srcset

Decoración

Artístico y cosmopolita. El depto de una pareja franco argentina en Buenos Aires

Lucrecia Álvarez
Ana Markarian
(0)
11 de febrero de 2020  

Clément ya conocía bien Buenos Aires cuando empezó a buscar departamento para él y su novia, Justina, que estaba volviendo después de pasar seis meses en París. Encontró uno en una torre en el barrio que querían, y esperó a que ella llegara para visitarlos juntos. "Era un día nublado, el edificio todavía estaba en obra, pero la vista nos conquistó. Fue el primero y único que vimos: inmediatamente sentimos que era el lugar para empezar a vivir juntos", cuenta Justina Socas mirando a los jardines del imponente Palacio Devoto, obra del arquitecto Alejandro Bustillo.

Mesa baja de lapacho heredada y alfombra de yute (Ikea).
Mesa baja de lapacho heredada y alfombra de yute (Ikea). Crédito: Magalí Saberian

Historiadora del arte, curadora y artista, Justina encaró la ambientación con naturalidad. "Tuve la suerte de haber vivido en casas muy lindas, porque mi mamá es interiorista; ella siempre me pidió opinión y con el tiempo fui aprendiendo". La influencia de Clément también está presente, porque si bien es economista de profesión, además es músico y aficionado al arte: al margen de sus guitarras, en las paredes de la casa se mezclan varias obras de su abuela con otras tantas de Justina. Bella convivencia.

Sillón curvo (Laura O). Sillas 'Mar del Plata' (Hermanas Marcovecchio). Canasto (Sentido) con palmera (Vivero Mario).
Sillón curvo (Laura O). Sillas 'Mar del Plata' (Hermanas Marcovecchio). Canasto (Sentido) con palmera (Vivero Mario). Crédito: Magalí Saberian

Idea de Justina, la lámpara de canastos fue lo primero que mandaron a hacer y marcó el rumbo del interiorismo. El sillón se ubicó para aprovechar el gran panorama, sobre todo en las horas rosadas del atardecer, un espectáculo cotidiano que no deja de sorprenderlos.

Justina, disfrutando de la vista a los jardines del Palacio Devoto, una obra del arquitecto Alejandro Bustillo de 1937.
Justina, disfrutando de la vista a los jardines del Palacio Devoto, una obra del arquitecto Alejandro Bustillo de 1937. Crédito: Magalí Saberian

Justina y Clément junto a la mesa 'Tulip', sillón de ratán (ambos comprados por Mercado Libre) y sillas americanas (Soy Mi Casa).
Justina y Clément junto a la mesa 'Tulip', sillón de ratán (ambos comprados por Mercado Libre) y sillas americanas (Soy Mi Casa). Crédito: Magalí Saberian

"Le escapamos al color excesivo en la casa", dicen los dueños, que prefirieron rodearse de una paleta de tonos tierra con mucho blanco, fibras naturales y los vivos verdes de las plantas de interior.

Díptico de Josefina Vilela. Junto al monturero (Ricardo Paz), la etérea lámpara 'Parentesi', de Achille Castiglioni (Flos Italia).
Díptico de Josefina Vilela. Junto al monturero (Ricardo Paz), la etérea lámpara 'Parentesi', de Achille Castiglioni (Flos Italia). Crédito: Magalí Saberian

Mucha gente elige una obra 'para arriba del sillón' y creo que esa no es una buena aproximación. No es cuestión de decorar, sino de vivir con algo que busca un sentido
Justina Socas

Mesa y sillas de hierro (Mercado Don Toto) aprovechan al máximo la superficie del balcón. Una obra de gran formato de Nicolás Oyuela acompaña el recorrido del pasillo que desemboca en el escritorio.
Mesa y sillas de hierro (Mercado Don Toto) aprovechan al máximo la superficie del balcón. Una obra de gran formato de Nicolás Oyuela acompaña el recorrido del pasillo que desemboca en el escritorio. Crédito: Magalí Saberian

"Me inspiran los muebles antiguos, el color de los libros, el fuego, el blanco y el yute, que me resuena a Marruecos y al sur de España. Mi búsqueda es que los espacios huelan a cultura".

Sillón (Laura O) con funda de lino, alfombra redonda (La Redoute), silla 'Metal G ' (Quiu) y, sobre la mesa, lámpara 'Tertial' (Ikea).
Sillón (Laura O) con funda de lino, alfombra redonda (La Redoute), silla 'Metal G ' (Quiu) y, sobre la mesa, lámpara 'Tertial' (Ikea). Crédito: Magalí Saberian

Sobre la mesada, colador 'Copper' y recipientes para dip 'Queen menta' (todo de Binah Deco); en el desayunador, muffins, granola y cookies (Amo Mi Matcha). Las carbonillas son obra de Jutina.
Sobre la mesada, colador 'Copper' y recipientes para dip 'Queen menta' (todo de Binah Deco); en el desayunador, muffins, granola y cookies (Amo Mi Matcha). Las carbonillas son obra de Jutina. Crédito: Magalí Saberian

¿Cortinas de gasa y cuadros en la cocina? "¡Tengo cortinas y cuadros en toda la casa!", se ríe Justina. Hasta ahora no tuvo problema con ninguna de las dos cosas.

A tono con el piso de porcelanato símil madera, iguales a los del resto del departamento, el mueble de petiribí hecho a medida suma espacio de guardado sin imponer su presencia.
A tono con el piso de porcelanato símil madera, iguales a los del resto del departamento, el mueble de petiribí hecho a medida suma espacio de guardado sin imponer su presencia. Crédito: Magalí Saberian

Sillón vintage y banqueta de ratán (Sentido). Como mesa de luz, una silla antigua (Ricardo Paz) con una lámpara 'Tolomeo pinza' (Iluminación Agüero).
Sillón vintage y banqueta de ratán (Sentido). Como mesa de luz, una silla antigua (Ricardo Paz) con una lámpara 'Tolomeo pinza' (Iluminación Agüero). Crédito: Magalí Saberian

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.