El PJ se une para rechazar el decreto de Macri por el feriado del 24 de marzo

La Pampa y Chubut dictaron asueto, al igual que 20 municipios; críticas de aliados y funcionarios
Marcelo Veneranda
(0)
28 de enero de 2017  

Del rechazo a la "rebelión". El decreto presidencial que declaró movible el feriado del 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, no sólo sigue cosechando críticas de los organismos de derechos humanos y la oposición: también abrió filas en el oficialismo. Tras las protestas iniciales de la UCR, las disidencias se extendieron a funcionarios de Cambiemos, como el secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, y aliados de Mauricio Macri , como el gobernador cordobés, Juan Schiaretti.

El peronismo y el kirchnerismo, en tanto, pisaron el acelerador: encontraron que el Gobierno les sirvió en bandeja una causa que los abstrae por un momento de sus disputas internas, convirtieron "El 24 no se toca" en una consigna nacional en las redes sociales, y cada hora son más los gobernadores e intendentes que decretan el Día de la Memoria como asueto inamovible en sus distritos. Creen estar ante las puertas de una movilización multitudinaria y la alentarán.

Ayer, los mandatarios de La Pampa, Carlos Verna, y de Chubut, Mario Das Neves, decretaron asueto para el 24 de marzo y el 2 de abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, otra de las fechas que declaró movibles el decreto presidencial 52/2017, publicado el lunes. Lo mismo que el 20 de junio, Día de la Bandera, decisión que generó el rechazo del gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz. "Es una falta de consideración y respeto", dijo el socialista.

Sin marcar un contrapunto con Macri, el peronista Schiaretti planteó ayer en Córdoba que hay cuatro fechas que deben ser fijas: el 25 de mayo, el 9 de julio, el 20 de junio y el 24 de marzo. Con respecto a esta última, subrayó que "es un día fundacional en el sentido de decirle sí a la democracia, sí a la vida, no al terrorismo de Estado".

Con todo, el mandatario anticipó que no dará asueto, porque sólo beneficiaría a los empleados públicos. "Lo que haremos es una jornada de reflexión todas las escuelas de la provincia. Esta medida alcanza a 930 mil estudiantes", explicó.

Pese al matrimonio político con José Manuel De la Sota, aliado de Sergio Massa, Schiaretti mantiene un estrecho vínculo con Macri. Por eso llamaron la atención sus palabras. Pero no tanto como los dichos de Cantón, funcionario de la gobernadora María Eugenia Vidal.

El ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señaló que el Gobierno debió haber "consensuado previamente" la modificación del feriado del 24 de marzo con los organismos de derechos humanos. "No estamos hablando de un hecho de hace cien años: ocurrió hace poco y hay gente que fue víctima directamente de eso. Tanto de la dictadura como de Malvinas", dijo, en diálogo con Diario Extra.

En La Pampa y Chubut no tuvieron empacho en cuestionar la decisión de Macri. "La Pampa no es parte ni va a ser cómplice del gobierno nacional en la desmemoria y desmalvinización", dijo el secretario de Derechos Humanos provincial, Antonio Curciarello. Fue luego de presentar el decreto firmado por Verna que declara días no laborables al 24 de marzo y 2 de abril.

En diálogo con LA NACION, Das Neves no se quedó atrás. "Es inconcebible que un gobierno crea que esas fechas se pueden modificar. No puedo entender por qué Macri se maneja así. Creo que hay torpeza política y algo de convicción. También creo que va a terminar generando el efecto contrario: la movilización va a ser la más grande de los últimos años", expresó.

Causa común para unir el PJ

Con la misma convicción se maneja Gabriel Katopodis, intendente de San Martín. "Se repite una matriz: un gobierno que no consulta, con funcionarios que vienen de un lugar muy acotado, alejado de la sociedad y que se acostumbraron al decreto. Van a lograr que a la marcha del 24 vaya el doble de gente", le dijo a LA NACION.

Katopodis integra el grupo Esmeralda, donde abrevan los intendentes del conurbano que más activamente buscan renovar al peronismo y dejar atrás la conducción de Cristina Kirchner. Fue el primero en decretar el asueto municipal y lanzar la consigna "El 24 no se toca", en Twitter. Poco después, el kirchnerismo y la ex presidenta la hacían propia. Servido en bandeja por la Casa Rosada.

Las llamadas entre intendentes se multiplicaron y el número de municipios que adhirieron a la medida se disparó. En la Legislatura bonaerense, en tanto, peronistas y kirchneristas presentaron tres proyectos de ley para declarar al 24 de marzo feriado provincial.

Katopodis y los intendentes del grupo Esmeralda le pedirán audiencia a Vidal, para invitarla a adherir a la propuesta. En el camino deberán convencer al massismo. Si lo logran, tendrán los votos para aprobar la ley provincial.

Mientras, los jefes comunales están hablando con rectores y cámaras empresarias para acompañar la movida. Y la movilización. El lanzamiento oficial de la campaña será el 3 de febrero, en la villa La Cárcova. "Vamos a lograr reparar esta arbitrariedad del Gobierno. Y lo vamos a hacer desde abajo para arriba", prometió Katopodis.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.