"Yo no he roto ningún puente", dijo Alberto Fernández, tras ser cuestionado por Horacio Rodríguez Larreta

A pesar de los recientes choques con la Ciudad, Alberto Fernández afirmó que "el diálogo es la forma de hacer política"
A pesar de los recientes choques con la Ciudad, Alberto Fernández afirmó que "el diálogo es la forma de hacer política"
Inés Beato Vassolo
(0)
23 de septiembre de 2020  • 18:40

"Yo no he roto ningún puente, ni con él [Horacio Rodríguez Larreta] ni con ningún gobernador. Para mí, el diálogo es la forma de hacer política", dijo el presidente Alberto Fernández, durante el cierre de una jornada sobre la gobernanza pre y pospandemia, en respuesta a las palabras del jefe de gobierno porteño, que había señalado la falta de diálogo por parte del gobierno nacional, en referencia al ajuste en la coparticipación federal.

Horas antes, en la II Jornada de Políticas Públicas -organizada por la Universidad Austral para que distintos expositores abordaran "Propuestas por la Argentina"-, Rodríguez Larreta había dicho: "Vale doble la convicción de diálogo, cuando del otro lado no recibís lo mismo". Hacía referencia a la quita del 1,18% de la coparticipación federal a la ciudad, que el Presidente anunció para destinar a la provincia de Buenos Aires a través del Fondo de Fortalecimiento Fiscal. El jefe de gobierno porteño volvió a afirmar que no hubo preaviso de la Casa Rosada.

A pesar de las declaraciones de Rodríguez Larreta, el presidente Fernández insistió en que el jefe de gobierno "sabía, desde mucho antes, que preveíamos quitar coparticipación a la Ciudad" y que, si bien tomó la decisión sin comentársela, "él no puede decir que no lo sabía".

Del encuentro participaron en sendas exposiciones varios funcionarios y referentes de distintos partidos políticos, quienes debatieron acerca de los desafíos que enfrentará la gobernanza en la salida de la pandemia del coronavirus . En general, todos coincidieron en que la emergencia puso en evidencia la desigualdad social y de oportunidades, así como la disparidad en la distribución económica de las provincias y que la pospandemia exigirá un "fuerte llamado al diálogo y al consenso".

En ese sentido, el Presidente dijo que la pandemia derivó en una "oportunidad única para repensar el país", para la cual es importante acordar hacia dónde ir. "La Argentina quedó dividida entre un espacio político conservador y otro progresista. Son dos países totalmente distintos. Yo lo que quisiera es que todos nos pongamos de acuerdo al lugar al que queremos llegar", sostuvo Fernández. Y agregó: "Es posible que no lleguemos de acuerdo, pero el que decide es aquel en quien el pueblo delegó el poder".

Con la intención de ratificar su apertura al diálogo y la coordinación, Fernandéz se refirió a las provincias de Mendoza y Jujuy, administradas por los gobernadores opositores Rodolfo Suárez y Gerardo Morales: "Tengo un deber de convivencia democrática con los opositores y que tenemos que gobernar en armonía. Mendoza y Jujuy están en una situación muy difícil y yo pedí que me digan qué necesitan para ayudarlos".

Por último, en el marco de lo económico, Fernández hizo alusión a la "crisis del dólar", y dijo que "fue el resultado que heredamos en diciembre". Además, indicó: "Inestabilidad económica es el producto del desacierto de años previos, que nos dejó en default, con una deuda enorme con el FMI y fuera de todos los mercados, en enero de 2018".

Superar la grieta

Previo al cierre del Presidente, el jefe de gobierno porteño indicó que el "gran desafío" pospandemia es "superar la grieta", que, según dijo, "es una de las grandes causas por las cuales el país no puede salir adelante". Como ejemplo, destacó que su equipo no dejó de cooperar con el gobierno nacional en el manejo de la pandemia, a pesar de estar "absolutamente en desacuerdo con la actitud" de la Nación respecto del ajuste de la coparticipación.

El jefe de gobierno porteño disertó en la Austral e insistió en que Nación no le avisó de la quita de fondos
El jefe de gobierno porteño disertó en la Austral e insistió en que Nación no le avisó de la quita de fondos Crédito: Hernán Zenteno

"En el medio de la semana en la que estábamos en la Corte -por la demanda de la Ciudad al gobierno nacional para que le devuelva un porcentaje de la coparticipación-, vencía la cuarentena y pudimos seguir trabajando en forma coordinada con la Nación y la provincia de Buenos Aires", dijo Rodríguez Larreta. Y remarcó: "La convicción del consenso y el diálogo tiene mucho más valor cuando del otro lado hay situaciones de no diálogo, como la de la coparticipación, de la cual me avisaron un minuto antes de anunciar la medida".

Rodríguez Larreta dijo que su gobierno impulsa otro espacio de diálogo, aún sin éxito, desde el inicio de la cuarentena: "Estoy convencido de la necesidad de empezar un proceso gradual y cuidado de regreso de clases. Venimos en una discusión con el gobierno nacional y, a pesar de la negativa inicial, vamos por seguir insistiendo".

Pese a las salvedades, Rodríguez Larreta remarcó -como lo ha hecho en cada conferencia de prensa desde el comienzo de la cuarentena- que el manejo de la pandemia ha sido "una muy buena experiencia de coordinación" entre el gobierno nacional, provincial y porteño. "Desde el primer día trabajamos en equipo con la Nación y la provincia de Buenos Aires, aún siendo partidos políticos diferentes. La política quedó de lado, y funcionó bien", afirmó.

La exposición fue inaugurada por la excanciller Susana Malcorra, y en el primer panel participaron, además de Rodríguez Larreta, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti; el diputado nacional y exgobernador radical Alfredo Cornejo; la diputada oficialista y exgobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; el secretario general y de Relaciones Internacionales de la ciudad de Buenos Aires, Fernando Straface, y el economista Martín Redrado, expresidente del Banco Central.

Perotti: "AMBA se convirtió en una aspiradora de fondos"

El gobernador Omar Perotti fijo que el Àrea Metropolitana de Buenos Aires se convirtió en una "aspiradora de fondos"
El gobernador Omar Perotti fijo que el Àrea Metropolitana de Buenos Aires se convirtió en una "aspiradora de fondos" Fuente: Archivo

"Gobernanza es lograr que el diálogo no sea un diálogo de sordos sino que nos escuchemos. Las reformas fiscales, previsionales y laborales son imprescindibles para crecer en estos años", dijo Cornejo, y agregó: "La única grieta posible es la que enaltezca a aquellas personas que pretenden crecer por su estado personal y su trabajo, con un Estado que garantice la igualdad de oportunidades".

Tanto Cornejo como Perotti hicieron referencia a la necesidad de que se consolide una infraestructura capaz de integrar el territorio nacional, para paliar la desigualdad de conexiones entre el interior del país y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

"La discusión de los fondos es larga y me parece muy bueno discutirla en estos momentos, porque la pandemia nos puso en evidencia de cómo el AMBA se convirtió en una aspiradora de concentración de ayuda", sostuvo Perotti, en referencia a los comentarios de Rodríguez Larreta. El gobernador de Santa Fe remarcó que es necesario "tener una provincia y un país mucho más integrado territorialmente y equilibrado poblacionalmente".

"Hay que definir una infraestructura que permita el arraigo, sin niveles de concentraciones poblacionales o financieros, que genere conectividad", dijo Perotti, y concluyó: "La conectividad nos tiene que permitir, también, conservar talentos. Que nuestra gente se forme en cualquier lugar de la Argentina y las empresas se radiquen en el interior".

Propuestas para la equidad

Un segundo panel tuvo que ver con dialogar el lineamiento de políticas públicas necesarias para recomponer "un modelo de crecimiento y equidad" pospandemia. Participaron el ministro nacional de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el exministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay; la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, María Migliore; el dirigente social Juan Grabois, referente de los Trabajadores de la Economía Popular; el exministro de Educación bonaerense Gabriel Sánchez Zinny, y el diputado y gremialista Facundo Moyano.

Los expositores insistieron en la necesidad de coordinar medidas y generar acuerdos para resolver las políticas económicas y sociales. "Debe haber un acuerdo económico-social, en un marco de cooperación, como medio para resolver los conflictos de interés. No puede ser más que la eficiencia sea lo opuesto a la equidad, que el crecimiento sea opuesto a la redistribución justa o que la competitividad sea lo opuesto a la solidaridad", sostuvo Prat-Gay.

En el panel anterior, el expresidente del Banco Central también había hecho alusión a la importancia de generar acuerdos. Redrado advirtió que la Argentina "va a tener que negociar un nuevo programa con el FMI para 2023", pero dicho programa "debe debatirse en el Congreso, con el oficialismo y la oposición de acuerdo".

Por último, en sus respectivos turnos, tanto Grabois como Migliore destacaron la importancia de considerar a la economía popular para sanear la desigualdad del sistema productivo. "Hay que pensar cómo resolver las brechas de desigualdad de abajo para arriba. La economía popular es fundamental", dijo la ministra porteña y agregó, en referencia al la incorporación de los barrios populares al modelo productivo: "Se necesita consenso de todos los sectores políticos para que esto pueda crecer, así como de las organizaciones sociales y del sector empresarial".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.