Córdoba: detienen a un exaliado de Moyano por supuesto lavado de dinero

Mauricio Saillén es el líder de los recolectores de basura de Córdoba y rompió en 2013 con el jefe de los camioneros
Mauricio Saillén es el líder de los recolectores de basura de Córdoba y rompió en 2013 con el jefe de los camioneros Crédito: Facebook Mauricio Saillén
Gabriela Origlia
(0)
27 de agosto de 2019  • 11:14

CÓRDOBA.- Mauricio Saillén y Pascual Catrambone, los jefes del Sindicato de Recolectores de Basura de Córdoba (Surrbac), quedaron detenidos hoy en el marco de una causa por supuesto lavado de dinero y administración fraudulenta. Fueron aprehendidos después de una serie de allanamientos ordenados por la Justicia Federal junto con la Policía cordobesa y la Policía Aeroportuaria (PSA) en la mutual del sindicato y en los domicilios particulares de los principales dirigentes del gremio. Fueron 13 procedimientos en total.

La medida fue ordenada por el fiscal Enrique Senestrari y avalada por el juez Ricardo Bustos Fierros en el marco de la causa por supuestas irregularidades en el manejo de fondos de la mutual.

Según fuentes de la causa, en los allanamientos se secuestraron alrededor de $7 millones, oro, 20 autos de alta gama y armas de uso civil registradas. Las armas fueron secuestradas a raíz de una denuncia anterior contra el clan Saillén, efectuada por un exmiembro del gremio y rival de la conducción, que tras la denuncia fue baleado.

Mientras Mauricio Saillén estuvo en su casa de barrio Ayacucho con su esposa y dos de sus hijos, en la puerta se reunieron empleados de empresas recolectoras y varios camiones blindaron la zona.

Hubo una suerte de "negociación" entre las autoridades, los movilizados y el secretario general de Luz y Fuerza, Gabriel Suárez, para que se terminara el procedimiento sin problemas y se pudiera trasladar a Mauricio Saillén primero al aeropuerto para realizar la ficha y, después, a la cárcel de Bouwer.

En un comunicado, el gremio decretó un paro provincial (que levantó más tarde) y se declaró en estado de "alerta y movilización".Repudió los allanamientos y denunció una "burda operación" contra el movimiento obrero que se opone a las políticas del Gobierno nacional.

"Esto no es más que una gran operación para castigar el protagonismo del movimiento obrero cordobés en el enfrentamiento a las políticas de hambre de este gobierno y en la campaña electoral que terminará desplazando a Mauricio Macri y sus socios", señala el texto.

Entre los domicilios allanados, está el de Franco Saillén, vocal del sindicato, actual legislador de Córdoba y candidato a diputado nacional del Frente de Todos para octubre.En declaraciones desde la Ciudad de Buenos Aires, donde está realizando unos trámites, afirmó que tienen la "tranquilidad" de que no hay hechos irregulares y se solidarizó con un camarógrafo del Canal 12 de Córdoba que fue golpeado cuando cubría el allanamiento en la casa de Catrambone.

La denuncia acusa a los líderes de dar préstamos a los afiliados, usando fondos de la mutual y lucrando con los intereses que les cobraban a la hora de la devolución del dinero. Al inicio, el caso estuvo en la Justicia provincial con la carátula de administración fraudulenta y usura calificada; después pasó al fuero Federal

Mauricio Saillén supo tener estrechos vínculos con el líder camionero, Hugo Moyano, pero la relación se cortó en 2013, cuando el Surrbac renunció a la Federación de Camioneros y construyó su propio camino. Saillén fue un exaliado que rompió el gremio camionero en la provincia para armar uno propio (recolectores de residuos) y con el que Moyano mantiene en la actualidad una feroz disputa en los tribunales por los fondos de la obra social. La pelea de entonces no era ajena a la tensión que había entre Moyano y Cristina Kirchner.

El Surrbac tiene un gran poder de movilización; se encargó de buena parte de la logística del acto de cierre de Alberto Fernández en Córdoba antes de las PASO; el año pasado colaboraron los estudiantes que tomaron durante un mes un edificio de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y en 2013 se encargó de la movilización para acompañar el lanzamiento de la candidatura a diputada de Carolina Scotto, quien llegó al Congreso de la mano del kirchnerismo y renunció al poco tiempo sin dar explicaciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.