srcset

Pocos Metros

Primera casa. Un monoambiente en tonos pasteles dividido con ingenio

Cristina Solanet
Gloria Montanaro
(0)
3 de marzo de 2020  

Después de alquilar durante 4 años y volver un tiempo a lo de sus padres, María Luz compró su primer departamento. Visitó 37 antes de dar con el indicado, que resultó ser el primero que vio: un monoambiente de 60m2, en un piso 12. "Me costaba imaginarlo dividido", cuenta.

Como la primera vivienda no suele ser la definitiva, buscó un departamento que también fuera fácil de vender. Aunque, gracias a algunas geniales decisiones como el mueble divisor y la puerta tipo granero, seguro se sienta en casa aquí por mucho tiempo.

Divide y reinarás

La biblioteca fue el primer mueble que compró: ayuda a organizar los espacios, tener privacidad en el dormitorio y bloquear un poco la luz. Y le hizo una genial base giratoria para el televisor.
La biblioteca fue el primer mueble que compró: ayuda a organizar los espacios, tener privacidad en el dormitorio y bloquear un poco la luz. Y le hizo una genial base giratoria para el televisor. Crédito: Daniel Karp

Para completar el espacio junto al mueble, encargó una puerta de granero corrediza (Carpintería Jáuregui). "Es moderna y también funcional. Por la arquitectura del departamento y su ángulo de apertura no podía poner una puerta común".

Las decoradoras de Casa Gris, que la asesoraron con la ambientación, le agregaron ganchos a la puerta corrediza, y así adquirió uso extra como perchero.
Las decoradoras de Casa Gris, que la asesoraron con la ambientación, le agregaron ganchos a la puerta corrediza, y así adquirió uso extra como perchero. Crédito: Daniel Karp

Sentir que este tipo de modificaciones ya no son a corto plazo es una de las ventajas que más la deleita de haber dejado de alquilar. "Disfruto decorarlo como siempre soñé. Soy diseñadora gráfica y es muy importante para mí tener un ambiente que genere comodidad, sea atractivo y refleje mi personalidad".

El sofá (Sofás y Sillones) era su eterno pendiente.
El sofá (Sofás y Sillones) era su eterno pendiente. Crédito: Daniel Karp

Colocar el sillón en forma perpendicular al balcón facilitó la distribución del resto de los muebles.
Colocar el sillón en forma perpendicular al balcón facilitó la distribución del resto de los muebles. Crédito: Daniel Karp

"La opinión de mis padres, el valor y la ubicación fueron claves para la elección. Pero el balcón corrido era excluyente: garantiza mucha luz, desahogo visual y buena distribución".

María Luz, diseñadora gráfica y dueña de casa, recuperó y pintó ella misma el juego de comedor.
María Luz, diseñadora gráfica y dueña de casa, recuperó y pintó ella misma el juego de comedor. Crédito: Daniel Karp

El juego de comedor y las sillas tapizadas (AC Decoraciones) son de la época en que alquilaba. Allí, un cuadro que pintó ella misma con espátula y que respeta la paleta de color reinante. "Siempre les di un toque personal a mis casas, lo que en el noventa por ciento de los casos se tradujo en algo hecho por mí".

En la cocina, una biblioteca que hizo su tío abuelo se convirtió en estantería.
En la cocina, una biblioteca que hizo su tío abuelo se convirtió en estantería. Crédito: Daniel Karp

"A esta biblioteca finita le pinté los estantes de blanco y, con aerosol color cobre, los caños que la sostienen"

Descanso resguardado

Vista del mueble divisor y de la puerta tipo granero desde el dormitorio.
Vista del mueble divisor y de la puerta tipo granero desde el dormitorio. Crédito: Daniel Karp

El mueble que del lado del living es biblioteca, tiene una abertura del tamaño exacto del televisor, y una base giratoria que permite verlo desde el sillón o la cama.

La cama antecede a esta nueva etapa, pero la complementó con un respaldar gris (Sofás y Sillones), manta rosa tejida con punto gigante (Casa Gris) y lámpara colgante de mimbre pintada de blanco (Tiravento).
La cama antecede a esta nueva etapa, pero la complementó con un respaldar gris (Sofás y Sillones), manta rosa tejida con punto gigante (Casa Gris) y lámpara colgante de mimbre pintada de blanco (Tiravento). Crédito: Daniel Karp

Los tres mandalas que coronan el respaldo de la cama tienen un simbolismo especial: "Tuve un comienzo sin gas y con peleas judiciales. Me costó sentirme 'en casa'. Todo lo veía con cierta negatividad hasta que los pinté, y sentí que era mi responsabilidad cambiarle la energía al depto".

Una silla tapizada de rosa que le regaló una amiga hace las veces de mesa de luz. En la pared, mandalas enmarcados (Innova Creaciones).
Una silla tapizada de rosa que le regaló una amiga hace las veces de mesa de luz. En la pared, mandalas enmarcados (Innova Creaciones). Crédito: Daniel Karp

Aire libre

Los muebles (Mercado Libre) pintados y acolchados (Casa Gris) se convirtieron en un gran lugar para desayunar los fines de semana.
Los muebles (Mercado Libre) pintados y acolchados (Casa Gris) se convirtieron en un gran lugar para desayunar los fines de semana. Crédito: Daniel Karp

"Las placas divisorias de los balcones con mis vecinos me parecían frías. Les puse alambres para que se vayan cubriendo con enredaderas. Acostumbrada a vivir en una casa con jardín, fue mi primer instinto"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.