Snacks caseros. Seis recetas para picotear durante la cuarentena

Opciones caseras de los cocineros para la ansiedad cotidiana
Opciones caseras de los cocineros para la ansiedad cotidiana
Einat Rozenwasser
(0)
15 de mayo de 2020  • 20:20

En casa y cocinando. Durante el período de aislamiento preventivo, hay que apelar a la creatividad y el ingenio para mantenerse entretenidos y bien alimentados. Pero no se trata únicamente de cubrir las cuatro comidas básicas. También se come por aburrimiento, por ansiedad, porque "el paquete" estaba a mano, porque total.

Nadie está exento: el picoteo se potencia en cuarentena y por eso cuatro cocineros proponen sus ideas para tener alternativas caseras tanto dulces como saladas.

Chips de vegetales

Versión de Orielo's Kitchen

Chips de calabaza
Chips de calabaza

Para reemplazar los chips industriales, se pueden hacer caseros de calabaza, zucchini, zanahoria, berenjena, batatas o papas. Sin aceite (o con un chorrito pequeño, tampoco es cuestión de exagerar), bien crujientes, y condimentados con la combinación de especias que más le guste a cada uno.

El corte es muy importante: las rodajas tienen que ser finitas y parejas para asegurar una buena cocción. Lo ideal es recurrir a una mandolina pero, en caso de no tener una, cuchillo afilado, buen pulso y mucha paciencia son suficientes.

Después hay que deshidratarlas. Para eso hay que echarles sal, dejar reposar durante 10 minutos y luego secarlas con papel absorbente de modo que escurran la humedad al máximo.

Hay distintas maneras de condimentarlas. Llevar las rodajas a un bowl y ahí sumarle las especias que más nos gusten, como sal y pimienta, pimentón, orégano, perejil, merkén, ajo en polvo o curry (con o sin aceite). O acomodarlas en la fuente en la que van a ir al horno sobre papel vegetal o papel de aluminio rociado con aceite en aerosol y condimentar a gusto. O preparar la mezcla de especias con un poco de aceite y pincelar.

Se cocinan en horno bajo, 160°C a 180°, durante unos 15 a 20 minutos, las zanahorias llevan más tiempo, hasta que estén doradas pero no demasiado tostadas. Y se dejan enfriar hasta que se pongan bien crujientes.

Tip: también se pueden hacer en versión dulce, con manzanas o plátanos.

Hummus de remolacha

Por Mariano Muñoz, chef de Fayer

Humus de remolacha
Humus de remolacha

Clásico de la cocina de Medio Oriente, sirve como dip para galletas, panes y sándwiches pero también para picotear con bastoncitos de vegetales crudos como zanahoria, apio o morrones cortados en el momento para que no se ablanden.

Procesar 500g de garbanzos cocidos con 500g de remolacha asada en papel aluminio, jugo de medio limón si es jugoso; si no, el limón entero. Un diente grande de ajo, una cucharada tamaño té de miel y sal, pimienta y comino a gusto hasta que la textura esté lisa y homogénea. Con un batidor incorporar una taza de Tahine (preparada, no pura) y cuatro cucharadas de aceite de oliva.

Tip: la remolacha se puede reemplazar por calabaza, batata o zanahoria. Y los garbanzos por cualquier otra legumbre.

Vegetales en tempura

Por Gonzalo D'Ambrosio para El Gourmet

Se puede hacer con apio, calabaza, espárragos, berenjenas, cebollas, zanahorias, zapallitos, champignones o morrones cortados en bastones finitos. La mezcla para la masa de tempura lleva 250ml de agua muy fría, un huevo, 160g de harina y una pizca de sal. La consistencia es bien líquida.

Se sumergen los bastones de verdura en la masa, con una espátula se llevan a una olla con aceite bien caliente para que queden crujientes y secos, se cocinan durante dos o tres minutos y luego se dejan reposar sobre un papel absorbente para sacar el excedente de aceite.

Bananas fritas con canela

Por Dizzy, Busy and Hungry

De estilo americano, sirve para el desayuno, para acompañar un café o para el gustito dulce después de la cena. Se hace rapidísimo y lleva pocos ingredientes: dos bananas un poco pasadas, dos cucharadas de azúcar que se pueden reemplazar por endulzante en polvo, una cucharadita de canela y se le puede sumar una pizca de nuez moscada.

Primero hay que cortar las bananas en rodajas de un centímetro de espesor. Mezclar en un bowl el azúcar y las especias. Rociar una sartén antiadherente con aceite en aerosol y calentar a temperatura media. Colocar las rodajas de banana, agregarles la mitad de la mezcla de azúcar y especias por encima, cocinar por dos a tres minutos; darlas vuelta, cubrir con el resto de la mezcla, cocinar otros dos a tres minutos. Y listo.

Gajos de fruta con chocolate

Gajos de fruta con chocolate
Gajos de fruta con chocolate

Una idea para los que compraron mucha manzana porque es la fruta que mejor se conserva, aunque se puede replicar con cualquier fruta que tengan en casa. Templar chocolate a baño María (agregar un poquito de crema o manteca para que no se quiebre al secarse). Para sumar textura, se puede cubrir con granola, frutos secos o galletitas triturados, coco rallado, arroz inflado o pochoclos.

Palmeritas en dos pasos

Por Código Cocina

Palmeritas de hojaldre
Palmeritas de hojaldre

Pueden ser dulces o saladas. Para la masa, sirven las tapas de empanadas o tartas. Por encima se les puede espolvorear azúcar, mermelada, chocolate rallado. O bien cubrir con fetas de jamón y queso, o untar con pesto, o con ajo picado y manteca. Enrollar desde los dos extremos hacia el centro (van a quedar como dos cilindros pegados). Cortar en rodajas de unos dos centímetros de altura con un cuchillo sin serrucho. Colocar en una fuente y llevar al horno hasta que estén doradas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.