El fitness acuático: beneficios y contraindicaciones

Crédito: Shutterstock
Malú Pandolfo
(0)
31 de mayo de 2019  • 19:09

No sólo aquagym. En la pileta es posible realizar cualquier actividad física de las que se practican afuera del agua. Con el plus de que allí desaparece el impacto propio de muchas de ellas. Para realizar todo el año y aptas para todas las personas, no es requisito saber nadar.

Hace años que se oye hablar de la gimnasia acuática. Ésta evolucionó sumando intensidad, a la medida del alumno. Hoy el aquagym es la madre de todas las demás actividades acuáticas, que son las mismas que se ofrecen en los gimnasios tradicionales. Aquagym es gimnasia en el agua, que puede incluir otras técnicas, como boxtraining, o ser simplemente gimnasia localizada. "Durante muchos años era vista como una actividad limitada a la tercera edad. No es así. Cuando viene un hombre o una persona joven que no conoce la actividad, sienten el trabajo intenso desde el primer momento", asegura Tamara Seri, instructora certificada de AEA Argentina (Asociación de Ejercicios Acuáticos) y coordinadora de actividades acuáticas de Open Park sede Club.

Hoy, más allá de aquagym, las propuestas acuáticas son tan variadas como las que tiene un gimnasio. Las ventajas son muchas: "en el agua se evita la lesión que podrían ocasionar ciertos movimientos. Ésta sirve de amortiguador, permitiendo realizar todo lo que pide el profesor. El agua, además, reduce el peso corporal. Entonces, si viene una persona con exceso de peso, sus rodillas no lo van a sentir adentro del agua", explica Seri. Hoy en día existen hasta cintas para poner adentro del agua: aquarunning. "Todo se adapta al medio, buscando los tiempos de agua que se diferencian de los tiempos de tierra. Las actividades acuáticas crecieron muchísimo", afirma.

Crédito: Shutterstock

El fitness acuático apunta a cualquier persona. "Yo tengo alumnas desde 80 años hasta chicas de 16. El agua produce como un masajeo constante. Si la señora de 80 años va a la clase de bicicleta va a poder pedalear toda la clase. El agua genera un masaje y al estar pedaleando, realiza una presión sobre las piernas, generando retorno sanguíneo. Una chica más entrenada va a pedalear en todas las posiciones: va a pararse, va a sentarse. Vamos regulando los niveles de intensidad", añade la profesora.

¿Por qué actividad física adentro del agua? "Porque a cierta edad el cuerpo lo pide. Y la gente joven lo elige porque el solo hecho de mover los brazos adentro del agua es como estar usando una pesa. Está la resistencia del agua que frena cualquier movimiento, desplazamiento o empuje. Desde el momento en que una persona entra al agua, trabajan los abdominales para estabilizarla para que no se caiga, porque allí hay un movimiento constante", aclara la instructora.

Cualquier actividad realizada adentro del agua "es ideal para personas con algún problema en las rodillas, excedidas de peso o que vengan de alguna lesión. Acá pueden seguir trabajando sin riesgo de volver a lesionarse", destaca. Los resultados son excelentes para descenso de peso y para tonificar. Las clases de circuitos, de box y de hiit son ideales para esto último.

Crédito: Shutterstock

Las principales variantes son:

Aquagym: es una clase aeróbica donde se pueden realizar ejercicios localizados y de fuerza. Se trabaja con coreografías y ejercicios en el agua en posición vertical, en flotación o de pie. Se moviliza todo el cuerpo.

Aquayoga: tranquila, su fin es relajar y estirar. En posición de pie, se ejecutan las figuras de los guerreros, de equilibrios, torciones y todas las posturas de pie. Se trabaja con la concentración en el abdomen y las respiraciones, combinándolas con los movimientos. Se toma del yoga todo lo que se puede hacer en el agua. Puede realizarse con distintos elementos como tablas que flotan y resulta lo mismo que yoga en el suelo.

Aquacycling: se practica en una bicicleta fija en el agua que tiene reguladores y unas paletas que generan la resistencia para hacer los movimientos, que son de brazos y de piernas, en distintas posiciones sobre la bicicleta. Apunta especialmente a un entrenamiento de piernas y glúteos. También favorece los brazos. El estar en el agua contribuye a movilizar más partes del cuerpo, sin ayuda de ningún otro elemento.

Aquafunctional o aquacircuit: se va pasando por distintas estaciones o circuitos. Es una clase intensa que requiere algo de entrenamiento. Se utilizan steps, bicicletas, trampolines para agua, mancuernas, bandas y pelotas para realizar los ejercicios en el agua.

Aquahiit: es una clase más corta, de 45 minutos. El nivel de entrenamiento es mucho más intenso. No se recomienda para principiantes. Son ejercicios de alta intensidad que incluyen saltos, corridas y desplazamientos con una pausa. Requiere contar con un entrenamiento previo porque la clase es más activa para que la persona en esos minutos logre hacer su mayor esfuerzo.

Aquaboxtraining: son ejercicios con golpes, patadas y saltos, similares a los presentes en un entrenamiento de box.

Aquarelax: es una clase dinámica que abarca meditación, estiramiento y ejercicios del core. El objetivo es relajar.

Beneficios

  • Permite que cada uno trabaje a su ritmo, según lo que el cuerpo puede hacer.
  • Favorece el retorno sanguíneo.
  • El agua actúa como un amortiguador.
  • En el agua el peso corporal disminuye entre un 10% y un 90%, que es cuando el agua llega a los hombros.
  • Las personas se sienten muy cómodas en este medio.
  • Sirve para relajarse o para entrenar.
  • Es apta para personas de todas las edades.
  • Es beneficiosa para personas con artritis.
  • Mejora la calidad de vida.
  • Tiene excelentes resultados en el descenso de peso y tonificación muscular.

Contraindicaciones

  • Ninguna, no obstante, se debe informar al profesor la existencia de alguna lesión o la necesidad de rehabilitación.

Las mujeres embarazadas realizan la actividad elegida hasta las posibilidades de cada una. Los límites los pone cada persona. Llegado el caso, el profesor dará opciones para poder seguir con la clase.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.