Elecciones 2019: Schiaretti apoyará una alternativa a Cristina y Macri, pero sin dejar el bajo perfil

Schiaretti ayer recorrió obras en el interior de la provincia
Schiaretti ayer recorrió obras en el interior de la provincia Crédito: Télam
El gobernador de Córdoba retomó su agenda habitual; insistió en acotar el significado de su victoria al ámbito provincial
Gabriela Origlia
(0)
14 de mayo de 2019  

CÓRDOBA.- El gobernador Juan Schiaretti regresó ayer a su agenda de gestión: inauguró una obra y se limitó a repetir el libreto de que su triunfo no se puede extrapolar a nivel nacional. "No hay que mezclar las cosas. El cordobés que votó ayer para nosotros puede votar a un candidato a presidente de otro partido. Eso nos hace a los cordobeses con una gran cultura democrática", afirmó. Si en el contexto político nacional esperaban más señales, no las hubo. "Todo estuvo en su discurso", describieron sus allegados.

Aunque recibió llamadas y mensajes de felicitación de buena parte del arco político nacional, el cordobés no prevé por ahora encabezar una suerte de gran cónclave nacional definitorio sobre Alternativa Federal. En cambio, el funcionario seguirá impulsando el espacio, pero sin exponer su victoria.

Desde el círculo íntimo del gobernador aseguran que está "comprometido" con el armado, pero no esperan que por ahora vaya más allá de lo que ya venía haciendo en privado y en los encuentros que mantuvo con los otros socios fundadores.

Schiaretti celebró su triunfo con un discurso pasadas las 22.30
Schiaretti celebró su triunfo con un discurso pasadas las 22.30

Las ratificaciones que hará son tres claves. La primera, si el economista Roberto Lavagna quiere ser candidato a presidente debe estar dispuesto a participar de la interna. Mientras el resto de los competidores no acuerden otra cosa, ese es el camino.

Por otro lado, Sergio Massa debería aceptar jugar en la provincia de Buenos Aires, donde el peronismo federal no tiene una figura importante.

Por último, también ratificará que no hay chances de abrir negociaciones y armar un frente que incluya a la expresidenta Cristina Kirchner.

-. Consultá el padrón electoral de 2019

Otra decisión que no se discute es que no habrá chances de sumarse al "Cambiemos ampliado" que pretenden algunos dirigentes, en especial los radicales que impulsaron la propuesta.

"El Gringo es peronista. Que tenga buen vínculo personal e institucional con [Mauricio] Macri no implica nada más", dicen. Hay analistas que entienden que esa posición termina favoreciendo al kirchnerismo, porque con el poco tiempo que falta para las elecciones primarias el peronismo federal tendrá dificultades para terminar de consolidarse.

Esa determinación implica que Schiaretti seguirá apostando por un espacio alternativo a los polos que definieron la grieta. Su objetivo es un tercer segmento plural y que sume otras fuerzas. En síntesis, tratar de repetir el modelo que lleva adelante en Córdoba.

Juan Schiaretti obtuvo la reelección con un amplio triunfo en las elecciones de Córdoba

01:39
Video

Por eso, insisten desde su círculo más íntimo, en el discurso del domingo de la noche explicitó esas características. No solo hubo "mensajes" contra el kirchnerismo ("no habrá futuro para el peronismo si no es republicano", sostuvo) y para el macrismo ("el mercado no resuelve la justicia social", agregó), sino también para algunos de los gobernadores que coquetean con los K y quieren sumar a la expresidenta.

Lavagna estuvo entre los que se comunicó con Schiaretti el domingo por la noche. No avanzaron en nada concreto. El exministro de Economía lo elogió públicamente por posicionarse en contra de la grieta. En las últimas semanas, su rechazo a participar de una interna va perdiendo vehemencia.

Miguel Ángel Pichetto, quien ayer se reunió con Lavagna, insistió en que Schiaretti tendrá un "rol central" en el armado de la tercera vía.

Entre el domingo a la noche y ayer, el gobernador reelecto tuvo contactos con un número significativo de dirigentes. La mayoría le preguntó por el futuro. "A ninguno le adelantó ni le prometió nada", insistieron ayer en Córdoba.

Otro aspecto que el jefe provincial incluyó intencionalmente en su discurso fue el vinculado a los empresarios. Aunque habló puntualmente de los "cordobeses", apuntó a llegar más allá. Schiaretti sabía que también ese sector estaba pendiente de sus dichos. "Nuestros empresarios cordobeses no andan pululando en despachos oficiales, están en sus establecimientos productivos. No son prebendarios, son pioneros", enfatizó. Por supuesto, también para los "mercados" fue el planteo de que "hay que tener equilibrio fiscal" y "no defaulteamos ninguna deuda, ni siquiera cuando la Argentina dejó de pagar".

Respecto de las versiones que circularon en las últimas semanas de que Schiaretti podría aceptar ser candidato a presidente de mediar un "operativo clamor", sus más cercanos enfatizan que "no hay posibilidades" y mencionan dos factores: su vocación de gestionar Córdoba por tercera vez y la falta de tiempo que impediría posicionarlo a nivel nacional.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.