Graciana Peñafort: "El kirchnerismo no fue impoluto"

La guardiana de la firma de Cristina Kirchner y directora de Asuntos Jurídicos del Senado
La guardiana de la firma de Cristina Kirchner y directora de Asuntos Jurídicos del Senado
Hernán Cappiello
(0)
28 de junio de 2020  • 01:41

Graciana Peñafort es la guardiana de la firma de Cristina Kirchner. Directora de Asuntos Jurídicos del Senado, esta abogada sanjuanina de 43 años brilló por primera vez en el universo kirchnerista cuando defendió en la Corte la ley de medios. Cristina Kirchner puso el ojo en ella por su lengua filosa y su obsesiva puntillosidad. Desde los estrados aboga por sus clientes, exfuncionarios kirchneristas en problemas, y por Twitter defiende el espacio. En una entrevista con LA NACION reconoció que "el kirchnerismo no fue impoluto". Abogada de Héctor Timerman en la causa del pacto con Irán, recuerda que murió de cáncer sin conocer un informe de Interpol en que se señalaba que solo el juez Rodolfo Canicoba Corral podría haber dado de baja las circulares rojas de Interpol, que para el fiscal Alberto Nisman eran la razón del acuerdo.

-¿Con este informe se cae la acusación contra Cristina?

-Se cae la acusación contra todos. No quisiera ser el fiscal que tiene que acusar en ese juicio.

-¿Tiene que haber una reforma judicial?

-Es imprescindible. El Poder Judicial no funciona bien, hay funcionarios que hacen bien su tarea, pero como sistema funciona mal. Mucha gente putea a un juez, pero es el emergente de un sistema que funciona así. Fue la tragedia del Poder Judicial en el macrismo. Antes lo que decía Bonadio la Cámara lo revertía o la Casación. Yo llegué a la Corte para pedir la excarcelación de Timerman y respondieron en noviembre de 2019, cuando Timerman ya llevaba un año muerto.

-¿Trabaja en ese proyecto?

-No.

-¿Qué le parece, por lo que trascendió?

-Está bien diluir el peso de Comodoro Py poniendo más jueces, porque se volvió una herramienta de condicionamiento de la política y esa no es función del Poder Judicial. Mi profesor de Derecho Constitucional me decía que el poder tiene una enorme vocación centrípeta y que el derecho era el intento de centrifugar al poder concentrado. Comodoro Py es centrípeto.

-Pero cada vez que se señala que la Justicia debe ponerle límites al Poder Ejecutivo desde el kirchnerismo se dice que hace política.

-La Justicia tiene un doble estándar. El Poder Judicial debería ser el resguardo final que dé solución cuando el resto fracasó. Los jueces de Py guardan las denuncias años y las activan cuando el denunciado pierde poder y está mal.

-¿Cambió Comodoro Py con el cambio de gobierno?

-No vi más operadores judiciales, la SIDE, que en esos cuatro años entraban y salían de los despachos.

-En el gobierno de Cristina Kirchner pasaba lo mismo.

- No sé, no hacía penal en esa época.

-¿Qué piensa sobre el funcionamiento de la Corte? ¿Se debe ampliar?

-No me gusta cómo funciona la Corte. Si hay que ampliarla o no, que lo digan las personas que saben. Es necesario que la Corte cumpla su tarea de superintendencia, pasaron muchas cosas porque la Corte no hizo lo que debía hacer. No puede orejear las causas como si jugara al truco. Debería haber más mujeres.

-¿Qué mirada tiene sobre las causas de Cristina Kirchner?

-Creo que no son todas iguales, pero todas se dan en el contexto del lawfare. Creo en el lawfare. Muchas acusaciones se basan en que Cristina no podía no saber. Se buscó generar procesamientos espectaculares, de casos que nunca llegan a juicio. Armados políticos.

-Pero los bolsos de José López con 9 millones de dólares existieron...

-Habría que explicar el origen del dinero de los bolsos; cuando vieron la fecha en que salió de un banco específico, nadie mas investigó. A López después lo convirtieron en un arrepentido, así no se investiga. A cambio de no hacer más grave tu situación.

-Pero lo condenaron.

-Sí, pero no sabemos de dónde salió el dinero, el privado que pagó. Yo creo que López fue un funcionario corrupto y su conducta posterior me confirma mi sospecha. Para mejorar su situación dijo como arrepentido que el dinero se lo dio un secretario de Cristina y a 20 metros declaró lo contrario. Me encantaría poder decir que el gobierno fue impoluto, no fue impoluto, puedo poner las manos en el fuego por pocas personas.

-¿Por Cristina?

-Yo le creo a Cristina.

-En la causa de los cuadernos, empresarios admitieron que pagaron coimas y arrepentidos las llevaban a su departamento.

-Es un gran armado. Centeno, como los choferes del Estado, tenía una lista de los lugares adonde iba porque cobraba por kilómetro. Y allí mezclaron datos falsos en medio de esos datos ciertos. Eso no quiere decir que todo es cierto, fue un gran armado.

-Pero los empresarios reconocieron su responsabilidad.

-El modo en que se tomaron las declaraciones fue un escándalo, nadie nos daba bola cuando lo denunciamos. Soy abogada de Roberto Baratta en ese caso, lo busqué, me apasiona.

-Declararon con la ley del arrepentido.

-Nosotros pedimos conocer las condiciones en que se hicieron esas declaraciones. Por ejemplo, Alejandro Vandenbroele [condenado como testaferro de Boudou en el caso Ciccone]. No nos dejaron interrogarlo. Se vulneró el derecho de defensa de Boudou. Ahora sabemos que le habían pagado dos palos, teniendo en cuenta que con su declaración se obtuvo la condena de Amado. El juez Lijo, no yo, denunció el hecho.

-Pero el hecho de que cobrara no invalida su declaración.

-En la causa AMIA le pagaron a Telleldín por la declaración y condenaron a todos

-Ese pago no se hizo con la ley del arrepentido, que no existía. Este sí, y lo prevé

-Acá le pagaron para que montara su negocio. Una cosa es mantenerlo y otra ponerle un negocio. Así no se puede defender a las personas si el Estado le paga a un testigo.

-¿Macri tiene que estar preso?

-Nadie tiene que estar preso. Las personas deben estar presas cuando hay una condena firme. La regla es la libertad, excepto que exista peligro de fuga o entorpecer la causa. No veo que Macri se esté por fugar y no sé qué tanto entorpece la investigación.

-¿Hay elementos para una condena?

-Más allá de lo que piense en mi fuero íntimo, me parece que la causa del espionaje está en un nivel muy incipiente y hablar de condena es prematuro.

-¿Usted es el cerebro jurídico de la vicepresidenta?

-Para nada, soy la directora de Jurídicos del Senado.

-La oposición cuestiona cómo se votó la comisión de investigación de Vicentin del Senado.

-La oposición confunde la reforma del reglamento, para el que se necesitan dos tercios, con una ley como esta, que requiere mayoría simple. El problema es que ahora la oposición no tiene un Pichetto y gobierna otro sector político que no tiene la vocación acuerdista que tenía el bloque peronista en la época de Macri. El Gobierno cree que es importante investigar Vicentin.

-Pero interviene un juez, en el concurso.

-De la causa penal no puedo hablar, pero lo del juez del concurso es una sentencia arbitraria desconociendo a los interventores que designó el Presidente. No existe una medida autosatisfactiva en el régimen concursal santafesino. ¿Cuántas iguales dictó?

-Existe en la jurisprudencia de la Corte que cita.

-No debe ser fácil ser juez de Reconquista y no tener hasta un vínculo emocional con Vicentín. Pero la sentencia es arbitraria.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.