La modelo que fue "la obsesión" de Madonna dio a conocer sus cartas: "Lo que hizo fue acoso"

La cantante le mandaba cartas para que la contacte luego de protagonizar con ella el rodaje del video Justify my love
La cantante le mandaba cartas para que la contacte luego de protagonizar con ella el rodaje del video Justify my love
(0)
23 de julio de 2018  • 10:38

Una modelo que fue top en los 90 reveló este fin de semana a The Sun que Madonna la "acosó" tras conocerla en el rodaje del video de la canción "Justify my love". Su testimonio sale a la luz cuando por estos días se subasta una de las cartas que la cantante le envió a la modelo, misiva que la mujer había ya vendido en 2004 por un poco más de 5 mil dólares.

" Madonna se obsesionó conmigo. Lo que ella hizo ahora se clasificaría como acoso y cómo ella me trató, ahora sería visto como inapropiado. En ese momento no me ofendió pero, mirando hacia atrás, me di cuenta de que alguien que, en ese momento, era mi jefe se aprovechó de mí", dijo Amanda Cazalet a The Sun.

Amanda, hoy, según una foto de su sitio web
Amanda, hoy, según una foto de su sitio web

Quien hoy tiene 53 años y dos hijos, es inglesa y tenía 25 cuando conoció a una Madonna de 32 en ese momento. La cantante, tras ver a Amanda en la pasarela del diseñador Jean Paul Gaultier, en París en 1990, la eligió para ser parte de su video. Según indica The Sun, la modelo era la musa de Gaultier para todas sus ilustraciones, espectáculos y campañas.

El rodaje del video fue en el Hotel Royal Monceau, en el centro de París. "Fue un trabajo extraño. Había estado modelando durante seis años para entonces, pero era la primera vez que estaba en un escenario así. Madonna contrató todo el piso del hotel, donde todos nos quedamos. Me pagaron poco menos de 6 mil dólares por los tres días ", recordó la modelo.

El video en el que Madonna se enamora de una modelo - Fuente: YouTube

05:00
Video

"Cuando entré a la habitación donde estaban filmando, me dijeron que comenzara a besarla [a Madonna] en una cama. Madonna y yo estábamos muy cerca, nuestras manos estaban una sobre la otra. No me ofendí [ante el pedido], en ese entonces yo era bisexual y actuaba, me pagaban por hacer un trabajo. No tuve problemas con mi sexualidad. Pero comenzamos a besarnos y Madonna repentinamente metió su lengua en mi boca. Seguí, estaba siendo profesional y ella era mi jefe. Sin embargo, no era parte de la descripción del trabajo. Me pusieron en una posición en la que no podía hacer nada al respecto", relató Amanda.

La carta de Madonna a Amanda Cazalet que está siendo subastada por Internet
La carta de Madonna a Amanda Cazalet que está siendo subastada por Internet

Seis meses después del rodaje, la modelo se enteró de que Madonna estaba interesada en ella. "Fui a la oficina de Jean-Paul Gaultier - contó- y me enviaron un montón de faxes de Madonna: cartas de amor en las que decía: ´Te encuentro atractiva, fantaseo con besarte otra vez´. Ella dijo que quería conocerme. Y allí estaban su número de teléfono y dirección".

La carta de Madonna a Amanda Cazalet que está siendo subastada por Internet
La carta de Madonna a Amanda Cazalet que está siendo subastada por Internet

Para ese entonces, Amanda estaba en pareja con un hombre. "Pero me sentí halagada. Fue genial tener a Madonna desesperada por mí". No obstante, ella nunca le contestó a la estrella y nunca le permitieron quedarse con los faxes que siguieron llegando a la oficina del modisto y que estaban dirigidos a ella. "Él no me los dio, solo me los mostró".

Más adelante, Madonna escribió una carta para que le entreguen en mano a Amanda. En la nota de 1991, que ahora se subasta y se espera que se venda por al menos 21 mil dólares, Madonna escribe: "Amanda, ¿cómo estás? ¿Dónde estás? ¿Por qué no me llamas? ¡Ponerse en contacto con vos es como tratar de seducir al Papa! (...) Creo que eres la mujer más bella del mundo. Me muero por besarte de nuevo. Fantaseo contigo todo el tiempo. Sé que estás casada y embarazada, pero no puedo explicar mi atracción, sin embargo está ahí. Me atraen muy pocas mujeres de esta manera. Desearía poder verte... por favor escribe... o llama... o manda un fax..."

Amanda, en los 90, cuando era una modelo top
Amanda, en los 90, cuando era una modelo top

Si bien Amanda no respondió, más adelante Madonna se contactó con la agencia londinense donde trabajaba la modelo para ir al cine con un amigo común, Steven Meisel, el fotógrafo que tomó las fotos para el libro de Madonna, Sex.

"Me sentí halagada. Nos encontramos en su hotel, la hermosa suite grande estaba llena de modelos. Madonna se dirigió hacia mí. Recuerdo que llevaba un pequeño vestido negro y sonrió cuando me vio. Me dijo que tenía que ir con ella y su conductor. Fue nuestra primera vez a solas en la parte trasera del automóvil. Ella me abrió su corazón. No se mencionó la carta o los faxes, pero ella habló sobre su padre, su hermano, y su madre. Ella dijo cuánto me admiraba por mi modelaje. Parecía sola y necesitaba alguien con quien hablar, estar, abrirse", dijo Amanda.

Ya en el cine, la cantante se sentó al lado de ella, "En el medio de la película apoyó su mano en mi pierna y susurró en voz baja: ´Te encuentro atractiva, ¿eso te desconcierta?´. A lo que respondí: ´Eso no me molesta para nada´, para dejar en claro que ella no me estaba volviendo loca, pero lo dejó así. Finalmente entendió: yo no tenía intención de seguir las cosas", explicó Amanda quien aclaró que es fue la última vez que se vieron.

En cuanto a la actual subasta de la carta que ella vendió de manera privada hace unos años porque atravesaba problemas económicos, dijo: "Nunca pensé que esto fuera a la arena pública. Manejé esto con dignidad y no quería exponer a Madonna, incluso después de la forma en que ella me trató".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.