Insólito: crean un búnker para guardar galletitas en caso de que un asteroide impacte contra la Tierra

En Noruega, una conocida marca de galletitas construyó un búnker de hormigón para almacenar sus productos y evitar su desaparición ante el -improbable- impacto de un asteroide en noviembre
En Noruega, una conocida marca de galletitas construyó un búnker de hormigón para almacenar sus productos y evitar su desaparición ante el -improbable- impacto de un asteroide en noviembre Crédito: Instagram
(0)
27 de octubre de 2020  • 10:42

El próximo 2 de noviembre un asteroide volará cerca de la Tierra. Ante la posibilidad de un -improbable- impacto con nuestro planeta, la empresa que fabrica las Oreo construyó una bóveda de hormigón para albergar a las icónicas galletitas de chocolate y crema.

En el marco de su proyecto bautizado "Banco Mundial de Oreo", la empresa edificó un búnker de hormigón en Noruega para poder almacenar las galletitas. La idea surgió después de que sus empleados leyeran un tuit de una fanática. "¿Quién salvará las Oreo, en caso de que el asteroide 2018 VP1 impacte contra la Tierra?", preguntó la usuaria.

Oreo guardó galletitas en una bóveda por si un asteroide impacta contra la Tierra

03:04
Video

El cuerpo celeste, conocido como 2018 VP1, tiene una posibilidad real pero extremadamente pequeña (del 0.41%) de entrar en la atmósfera de nuestro planeta. Incluso si se diera este caso, la roca de dos metros se desintegraría. Tanto es así que la NASA no lo califica como un objeto peligroso. Sin embargo, la empresa no quiso arriesgarse y construyó el búnker para proteger a sus galletitas en caso de una catástrofe.

El diseño de la bóveda está inspirado en el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, que contiene los granos de miles de plantas de cultivo de todo el mundo y está destinado a preservar el legado botánico de la humanidad contra los desastres naturales y los causados por humanos. De hecho, ambas instalaciones se encuentran cerca, elevadas sobre el permafrost del país nórdico.

Los paquetes de galletitas están envueltos en bolsas de mylar, que pueden soportar temperaturas de menos 60 grados Celsius hasta 150 grados, y son impermeables a las reacciones químicas, a la humedad y al aire
Los paquetes de galletitas están envueltos en bolsas de mylar, que pueden soportar temperaturas de menos 60 grados Celsius hasta 150 grados, y son impermeables a las reacciones químicas, a la humedad y al aire Crédito: Instagram

"Como precaución adicional, los paquetes de Oreo están envueltos en bolsas de mylar, que pueden soportar temperaturas de menos 60 grados Celsius hasta 150 grados, y son impermeables a las reacciones químicas, a la humedad y al aire", afirmaron los ejecutivos de la marca.

El asteroide que los astrónomos no vieron

Los asteroides están más cerca de lo que todos creen. A finales de agosto pasado, uno del tamaño de un auto pasó cerca de la Tierra y tomó por sorpresa a los expertos, quienes admitieron que no lo vieron venir. Según indicaron, el cuerpo celeste estuvo a la distancia "más corta" jamás registrada.

Oreo edificó un búnker de hormigón en Noruega para poder almacenar sus galletitas luego de que un empleado leyera el tuit de una fanática de la marca que preguntaba: "¿Quién salvará las Oreo, en caso de que el asteroide 2018 VP1 impacte contra la Tierra?"
Oreo edificó un búnker de hormigón en Noruega para poder almacenar sus galletitas luego de que un empleado leyera el tuit de una fanática de la marca que preguntaba: "¿Quién salvará las Oreo, en caso de que el asteroide 2018 VP1 impacte contra la Tierra?"

El asteroide conocido como 2020 QG tenía el tamaño de un automóvil y pasó a 3000 kilómetros de nuestro planeta. Es la aproximación más cercana que jamás se haya visto de un asteroide. Sin embargo, lo más preocupante fue que los astrónomos ni siquiera lo tenían en el radar y no se enteraron de su presencia hasta que ya había pasado.

"El asteroide se acercó sin ser detectado desde la dirección del Sol. No lo vimos venir", afirmó Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA, en el sureste de California.

Por esta razón, el fabricante de Oreo considera a las galletitas un legado indispensable de la historia de la humanidad y no se quiere arriesgar ante los peligros inesperados. Tanto es así, que la empresa construyó la bóveda de hormigón para albergarlas en caso de que el asteroide 2018 VP1, o cualquier otro cuerpo celeste, impacte contra la Tierra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.