Los sueños que sueña Mauricio Macri

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION

El análisis de Carlos Pagni, en Odisea argentina

35:14
Video
(0)
10 de diciembre de 2018  • 23:27

Escuchá la columna en audio

A continuación sus principales conceptos:

  • De la reunión del G20 en Buenos Aires se habló mucho, pero quedaron algunas informaciones reservadas que tuvieron que ver con lo que pasó en los encuentros de presidentes y lo que pasó alrededor de la cumbre, con mucha significación para la vida internacional y algunas de gran densidad para la vida nacional. Vamos a analizar la escena política, que está cargada hoy de aristas, de aspectos contradictorios, de temas donde se cruzan el poder político, la justicia y la situación económica
  • Son dos reuniones las que tuvo Mauricio Macri con personas del mundo de las finanzas internacionales. Una fue con Jamie Dimon, el presidente del banco JPMorgan, que es probablemente el banco de inversión más importante del planeta. Dos días después, el mandatario tuvo otra reunión con Brian Moynihan, que es el presidente de Bank of America
  • Es importante saber qué dijo Macri en esas dos reuniones porque revela qué es lo que le quiere decir el Presidente al mundo de la inversión en dos representantes muy destacados de ese universo. Importa también porque lo que les dijo a estos dos banqueros, es lo que Macri cree

Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo

  • La primera información tiene que ver con el principal problema de la crisis, que Macri atribuye a factores que no tienen que ver con su gobierno. "Destrozamos el salario", dicen. Es importante: para el Gobierno el comportamiento electoral y la confianza de la ciudadanía en el oficialismo está relacionado con el comportamiento del salario real. Esto a le pega como candidato y como líder. Pero después les dijo que eso se va a ir recomponiendo. Dice que como va a haber un programa monetario severísimo, que entre otras cosas ha contraído el crédito de manera llamativa, y como va a haber una caída de la inflación muy marcada, sumado a las paritarias que quedan pendientes para el año próximo, esta combinación va a producir una recuperación del poder adquisitivo que va a hacer que el electorado perciba una sensación de bienestar, de recuperación de la economía que la gente no va a querer abortar
  • En este escenario, Macri cree que se va a hacer reelegir en primera vuelta. Hay un contraste enorme entre la percepción más o menos generalizada de la recesión. El Gobierno cree estar beneficiándose de una dinámica económica y política que disiente de la de muchos otros sectores que creen que la recesión va a producir una erosión mucho más fuerte en el oficialismo
  • Hay todo un discurso económico que le dice al Gobierno 'cuidado con ese optimismo': creen que lo peor de la recesión todavía no pasó. Esto al Gobierno parece tenerlo sin cuidado. Porque parte de una premisa que es comparativa: nos va a pasar algo parecido a lo que le pasó a Carlos Menem en el año 1995 cuando se reeligió con más votos de los que había obtenido cuando llegó al poder por primera vez, en un contexto económico recesivo
  • Macri y su equipo dicen: "Menem pudo hacerse reelegir porque había expectativas positivas y además porque garantizaba algo -que es la palabra clave de este momento político que estamos viviendo- garantizaba 'orden'. Y nosotros, piensa Macri, lo que debemos garantizar es el orden. Porque se está instalando en toda la política una agenda de la inseguridad que parece ser la principal agenda de disputa hoy. Dentro del propio oficialismo aparece una discusión de la inseguridad, a raíz de la nueva normativa que impulsa Patricia Bullrich
  • Este conflicto enarbolado por Elisa Carrió , que habló después del G20, en esa semana en que Macri se recuperaba, planteó la discusión respecto de esta reglamentación. Los argumentos de la parlamentaria fueron enfatizando distintos puntos del problema: empieza pensando en las garantías del delincuente para pensar en las garantías del policía. Lo que también reflejaría que Carrió está prestando atención al valor que hoy tiene en la escena política el problema de la inseguridad. Esto es una discusión de Carrió con Macri que viene desde hace tiempo, en una relación que está muy deteriorada

Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk

  • Frente a esta discusión, Cristina Kirchner no mandó a hablar a las figuras que tiene al lado ligadas a los derechos humanos. Sino que habló Sergio Berni, un coronel que dijo que la reforma de Bullrich no hace falta porque ya las fuerzas de seguridad están en condiciones (poniéndolo de manera brutal) de matar gente. Apareció el rostro del kirchnerismo para la seguridad y no para los derechos humanos
  • Para Macri esto es lo que hay que ofrecer: seguridad. En una interpretación de la escena pública que coincide con el contexto. Es un Gobierno que está mirando lo que pasa en Brasil con Bosonaro, excesivamente envuelto en la bandera de la seguridad. Y en lo que sucede en México. Empezamos a ver una afinidad en el discurso del Gobierno con otros fenómenos de América Latina, donde la corrupción está ligada al miedo que se siente al andar por la calle
  • Esta idea que tiene Macri de que la economía no lo haga ganar pero, al menos, no lo haga perder, tiene hoy un resbalón. Este camino por el que el cree que llega a la reelección en primera vuelta, hoy tiene un percance: la citación del juez Bonadio al padre Franco Macri y a su hermano Gianfranco Macri para que vayan a declarar en la causa de los cuadernos. Hasta ahora la familia estaba salpicada por Ángelo Calcaterra, el primo de del presidente. Lo que importa es analizar políticamente qué significa esto. Primero es un logro, involuntario, fenomenal de Cristina Kirchner que encuentra la colaboración de la familia Macri para deslegitimar al magistrado que los llama a declarar

  • El riesgo país se volvió a disparar porque la participación del apellido Macri vista desde Nueva York, Londres o Madrid significa que el presidente está tocado en esa causa y lo piensan como un problema a la reelección de Macri. Lo que hace Bonadio para aquel que está mirando desde lejos es poner una gota de duda para la reelección del presidente. Habrá que ver cuánto se sostiene la participación de los Macri en la causa de los cuadernos. Es un tema muy importante que se inscribe en otros interrogantes que hay en esta causa
  • Se abre otro capítulo que tiene que ver con la causa de los cuadernos: hay muchos empresarios del sector de la construcción que decían 'traigamos a alguien de la familia, para que el Gobierno finalmente se interese en que esta causa no sea un barrilete a la deriva y tenga un control político'
  • Si hay algo relevante en todas las causas de corrupción es el procedimiento, es decir que haya corrección, porque una forma que pueden tener los jueces para beneficiar a los amigos es equivocarse
  • Para el mega entramado de corrupción que aparece todos los días en la agenda política: ¿Comodoro Py es un cuchillo que corta o está hecho para zafar?

LN+, ahora también en Cablevisión (19 analógico y digital, 618 HD y Flow), Telered, DirecTV, TDA, Telecentro Digital, Antina y Supercanal

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.