Tuvo coronavirus, la dieron por muerta y la “enterraron”, pero reapareció a los 10 días