Moyano pidió suspender su indagatoria, pero el fiscal lo rechazó

Había acusado a Scalera porque pesa sobre él "una clara sospecha de parcialidad"
Había acusado a Scalera porque pesa sobre él "una clara sospecha de parcialidad" Fuente: Archivo - Crédito: Ignacio Sánchez / LA NACION
(0)
31 de octubre de 2018  

Después de que se debatiera su libertad, Pablo Moyano continúa en su enfrentamiento con el fiscal Sebastián Scalera. Su defensa pidió ayer que se suspendiera la indagatoria por irregularidades en el club Independiente , pero esa petición fue rechazada ayer mismo por el fiscal.

Es decir, el sindicalista deberá presentarse mañana a declarar como acusado de ser el líder de una asociación ilícita dedicada a realizar negocios con la barra brava de Independiente, el club que manejan los Moyano.

La defensa del sindicalista y vicepresidente de Independiente planteó que no están dadas "las garantías procesales mínimas" para que el acusado declare ante el fiscal, porque Moyano ya recusó y denunció penalmente a Scalera.

Para Daniel Llermanos, abogado defensor, pesa una "clara sospecha de parcialidad" sobre el fiscal y, por eso, debe suspenderse la indagatoria hasta que se resuelva la recusación.

En su defecto, Llermanos pidió que la indagatoria se tome con la presencia del juez Carzoglio, que mantiene una postura opuesta a la del fiscal. En una resolución, el magistrado consideró que no había pruebas contra Pablo Moyano y rechazó el pedido del fiscal para detenerlo.

El trámite de la causa está atravesado por la política. Pablo Moyano sostuvo en reiteradas ocasiones que la acusación está orquestada por el Gobierno, en manos del fiscal.

Scalera, sin embargo, presentó distintas pruebas que comprometerían al sindicalista, pero el juez Carzoglio consideró que esas pruebas era "endebles y contradictorias". Después de rechazar su detención, el magistrado denunció que fue amenazado.

Pablo Moyano es secretario adjunto de Camioneros y es el sucesor de su padre, el líder sindical más poderoso de los últimos tiempos. Cuando se hizo público el pedido del fiscal Scalera para detenerlo, el gremialismo cerró filas en su defensa.

"El jueves nos vamos a ver las caras con el fiscal. Vamos a concurrir, aunque esto está armado por Macri y el Gobierno para seguir presionándonos. Ya el juez Carzoglio dijo que no hay ningún motivo para ver cumplido el sueño de Macri de ver a Moyano preso", había dicho el sindicalista anteayer.

Mientras se debate la situación judicial, Pablo y Hugo Moyano asistirán hoy a un encuentro en el Ministerio de Trabajo para discutir las paritarias de Camioneros.

Los gremialistas reclamarán un 17% de aumento para compensar la inflación de 2018. Si este número es finalmente aprobado, el aumento salarial de Camioneros llegará al 42% anual.

El sindicato plantea, ante una posible negativa, la posibilidad de realizar un paro nacional de 48 o 72 horas de todas las ramas de Camioneros.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.