivo, justamente busca pasarte por encima con una sucesión incesante de viñetas donde cada uno de los desafíos terminan ratificando qué gran potencial cinematográfico tienen en sí mismos y cuánto trabajo hay detrás de ellos (para más datos, Spike Jonze dejó su impronta en el guión). Por otro lado, Jackass desafía el prejuicio que tuvo que padecer por años por parte de sus detractores y se les ríe en la cara a quienes piensan que no hay mucho ingenio subyacente en esos gags. Por el contrario, Knoxville, Bam Margera, Chris Pontius, Steve-O y el fallecido Ryan Dunn concibieron una trilogía que bien podría ingresar no sólo en el podio de los mejores exponentes cómicos de los últimos años sino también en el de las mejores películas sobre, por y para la amistad.

*3. COMANDO ESPECIAL (2012, Phil Lord y Christopher Miller)

Comando especial, la brillante adaptación de la serie televisiva protagonizada por Johnny Depp
Comando especial, la brillante adaptación de la serie televisiva protagonizada por Johnny Depp Fuente: Archivo

La dupla Phil Lord-Christopher Miller se ha convertido en una gran noticia para el género cómico. Desde Lluvia de hamburguesas hasta La gran aventura Lego, sin olvidar la sitcom Brooklyn Nine-Nine, ambos han demostrado que el timing que el género necesita para poder funcionar les sale prácticamente de taquito. Comando especial (más conocida como 21 Jump Street), basada en la producción televisiva de Patrick Hasburgh y Stephen J. Cannell, está comandada por otra gran dupla, acaso más impensada: Jonah Hill y Channing Tatum . Si bien Hill está perfecto como Schmidt, la verdadera revelación del film es Tatum, quien explora un terreno desconocido con grandes resultados. Comando especial está llena de secuencias antológicas, desde esa suerte de corto que muestra los efectos de la droga sintética que deben confiscar hasta cualquier momento donde el bromance entre Schmidt y Jenko está digitado por los celos y la necesidad de afecto. Su secuela, que se estrenó en nuestras salas ayer y que carece de la luminosidad de Brie Larson, igual logra posicionarse casi al mismo nivel que su predecesora y, afortunadamente, es solo el segundo eslabón de una exitosa saga que ya tiene planeado continuar por largo rato.

*4. FORGETTING SARAH MARSHALL (2008, Nicholas Stoller)

Jonah Hill, Mila Kunis, Jason Segel, Kristen Bell y Russell Brand en la genial Forgetting Sarah Marshall
Jonah Hill, Mila Kunis, Jason Segel, Kristen Bell y Russell Brand en la genial Forgetting Sarah Marshall Fuente: Archivo

Todos los caminos de la comedia actual parecen conducir a Jonah Hill. El actor también es parte de Forgetting Sarah Marshall, la película de Nicholas Stoller (responsable de Eternamente comprometidos, una de las mejores comedias románticas de la década) que hace foco en el desamor que sufre Peter Bretter (Jason Segel) al ser engañado por su novia (Kristen Bell, la Sarah Marshall del título) con un rockstar llamado Aldous Snow. Forgetting Sarah Marshall, como todo film circunscripto en la denominada Nueva Comedia Americana, no se queda nunca en la superficie sino que explora la humanidad de sus personajes principales. Así, Sarah no es tan descorazonada como parece y Peter no es meramente una vícitima. En este sentido, la comedia no habla tanto de la infidelidad y sus consecuencias sino de cómo un cambio brusco en la vida de Peter lo condujo a poner en marcha sus propias ambiciones: la puesta teatral de un musical con marionetas y la autosuficiencia emocional. Asimismo, a Forgetting Sarah Marshall hay que agradecerle por ese bizarro vínculo entre Aldous y su entusiasta groupie Aaron Green, que disparó el spinoff Get Him to the Greek, con Russell Brand y Hill a la cabeza.

*5. BERNIE (2011, Richard Linklater)

Jack Black en Bernie, la pequeña gran comedia de Richard Linklater
Jack Black en Bernie, la pequeña gran comedia de Richard Linklater Fuente: Archivo

Tres años después de Me and Orson Welles, mientras filmaba Boyhood en simultáneo, y dos años antes de Before Midnight/Antes de la medianoche, Richard Linklater filmó Bernie en su Texas natal. Luego de leer un artículo del Texas Monthly sobre la fascinante historia real de Bernie Tiede, el director de una funeraria en Carthage que era tan adorado por su comunidad que hasta le perdonaron el haber asesinado a una de las mujeres más despiadadas del lugar, la anciana Marjorie Nungent, Linklater decidió llevar la historia a la ficción. Hizo las cosas bien: convocó al periodista responsable de esa columna a co-escribir el guión de Bernie y acertó, como casi siempre en su cine, a la hora de elegir a los protagonistas. Jack Black en el mejor papel de su filmografía, Shirley MacLaine totalmente fuera de control y Matthew McConaughey en pleno renacimiento actoral. Bernie es un mockumental (es decir, una suerte de falso documental) que retrata un hecho brutal con un espíritu tan encantador (la interpretación de Black colabora mucho en esto) que es imposible no disfrutarla como una gran comedia en lugar de la anatomía de un asesinato. Por otro lado, el film ratifica la diversidad de Linklater y su capacidad para ajustarse a absolutamente toda clase de relato.

Participación. ¿Cuáles son sus comedias favoritas de los últimos años?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.