srcset

Decoración

Buen ojo. Una arquitecta hizo su casa en Chacarita 15 años antes que fuera "in"

Viviana Alvarez
Carolina Etchebehere
(0)
3 de noviembre de 2019  

"Pelos y Tijeras" era el nombre de la peluquería que ocupaba parte del frente de lo que hoy es la casa de Mishal Katz, arquitecta, urbanista, diseñadora, curadora y también ceramista (sí, todo eso). Detrás del local, hacia el fondo, la construcción seguía con un pasillo, dos habitaciones y remataba con una prefabricada Kanmar. Así encontraron todo hace quince años, cuando el barrio todavía no estaba de moda. Todo lo contrario: a esa altura, la calle Rodney (la del bar que se hizo célebre gracias a la canción de Diego Frenkel), era un cementerio de autos confiscados por la policía. Sin embargo, Mishal, que tiene una mirada entrenadísima para ver más allá de lo aparente, detectó un potencial único en ese lote.

La dueña de casa con Paca, su fiel compañera, en la entrada -cuya puerta corre por dentro de la pared-, desde la galería hacia el living comedor. Los paños fijos en ángulo recto prolongan la vista desde el interior hacia el jardín.
La dueña de casa con Paca, su fiel compañera, en la entrada -cuya puerta corre por dentro de la pared-, desde la galería hacia el living comedor. Los paños fijos en ángulo recto prolongan la vista desde el interior hacia el jardín. Crédito: Magalí Saberian

"Ustedes ven algo que yo no veo", les decía el padre de Mishal a ella y a su ex marido, que también es arquitecto. Juntos en ese momento tomaron la acertada decisión de contratar a Laura Weinschelbaum para llevar adelante la construcción de ambientes amplios e integrados, vistas abiertas, líneas puras, distribución fluida y materiales que unifican y les dan una identidad clara a los espacios.

Metegol (Ejército de Salvación). Cerámicas de Portugal, España, México y Argentina de las décadas del 60 y del 70, combinadas con piezas hechas por Mishal (Salmón Tienda). Acrílico de Vero Madanes.
Metegol (Ejército de Salvación). Cerámicas de Portugal, España, México y Argentina de las décadas del 60 y del 70, combinadas con piezas hechas por Mishal (Salmón Tienda). Acrílico de Vero Madanes. Crédito: Magalí Saberian

La ambientación es un espejo de los viajes, los recorridos y las múltiples inquietudes de Mishal representadas en objetos comprados, hallados, atesorados o cuidadosamente buscados, que están en tránsito permanente. Como la vida.

El sillón modelo 'Bastiano' original de Scarpa es uno de los tantos hallazgos de Mishal en sus recorridas por los mercados de antigüedades. El tapiz fue encontrado dentro de un mueble antiguo.
El sillón modelo 'Bastiano' original de Scarpa es uno de los tantos hallazgos de Mishal en sus recorridas por los mercados de antigüedades. El tapiz fue encontrado dentro de un mueble antiguo. Crédito: Magalí Saberian

"No hay una configuración fija. Desde que nos mudamos, la ubicación de los muebles cambió varias veces. Antes, la mesa del comedor (Remates Capdepont) estaba donde ahora están los sillones, pero casi ni se usaba. Ahora el living está en conexión directa con la cocina"

Sillón (Wertheim) con género (Juana de Arco) y almohadones bordados diseñados por Mishal; y mesa baja 'La Pedrera', diseño de Barba Corsini. Además, edición francesa del Modulor, la obra en la que Le Corbusier detalla su sistema de medidas.
Sillón (Wertheim) con género (Juana de Arco) y almohadones bordados diseñados por Mishal; y mesa baja 'La Pedrera', diseño de Barba Corsini. Además, edición francesa del Modulor, la obra en la que Le Corbusier detalla su sistema de medidas. Crédito: Magalí Saberian

"El piso está hecho con tablas de maderas de descarte, algo que había visto en Barcelona, pero que acá hace quince años no se conocía. Costó mucho encontrarlo, sobre todo porque son 200 metros cuadrados, pero justamente eso era lo que quería: el ritmo único que le dan las vetas y los colores de placas diferentes", cuenta la dueña de casa.

A veces voy caminando, veo algo que me llama la atención, vuelvo y efectivamente vale la pena. Hay paletas y formas que están en mí desde hace mucho, que ya veía en la casa de mi mamá o de mi abuela
Mishal Katz

Los paños de las ventanas de la cocina, igual que las del resto de la casa guardan la proporción de 1/3 y 2/3. La repisa retroiluminada destaca parte de la colección de vajilla.
Los paños de las ventanas de la cocina, igual que las del resto de la casa guardan la proporción de 1/3 y 2/3. La repisa retroiluminada destaca parte de la colección de vajilla. Crédito: Magalí Saberian

"Usamos mucho la barra de la cocina. Aquí, desayunamos con mi hijo y comienza la charla antes de la cena con amigas. Dejar los estantes abiertos fue toda una decisión".

Mostrador antiguo (Mercado de Pulgas), mueble con cajones (Mercado Libre) que no sobresale porque está en un espacio hecho a medida. Lámpara colgante 'Ph5' (Louis Poulsen). Jarra y plato (Mishal Katz Cerámicas).

Vamos a la planta alta

Los paños de vidrio traen la luz de la calle. Mishal encontró una solución creativa y colorida para el perchero de la entrada. La escalera conserva unas sogas elásticas que puso como protección cuando su hijo era bebé. Obra del artista @fede_rundontwalk hecha en stencil sobre pallets.
Los paños de vidrio traen la luz de la calle. Mishal encontró una solución creativa y colorida para el perchero de la entrada. La escalera conserva unas sogas elásticas que puso como protección cuando su hijo era bebé. Obra del artista @fede_rundontwalk hecha en stencil sobre pallets. Crédito: Magalí Saberian

Según Mishal, tres aspectos marcan la identidad de la casa: la galería, que se prolonga hasta el living, el piso, de placas de maderas recuperadas (Patagonia Flooring), y el hall con techo de vidrio en doble altura, fuente de luz constante.

Video con recorrida y ritmo

Las ventanas del taller, que da a la calle, tienen la altura ideal para iluminar el ambiente y mantener la necesaria privacidad.
Las ventanas del taller, que da a la calle, tienen la altura ideal para iluminar el ambiente y mantener la necesaria privacidad. Crédito: Magalí Saberian

"Estoy acostumbrada a seleccionar objetos, creo que ese es mi talento: elegir, decidir, juntar gente, desarrollar ideas", cuenta sobre su rol como curadora en Salmón Tienda".

En su taller, Mishal pasa horas trabajando en sus piezas de cerámica. Desde hace algunos años decidió explorar el universo de la alfarería. De las clases semanales pasó a los cursos más especializados: modelado, transferencia y química para fabricar sus propios materiales y pigmentos.

En el cuarto en suite, la cama se apoya en una tarima con cajones y huecos en todo el perímetro. Camino de lana (Landmark). Almohadones en pana y lino (De Levie). Las mesas, de diseño, tienen estilos diferentes.
En el cuarto en suite, la cama se apoya en una tarima con cajones y huecos en todo el perímetro. Camino de lana (Landmark). Almohadones en pana y lino (De Levie). Las mesas, de diseño, tienen estilos diferentes. Crédito: Magalí Saberian

El género suizo de piso a techo que cubre el respaldo se lleva todas las miradas por el diseño, pero también por lo creativo del recurso que le da color a todo el ambiente. Detrás, más espacio de guardado, que nunca es suficiente, sobre todo en la casa de una diseñadora.

En uno de los extremos de su vestidor, Mishal armó un tocador con bacha instalada en una mesa comprada en el Mercado de Pulgas.
En uno de los extremos de su vestidor, Mishal armó un tocador con bacha instalada en una mesa comprada en el Mercado de Pulgas. Crédito: Magalí Saberian

Si algo abunda en el vestidor de Mishal son los accesorios, como los que hizo junto con su hermana en la tienda Las Katz. Aquí están están dispuestos de manera original en bowls y pies para masitas.

Un jardín en la ciudad

La galería tiene varias texturas, todas nobles. Un lecho de piedras marca la transición hasta el deck de madera.
La galería tiene varias texturas, todas nobles. Un lecho de piedras marca la transición hasta el deck de madera. Crédito: Magalí Saberian

"Otra gran decisión arquitectónica fue la losa que funciona como galería, que es el símbolo de la casa. En 15 años tuvo varias ambientaciones; aquí pasamos casi todo el año, salvo cuando hace mucho frío".

Un juego de mesa y sillas de exterior a centímetros del pasto.
Un juego de mesa y sillas de exterior a centímetros del pasto. Crédito: Magalí Saberian

Mejor si lo ves con música. Crédito: Mariana Milanesi

01:00
Video

"Cuando encontramos este lote, yo lo único que veía era una cantidad de metros cuadrados increíbles y la posibilidad de tener un jardín en plena ciudad, un oasis impagable"

Juego de platos pintados a mano (Mishal Katz Cerámicas). Almohadones batik (De Levie).
Juego de platos pintados a mano (Mishal Katz Cerámicas). Almohadones batik (De Levie). Crédito: Magalí Saberian

La pared de ladrillos quedó como un testigo de los orígenes de la construcción. La de enfrente, vista más arriba, está cubierta por una trepadora: hay lugar para que la naturaleza se exprese.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.