Wos: el campeón mundial defenderá su título en Batalla de los Gallos

Foto: Jacobo Medrano, gentileza Red Bull
Foto: Jacobo Medrano, gentileza Red Bull
Yamila Trautman
(0)
29 de noviembre de 2019  • 10:44

"Estoy contento, un poco ansioso como siempre pero bien, con lindas sensaciones", dice Wos, y se lo nota muy tranquilo, sentado en una biblioteca de un palacio ubicado en el centro de Madrid. Es su primera vez en Europa pero la tercera vez que competirá en la final internacional de la Red Bull Batalla de Gallos, el enfrentamiento más importante del freestyle a nivel mundial. Wos, después de triunfar a nivel nacional en 2017, se quedó con el título internacional en 2018, que defenderá este sábado 30 de noviembre en el WiZink Center ante otros 15 MC´s del universo de habla hispana, incluido el argentino Trueno (campeón nacional de este año) y el mexicano Aczino, algo así como su némesis, contra el que ya se enfrentó en las últimas dos finales. Una nueva final Wos vs Aczino es lo que el público de la batalla querría ver y el último campeón está dispuesto a satisfacerlo: "Estaría bueno que suceda. Yo creo que se va a dar esa batalla, es bastante probable, excepto que el azar sea picarón".

Los últimos doce meses fueron clave en la vida de Wos, un freestyler voraz, dueño de una gran velocidad mental pero sobre todo, de rimas inteligentes que siempre intentan trascender el mero contenido superficial, las referencias básicas al aspecto o características de sus oponentes, los consumos culturales o los elementos de la vida cotidiana, acaso las temáticas más frecuentes en los enfrentamientos de este tipo. Wos siempre demostró que su discurso podía significar un compromiso social y político, desde su primera coronación, cuando pidió por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Este año llevó ese talento semántico a la música y editó Caravana, un disco de hip hop con recursos rockeros y letras reflexivas, que presentó en octubre en Groove y que en diciembre lo llevará a llenar dos fechas en el Luna Park. A sus 21, Wos comprende las dimensiones simbólicas de este hecho: "Es emocionante ver cómo en tan poco tiempo algo que quería y que tenía en mi cabeza proyectado, que ni sabía que iba a lograr en algún momento de mi vida, el hecho de poder tocar y llenar un lugar tan grande con mi propia música se dio en un plazo bastante corto", confiesa.

Es la tercera final internacional de tu carrera. ¿Hay diferencias en cuanto a la presión con respecto a los otros años?

La del año pasado fue la que más presión me generó porque era en Argentina, de local, y sentía esa responsabilidad. Ahora, además de no ser en mi país, estoy encarando otros proyectos así que al menos por dentro eso le saca presión al resultado. Igual me encantaría que esté bueno lo que pase, pero le saca la presión al único objetivo de ganar.

¿Cómo es la preparación en los distintos países, te informás de la coyuntura propia del lugar en el que competís?

Un poco pero no intento forzar nada, no ponerme a hablar de temas que no sé para generar un grito. En Argentina sí hubo cosas que hice relacionadas al contexto pero porque estoy más internalizado, en los países a los que voy intento ver algunas cosas que pasan pero no demasiado, que sea natural.

¿Cómo te informás?

A través de las redes sociales en donde quizás ves algo que pasa y buscás, googleás, YouTube, programas de radio online, tampoco es que soy un gran lector de información ni nada, simplemente con lo que me voy enterando y me interesa, busco.

¿Pensás que la incorporación de estas temáticas en las rimas y en tu discurso fuera de la batalla genera más compromiso en tus seguidores?

Depende de las personas. En general sí, aunque hay gente que le da lo mismo y gente que está en contra, la idea es variar con las temáticas, usar todo.

¿Qué pasa después de esta final?

En principio, el Luna Park. Me sorprendió que se agotaran las entradas, gratamente. Y en el verano seguiré haciendo música, no sé en qué formato ni qué pero hay muchas ideas y ganas de ponerme a trabajar.

¿Y vas a seguir con las batallas?

Me gusta dejarlo abierto a las ganas y no a una planificación previa. Lo dejamos ahí y cuando tenga ganas, lo haré.

CÓMO SERÁ LA FINAL INTERNACIONAL

El sábado 30 de noviembre, desde las 15:30 hora local, se podrá ver la transmisión en vivo de la final internacional de Batalla de Gallos a través de Red Bull TV. Los competidores argentinos, Wos (campeón internacional 2018, nacional 2017) y Trueno (campeón nacional 2018), se enfrentarán a 14 otros freestylers de habla hispana.

La necesidad del público de ver a Wos competir por tercera vez contra el representante de México Aczino quizás quede satisfecha en una nueva final. Por lo pronto, al campeón local no le parece para nada improbable ("Excepto que el azar sea picarón", dijo) y el mexicano comentó que "sería épico porque se definiría el bicampeonato a último momento". Y en este sentido, contó cómo se prepara para participar una vez más de la más grande de las competencias de freestyle: "Me veo al espejo y me digo que me relaje y no pierda el control. Soy como un boxeador, veo videos de mis rivales, veo cuáles son sus fortalezas y debilidades, veo con qué cartas les puedo jugar. De Wos por ejemplo, una de sus habilidades es que tiene mucha conexión con el público y mucha claridad para dar sus ideas, por eso hay que irle directamente con el golpe".

Este año, Uruguay estará nuevamente representado después de 13 años de ausencia en la Batalla por Franco, que contó sus sensaciones ante esta responsabilidad: "Siento un orgullo increíble por poder representar a mi bandera después de tantos años e intentar potenciar la movida de mi país. Somos un mercado muy chico, hay pocas competencias en escenario, falta difusión pero creo que el nivel está muy puesto para esto. Sé que es difícil pensar en Uruguay campeón del mundo pero mi mayor meta es dar un buen papel para que se nos dé la oportunidad el año que viene".

El caso de Estados Unidos también es especial. Después de 10 años sin Batalla, el evento tuvo lugar en Miami y permitió que el boricua Yartzi saliera campeón y obtuviera la posibilidad de visibilizar la escena de Puerto Rico ante el mundo: "En Puerto Rico no existen competencias que actualmente te clasifiquen a ninguna internacional. Si no fuera por esta oportunidad que se me dio a través de Estados Unidos, sería bien difícil poder participar. Y es un sueño hecho realidad porque las circunstancias me hacían pensar que nunca iba a pasar y por eso la voy a aprovechar al máximo para que no sea la última vez que mi país esté representado en la final", contó.

Aunque este año la final nacional argentina tuvo a dos mujeres entre sus participantes, Roma y NTC, aún ninguna representante del freestyle femenino pudo llegar a una internacional. Sin embargo, la creadora y conductora de Triple F (Federación de Freestyle Femenino), Taty Santa Ana, participará este sábado como comentarista y cuenta cómo se prepara para esa labor: "Armamos con un amigo un cuadro con características, curiosidades, descripciones de todos los competidores pero hay muchos debutantes por suerte". Cuando se le pregunta si piensa que el año que viene puede haber participación femenina en la Batalla final, no lo duda: "Obvio, pero tiene que ser argentina. Este año la rompimos".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.