Deuda: Alberto Fernández le pidió ayuda a López Obrador en la negociación con un fondo clave

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador sostuvo una conversación telefónica con Larry Fink, presidente de BlackRock, grupo acreedor de la deuda
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador sostuvo una conversación telefónica con Larry Fink, presidente de BlackRock, grupo acreedor de la deuda Fuente: AFP - Crédito: Pedro Pardo
(0)
12 de junio de 2020  • 12:28

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador sostuvo una conversación telefónica con Larry Fink, presidente del fondo BlackRock, a pedido del presidente Alberto Fernández, para mediar en la renegociación de la deuda.

"Hablé por teléfono hace poco con Larry Fink, que es el presidente del fondo de inversiones BlackRock. Ayudé en buscar una salida en el manejo de la deuda de Argentina con los fondos de inversión. Me habló el presidente de Argentina, Alberto Fernández, que sabía que yo tenía buena relación con Larry Fink, y que ellos estaban buscando una negociación de su deuda", contó el mandatario mexicano según consignó el medio de noticias de ese país El Financiero.

El mes pasado, BlackRock, el fondo de inversión más grande del mundo, le recomendó a su grupo de acreedores, el Grupo Ad Hoc, que reúne a los fondos más importantes de la negociación, bajar el valor de su contraoferta para equipararla a las propuestas de los otros dos grupos de inversores involucrados en las discusiones, y acercarse así a la postura del Gobierno, en busca de intentar cerrar un acuerdo.

López Obrador contó que Fernández le dijo "que ya tenía un dictamen de cuánto podían reconocer de la deuda de la Argentina" y que en función del cumplimiento "no quería firmar nada y luego que se incumpliera con las obligaciones". La propuesta transmitida, reveló el mexicano, es que la intención argentina era "pagar el 41 por ciento de la deuda lo que incluía una quita del 59 por ciento para llegar a un entendimiento".

"Le hablé a Larry Fink, él es una buena persona; el presidente de Argentina [es] excepcional. Entonces le expliqué a Larry Fink, estaba enterado completamente del asunto y empezaron a hacerle la propuesta como es las negociaciones. Me explicó que no dependía solo de ellos. Además los fondos de inversión tienen que ver con personas que invierten en estos fondos. El caso es que iba a proponer a su consejo una disminución del 50 al 55 por ciento o que se aceptara por parte de Argentina, para decirlo mejor, del 50 al 55 por ciento de la deuda total. De todas maneras era una quita. Por un lado 41, luego me enteré que ya no era el 41 sino el 39, y por otro lado de 50 a 55 y ahí estaba, en eso estaba. Entonces hablé con ese propósito", informó el líder mexicano.

Tras la comunicación el Fink, Lopéz Obrador le respondió a Fernández con una sugerencia: "La recomendación es siempre en el sentido de que es mejor el arreglo para todos porque aunque parece que es un asunto (.) pues sí, a veces estas cosas afectan la estabilidad económica financiera del mundo, de otros países. Ahora, por ejemplo ayer, corrió la noticia de los rebrotes de la pandemia y se cayeron las bolsas y nos pasaron a perjudicar también a nosotros porque nuestro peso se depreció. Nada más por un informe. A veces con fundamentos, a veces no, pero así se manejan los mercados, hay nerviosismos, tiene que ver mucho la confianza. Nosotros estamos en una situación muy favorable".

El fondo

BlackRock maneja más de US$7,4 billones y tiene oficinas en 30 países, entre ellos, la Argentina. Inició sus actividades hace 30 años, hace 20 salió a la bolsa en Nueva York y hace 10 se convirtió en el gestor de activos más grande del mundo cuando adquirió la firma Barclay's Global Investors.

En la historia reciente argentina, fue uno de los blancos del discurso de Cristina Kirchner, quien lo acusó de desestabilizar al país cuando le compró a Paul Singer, cara visible del fondo Elliott, una participación en la imprenta Donnelley, que presentó la quiebra en 2014 y despidió a 400 trabajadores.

La relación con el gobierno local cambió cuando Mauricio Macri estuvo en el poder. Fink fue uno de los tantos empresarios internacionales que apoyó la gestión de Cambiemos en una primera visita a la Argentina, en 2016, y también actuó como anfitrión del Presidente en un viaje a Nueva York.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.