Alberto Fernández y los gobernadores acordaron la suspensión del Consenso Fiscal y una tregua por la coparticipación

El Presidente recibió hoy a 23 de los 24 jefes provinciales; calculan un alivio de las finanzas por $50.000 millones y las provincias desistirán por un año de sus reclamos judiciales por la coparticipación
El Presidente recibió hoy a 23 de los 24 jefes provinciales; calculan un alivio de las finanzas por $50.000 millones y las provincias desistirán por un año de sus reclamos judiciales por la coparticipación
Jaime Rosemberg
(0)
17 de diciembre de 2019  • 16:12

Con veintitrés gobernadores esperándolo en el salón Blanco de la Casa Rosada, y su ascensor sin funcionar, el presidente Alberto Fernández decidió subirse al montacargas para llegar más rápido al cónclave, una situación que causó corridas en los encargados de su custodia.

Luego de la foto de rigor, el Presidente y los representantes de las provincias (sólo faltó el fueguino Gustavo Melella, que asumió su cargo hoy) acordaron la anunciada suspensión por un año del consenso fiscal en lo referido a la baja de Ingresos Brutos y Sellos, lo que permitirá "aliviar" las finanzas provinciales en tiempos de crisis y caída de recaudación, por un estimado total de $50.000 millones según fuentes oficiales.

A cambio de ese gesto, las provincias firmaron una suspensión (también por un año) de los reclamos judiciales relacionados con coparticipación a la Nación, motorizados durante el final de la gestión de Mauricio Macri y centrados en la rebaja de IVA y Ganancias para los productos de la canasta básica. Según el texto firmado, se conformará una comisión para "evaluar de manera integral" los perjuicios económicos ocasionados a las provincias con esas medidas y proponer "las medidas y cursos de acción que posibiliten una solución integral" a esos reclamos. Junto a Fernández llegaron el jefe de gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

"Desde el punto de vista de las provincias, esto es parar (con la baja) por un año, y si la economía se recupera podremos seguir con la ruta de bajar impuestos", afirmó el gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales, que compartió con su par de San Juan, el peronista Sergio Uñac, la conferencia de prensa posterior a la reunión con el Presidente, en el salón Eva Perón.

¿Podrán las provincias podrán aumentar impuestos a su criterio a partir de ahora? "Hemos firmado paralizar la baja prevista para 2020, y esto mantiene la caja de los recursos de los ingresos provinciales, pero esto no es un cheque en blanco para poder subir impuestos, más allá de lo que cada gobernador pueda determinar", afirmó Uñac ante una pregunta de La Nación. "No está planteada esta autorización, cada uno decidirá. Pero esto es sacarle una foto a la estructura tributaria de 2019", agregó Morales, quien se manifestó "muy conforme con la reunión, porque esto que se acordó es una ayuda". Desde el gobierno porteño-uno de las administraciones que plantea una suba inminente de impuestos, en su caso del ABL-afirmaron a este diario: "El acuerdo no incluye impuestos patrimoniales como el ABL o Patentes. La ciudad, desde el 2018, viene bajando las alícuotas de Ingresos Brutos al sector productivo, lo que significaba un importante costo fiscal", explicaron cerca de Horacio Rodríguez Larreta, quien abandonó por una vez sus tradicionales remeras y llegó en traje a Balcarce 50. Otra de las provincias que propone subir impuestos es San Luis, por medio de un proyecto enviado a la legislatura puntana por Alberto Rodríguez Saá-presente ayer-, que establece una suba del 61 por ciento para todos los tributos provinciales.

La iniciativa de detener la baja en la recaudación de las provincias fue bien recibido por los gobernadores. "Hemos tenido una muy buena reunión sobre la adenda al #PactoFiscal. La voluntad de mi gobierno es trabajar junto al presidente @alferdez y al resto de los mandatarios provinciales para que nuestra Argentina deje atrás la crisis y nuestro pueblo deje de sufrir.", escribió el gobernador cordobés Juan Schiaretti, alejado del Frente de Todos. Fernández tuvo un gesto conciliador con el peronista cordobés: cuando el mandatario provincial salió al pasillo quejándose del frío por el aire acondicionado, el Presidente salió a buscarlo para que se reincorpore al cónclave. Cada uno de los gobernadores tendrá 30 días para elevar a sus respectivas legislaturas el acuerdo firmado para su aprobación.

Cerca de Fernández destacaban la "presencia masiva" de mandatarios, en comparación con los 17 que asistieron a la primera reunión con Macri, en el inicio de su gestión. "Es una muestra de apoyo que valoramos", agregaron."Fernández nos dijo que desde ahora tenemos línea directa con él", afirmó uno de los gobernadores peronistas, que se fue conforme de Balcarce 50.

"En la situación delicada que se encuentran las finanzas nacionales y provinciales debemos colaborar porque lo importante es que tomemos medidas concretas para restablecer el consumo y restablecer el poder adquisitivo del salario", dijo Uñac, embanderado con la gestión albertista. "Estamos tratando de parar la caída, amesetarla, y obviamente empezar a crecer", se sinceró el peronista sanjuanino.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.