Coronavirus: la carrera contrarreloj para comprar respiradores e insumos

Por el coronavirus, los respiradores se transformaron en el producto más codiciado en el mercado de la salud
Por el coronavirus, los respiradores se transformaron en el producto más codiciado en el mercado de la salud Fuente: Reuters
Iván Ruiz
Nicolás Balinotti
(0)
28 de marzo de 2020  • 12:08

Respiradores artificiales para salvar vidas, pruebas con reactivos para detectar el coronavirus y alcohol en gel para prevenir son los productos por los que se pelean en estos días los presidentes del mundo entero (y también gobernadores e intendentes) para llevar un poco de alivio a sus hospitales. Pero el Gobierno podría evitar ese competitivo mercado internacional para equipar sus hospitales con estos dispositivos médicos.

Mientras espera los insumos importados de China, el Gobierno intervino la principal fábrica nacional de respiradores artificiales para que abastezca a los hospitales de todo el país, tal como publicó LA NACION . Tecme SA era una pequeña empresa cordobesa que hacía respiradores artificiales, pero ahora se convirtió en una de las pocas capaces de fabricar estos dispositivos en todo el continente.

Si la pandemia se extiende por la Argentina, los respiradores artificiales serán clave para prolongar la vida de los pacientes más graves. El Gobierno quiere evitar situaciones como las que ocurrieron en Italia o España, donde el faltante de estos dispositivos se cobró vidas. Por eso, el Ministerio de Salud ya cuenta 8900 respiradores artificiales, entre los dispositivos disponibles en hospitales públicos y clínicas privadas (tienen la mayoría), informaron fuentes oficiales. La idea es llegar a los 10.000 en abril, antes de que se alcance el pico de casos.

Con un mercado internacional saturado por la presión de países como Estados Unidos o España, la producción local es clave para la Argentina. Por eso, el Estado ya le encargó a la empresa cordobesa unos 1300 respiradores artificiales, informaron fuentes oficiales. La Casa Rosada le ordenó a esta empresa que deje de exportar sus dispositivos para abastecer solo el mercado interno y centralizó toda su producción para, luego, redistribuir entre las distintas provincias.

De hecho, el gobierno de Perú se comunicó anteayer con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero , para pedirle una excepción sobre esa prohibición. Quería que algunos de los respiradores artificiales que fabrica Tecme fueran para sus hospitales, pero la mano derecha del Presidente rechazó por ahora ese pedido ya que considera que la empresa todavía debe abocarse a la producción para los hospitales argentinos, informaron fuentes oficiales. No es el primer país que lo hace: también Alemania tomó una medida similar.

Después de intervenirla, el Estado incentivó la producción de Tecme con distintos beneficios para poder llegar a fabricar los 1300 respiradores que por ahora requieren los hospitales de distintos lugares del país. La empresa cordobesa aumentará su producción en abril hasta llegar a unos 200 respiradores por semana y la primera entrega ya se concretó la semana pasada, informaron fuentes oficiales.

El Gobierno pagará por cada uno de estos dispositivos $800.000, informaron desde Jefatura de Gabinete. La compra de respiradores mecánicos se convertirá, entonces, el principal gasto sanitario para combatir al coronavirus: serán más de $1000 millones solo para estos ventiladores mecánicos, estimaron fuentes oficiales.

Aunque el pico de casos está previsto para principios de mayo, la producción de la empresa cordobesa será clave para el abastecimiento de respiradores, porque los envíos de China suelen demorarse varias semanas, informaron fuentes del mercado. El gobierno porteño, por ejemplo, ya encargó 200 nuevos respiradores a ese país y todavía reclaman que se los envíen lo más pronto posible, aseguran cerca de Horacio Rodríguez Larreta .

Pero el plan oficial para distribuir respiradores artificiales a lo largo del país ya recibió las primeras críticas. La diputada opositora Soher El Sukaria denunció ayer que existen faltantes de respiradores mecánicos en Mendoza, Chubut y Corrientes , a pesar de la intención de las provincias de comprar parte de la producción local.

Una gestión con China

Alberto Fernández planteó este jueves ante el G-20 la posibilidad de "socializar los recursos como los respiradores artificiales" para que a ningún país le falte. No es la primera gestión del Presidente para que la Argentina tenga una mejor posición en este mercado saturado: Fernández le escribió una carta a su par chino Xi Jinping (uno de los principales proveedores de estos insumos) para que la entrega de los productos al país sea prioritaria en un contexto internacional de alta demanda.

Desde el gobierno informaron la semana pasada que China haría una donación de insumos a la Argentina que incluye los respiradores artificiales, todavía no hay información oficial sobre este encargo. Estos complejos aparatos robóticos cotizan ahora en el mercado internacional hasta U$18.000 cada uno, según informaron a LA NACION fuentes oficiales. Para agilizar este pedido, incluso, funcionarios del Gobierno mantuvieron en los últimos días una teleconferencia con uno de los proveedores chinos, pudo reconstruir este diario.

No sería la primera donación que hace el gobierno chino. En las últimas semanas, a medida que la enfermedad disminuye en el país asiático, Xi Jinping envió respiradores artificiales y otros insumos a Italia para la lucha contra el coronavirus.

Más allá de las donaciones puntuales, las cifras desembolsadas por los países europeos para combatir el coronavirus se cuentan en cientos de millones de euros. España, uno de los países más afectados por el Covid-19, ordenó esta semana una compra de todo tipo de insumos a China por 432 millones de euros.

Test reactivos

Más compleja es la situación de las pruebas reactivas porque cualquier laboratorio que quiera vender en la Argentina deberá superar la habilitación de licencias que impone el Anmat , un proceso que suele demorar, aunque las autoridades descuentan que ante este contexto se acelerarán los tiempos. Por ahora solo dos laboratorios locales están habilitados, aunque la intención del Gobierno es que pueda haber otros que abastezcan el mercado local.

Las experiencias de otros países europeos como Alemania demostraron la eficacia de los test reactivos, en especial, cuando el Covid-19 no está generalizado en la población como el elemento que permite identificar al contagiado para, luego, aislarlo. Alemania hizo 4000 test por cada millón de habitantes durante las últimas semanas.

¿Cuántos test tiene la Argentina? El Gobierno ya acumula 65.500 reactivos y podría salir a comprar más. Importó 52.000 test del exterior, más una donación de la Organización Mundial de la Salud, que entregó 3000 test gratuitos a la Argentina, y una compra de casi 1700 al laboratorio Roche, informaron desde el Ministerio de Salud. Otros países que atraviesan lo peor de la crisis, como España, compró 5 millones de reactivos para el combate contra el coronavirus.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.