Cornavirus. El Colegio Máximo, donde vivió Francisco, predios militares y templos evangélicos, al servicio de la emergencia sanitaria

La sede de los jesuitas en San Miguel, hospitales castrenses y centros de la comunidad evangélica recibirán pacientes
La sede de los jesuitas en San Miguel, hospitales castrenses y centros de la comunidad evangélica recibirán pacientes Fuente: Archivo
Mariano De Vedia
(0)
29 de marzo de 2020  

Parroquias, templos evangélicos, cuarteles militares y centros comunitarios. Sitios de los más variados se unen para albergar a los afectados por la pandemia del coronavirus.

A la disposición de los curas villeros, que ofrecieron sus parroquias y capillas para que los adultos mayores -expuestos al hacinamiento- hicieran allí su cuarentena, se sumó la decisión del Colegio Máximo de San Miguel, la emblemática institución jesuita donde vivió, estudió y trabajó muchos años el cardenal Jorge Bergoglio, que propuso al municipio local recibir pacientes y disponer de 185 camas ante la emergencia sanitaria.

Así lo acordaron el intendente de San Miguel, Jaime Méndez (Cambiemos), y el rector del Colegio Máximo, el padre Francisco Gismondi. Los jesuitas ubicarán 185 camas en habitaciones individuales con baño, en dos alas del edificio, y se atenderán pacientes con patologías leves o asintomáticas. En el mismo predio funciona la Escuela Municipal de Enfermería y los estudiantes más avanzados asistirán al equipo médico y de salud.

Los jesuitas crearon, además, el portal noestassolo.com.ar , una propuesta de conversación y de acompañamiento espiritual a distancia, para tender puentes y fortalecer la cultura del encuentro, una de las principales premisas de Francisco.

Entre las iniciativas de los curas villeros, el padre Nicolás Angellotti, que trabaja con la población de las villas Puerta de Hierro, San Petersburgo y 17 de Marzo, de La Matanza, destinó el complejo deportivo Tierra-Techo-Trabajo para organizar un centro de salud de campaña, con el propósito de facilitar la prevención y promover el aislamiento comunitario.

Varios obispos pusieron a disposición de la comunidad instalaciones de sus diócesis. Entre ellos, el obispo de Catamarca, Luis Urbanc, quien ofreció una casa de retiros, con capacidad para 60 plazas, y un salón de usos múltiples, en el que se ubicarán 500 camas. Otras 600 personas serán albergadas en la catedral local y el santuario de la Virgen del Valle.

Mientras Cáritas, a nivel nacional, una campaña para recaudar fondos para comprar kits de elementos de higiene y bioseguridad, el obispo de la diócesis bonaerense de Nueve de Julio, Ariel Torrado Mosconi, convocó a jóvenes a que se alisten como voluntarios para asistir a personas ancianas o necesitadas.

El Hospital Austral, por su parte, está montando un centro de atención extra en el mismo campus de Pilar. Acondicionará un edificio con 60 camas, lo que ampliará la capacidad del sistema público de salud.

Templos y oraciones

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) ofreció en una carta al presidente Alberto Fernández que disponga de sus "templos, lugares de culto, instalaciones, recursos y voluntariado para lo que necesite".

Los cristianos evangélicos convocaron el martes pasado a una jornada de oración, en la que se pidió por el cese de la pandemia del coronavirus y sus efectos devastadores, así como por el personal de salud, de las fuerzas armadas y de seguridad y quienes sirven al otro desde sus ocupaciones y profesiones.

Asimismo, la Sociedad Hebraica Argentina, una de las instituciones culturales y sociales más reconocidas de la comunidad judía, destinará un terreno que posee en Pilar para habilitar un centro de convalecencia que atenderá la crisis sanitaria, y aportará más de 230 camas. Estarà disponible a partir del 6 de abril y así lo confirmó el presidente de la entidad, Jonathan Lemcovich, en respuesta a un pedido del intendente local, Federico Achával.

Estos ofrecimientos se suman al Hospital Militar Reubicable instalado ya por el Ejército en un predio contiguo al Hospital Militar de Campo de Mayo. Tiene capacidad para hacer diagnósticos y atender pacientes con equipamiento de alta complejidad. Brinda apoyo sanitario, quirúrgico y de emergencia en forma autónoma, integral e independiente. Puede realizar hasta dos cirugías simultáneas, con equipamiento quirúrgico y aparatología de monitoreo completo e independiente en cada quirófano

Ya concluyó la preparación del Hospital Militar Reubicable en Campo de Mayo
Ya concluyó la preparación del Hospital Militar Reubicable en Campo de Mayo Crédito: Santiago Filipuzzi

La Fuerza Aérea, además, montó su propio Hospital Militar Reubicable –que funcionó en las misiones de paz en Haití- en el barrio de Nueva Pompeya, junto al Hospital Aeronáutico Central.

Los módulos fueron llevados desde El Palomar y la instalación de campaña está equipada con dos unidades de terapia intensiva, con posibilidad de extenderlas a cuatro espacios, además de contar con capacidades de cirugía, postoperatorios, recepción de emergencia, odontología, radiología y servicios de laboratorios, entre otros.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, ordenó alistar todos los hospitales militares para afrontar la emergencia sanitaria. Son 14 hospitales que las Fuerzas Armadas tienen desplegados en la ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Bahía Blanca, Paraná, Río Gallegos, Salta, Comodoro Rivadavia, Mendoza, Curuzú Cuatiá y Ushuaia.

En el sector sindical también hubo ofrecimientos. El gremio de los gastronómicos y hoteleros porteños acondicionó el Hotel de las Luces, a metros de la Plaza de Mayo, para recibir pacientes. Y la Obra Social de Choferes de Camiones (Oschoca), que encabeza Hugo Moyano, firmó hoy un convenio con el gobernador Axel Kicillof para utilizar el Sanatorio Antártida. Así, el establecimiento de Av. Rivadavia y José María Moreno aportará 330 camas para atender a los afectados por la pandemia.

El Colegio Máximo de San Miguel, de los jesuitas, instalará 185 camas para los afectados por la pandemia
El Colegio Máximo de San Miguel, de los jesuitas, instalará 185 camas para los afectados por la pandemia

La empresa Edesur, en tanto, puso a disposición de la Municipalidad de Ezeiza el Centro de Capacitación y Entrenamiento Beatriz Ghirelli, ubicado en Tristán Suárez, para ser utilizado como hospital de campaña. El intendente Alejandro Granados, envió camas y colchones para acondicionar el espacio, frente a la contingencia del coronavirus. Con acceso directo por la autopista Ezeiza-Cañuelas, el edificio presenta dos espacios cubiertos, de 328 y 1800 metros cuadrados, con cocina, baños, cuatro salas con aire acondicionado y un salón de usos múltiples adaptable a los requerimientos sanitarios.

También la Fundación Paolini, ubicada en San Isidro, ofreció sus instalaciones para ampliar el sistema sanitario y disponer de camas para pacientes en recuperación. "Ante la emergencia mundial y la preparación local de hospitales zonales en todo el país, queremos colaborar a esta noble causa con nuestras instalaciones para poder recibir a personas en recuperación y, así, liberar lugares en los hospitales para los casos más complicados", afirmó Horacio Paolini, presidente de la institución, que habitualmente asiste y socorre a niños en situación de riesgo.

Como informó LA NACION, además, el municipio de Tigre ya acondicionó un Centro de Aislamiento de Emergencias, con 500 camas y capacidad para duplicar el despliegue, en un predio de Troncos del Talar, a lo que se suman las instalaciones deportivas ofrecidas por el exfutbolista Matías Almeyda.

El intendente de La Plata, Julio Garro, anunció la apertura de un centro de atención intermedia en la República de los Niños, en Gonnet, para atender casos de baja complejidad.

Además, habrá doce unidades sanitarias móviles que la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) puso al servicio de los hospitales de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires para aumentar la capacidad operativa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.