Yanina Latorre se definió como una vacuna viviente por ser "inmune al coronavirus"