EE.UU. promete colaborar por Odebrecht y refuerza la cooperación en seguridad

Garavano se reunió con el fiscal general de ese país; se comprometió a agilizar los pedidos de datos de coimas; vendrá un funcionario para apoyar la lucha contra las drogas y el terrorismo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
6 de junio de 2017  

Milman, Burzaco y Garavano, ayer, en Washington, con el diplomático Luis Arreaga, del Departamento de Estado
Milman, Burzaco y Garavano, ayer, en Washington, con el diplomático Luis Arreaga, del Departamento de Estado Crédito: Twitter

WASHINGTON.- El gobierno de Estados Unidos se comprometió con la Argentina a intentar agilizar los pedidos de información para la investigación por actos de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht durante el kirchnerismo. Además, amplió la cooperación en materia de seguridad y en la lucha contra el crimen organizado.

El ministro de Justicia, Germán Garavano , se reunió ayer con el fiscal general, Jeff Sessions, uno de los colaboradores más cercanos del presidente Donald Trump, y con funcionarios del Departamento de Justicia. Garavano transmitió uno de los pedidos que trajo a Washington: movilizar los datos en manos de los fiscales estadounidenses sobre los pagos de US$ 35 millones en sobornos por parte de Odebrecht a funcionarios argentinos.

"Nuestra tarea es ver cómo logramos colaborar para que la información de la justicia norteamericana pueda ser compartida con la justicia argentina", dijo Garavano a la prensa argentina. "Ellos se comprometieron a tratar de agilizar estos trámites", señaló.

Garavano anticipó además que el gobierno de Trump colocará en la embajada de Estados Unidos en la Argentina a un funcionario del Departamento de Justicia para facilitar la cooperación en seguridad y en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, la corrupción y el lavado de dinero. La figura, que refuerza y amplía la cooperación bilateral, ya existe en otros puntos calientes de la región, como Colombia y México.

Carlos Pagni sobre Odebrecht: “El coimero fue quien dijo que los pagos eran de 35 millones”

07:27
Video

La gira de Garavano por Nueva York y Washington volvió a colocar la lucha contra la corrupción y el crimen organizado en el centro de la agenda bilateral. La cooperación en esas áreas ya había recibido un empujón con la creación de una mesa de diálogo entre ambos gobiernos para avanzar, sobre todo, en delitos financieros, corrupción y lavado de dinero.

El ministro, quien llegó acompañado por el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, dijo que Sessions se mostró muy comprometido a reforzar la cooperación entre la Argentina y Estados Unidos, y también con buena disposición para profundizar el cruce de información entre las agencias de seguridad.

Pero al hablar del pedido concreto sobre la investigación de Odebrecht, Garavano dejó en claro que Sessions sólo puede pasar el pedido a sus fiscales, quienes tienen en última instancia la decisión final sobre los pedidos de información.

El proceso, dijo, "es difícil". El funcionario dejó en claro que, para el Gobierno, la responsabilidad de la demora en la investigación está en la justicia argentina. Su gestión en Estados Unidos, señaló, apuntaba a "destrabar algo que debería conseguir" la Justicia, algo que no ha sucedido.

"La Argentina es uno de los países que más demorados están en estas investigaciones, que sí han avanzado en otros países", señaló el ministro. "Lamentablemente, tenemos los dos ejemplos previos de Siemens y de Skanska, que no dan un marco de entusiasmo, optimista, porque en ambos casos las empresas colaboraron y los casos en la Argentina siguen demorados. Estas cosas pueden facilitar el camino. La justicia brasileña logró avanzar sobre este tema, la justicia norteamericana logró avanzar en este tema y la justicia argentina hasta hoy no lo ha hecho", completó.

El gobierno nacional también hizo una gestión por tres exhortos pendientes en la investigación sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, que ahora está en manos del juez Julián Ercolini y del fiscal federal Eduardo Taiano.

Además, la comitiva mantuvo un encuentro en el Departamento de Estado con Francisco Palmieri, el diplomático de mayor rango para la región. Allí el tema central fue la cooperación en ciberseguridad.

Un tema que los funcionarios estadounidenses pusieron sobre la mesa en cada reunión: la situación en la Triple Frontera.

"Fue un tema recurrente. Hay preocupación por el terrorismo y el financiamiento del crimen organizado. Esta vez fue un planteo contundente de ellos en cada reunión", indicó Burzaco. "Quieren que hagamos liderazgo regional", agregó.

Investigan viajes del Corcho Rodríguez con directivos de Odebrecht

04:01
Video

La gira de Garavano ratificó la sintonía y, por ende, la profundización en la cooperación entre el gobierno de Mauricio Macri y el de Trump. Hoy, Garavano será recibido en la Casa Blanca por Juan Cruz, un veterano de la CIA, director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental. Además de esas reuniones, la comitiva argentina tendrá reuniones con el Servicio Secreto y con el Departamento de Seguridad Interior.

Uno de los temas en la agenda serán los preparativos de seguridad para las dos cumbres que recibirá la Argentina este año y el próximo: el encuentro de ministros de la Organización Mundial del Comercio, en diciembre, y la reunión del G-20.

Antes de viajar a Washington, Garavano pasó por Nueva York, donde se reunió con fiscales federales. La investigación de Odebrecht no formó parte de esas reuniones, aunque sí el combate de delitos "complejos". La fiscalía de Nueva York suele hacer frente a casos de terrorismo, narcotráfico, y tiene mucho expertise en investigaciones que involucran trazar "el rastro del dinero", indicó el ministro.

Un mensaje anticorrupción

El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró en Washington que el Gobierno tiene "el mandato de hacer frente a la corrupción" y dijo que espera que la Justicia "avance" en este tipo de delitos. Fue para de su exposición en el Woodrow Wilson International Center for Scholars. Expresó allí su deseo de que "el sistema judicial avance" como poder independiente. Y, redoblando su presión sobre la justicia federal, les advirtió a los jueces: "Si la Justicia no reacciona, cada vez se va a expresar más la sociedad civil". Puso como ejemplo el caso del camarista Eduardo Freiler, que no puede justificar sus bienes.

Del editor: ¿qué significa? Ante la demora del envío de datos del Lava Jato por parte de la justicia brasileña, el Gobierno explora ahora otra vía

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.