Scioli presentó su libro autobiográfico

Reunió en el Abasto a dirigentes, funcionarios y amigos de la farándula
Jesica Bossi
(0)
5 de diciembre de 2014  

En La esquina de Carlos Gardel, ícono arrabalero del Abasto, Daniel Scioli bailó el tango que más le gusta: rodeado de familiares, farándula, empresarios y dirigentes, encabezó una velada para presentar su libro autobiográfico, un compendio de fotos de su vida personal, deportiva y política, cuyo único texto son los epígrafes que ayudó a confeccionar.

Con 312 páginas, lleva el largo y sugerente título de campaña "Mil imágenes, testimonios, un hombre, un sueño: La Gran Argentina". A 25 años del accidente en lancha, el ex motonauta apeló a un discurso sin voltaje partidario, que apuntó narrar su vida de novela. "Volví a correr con un brazo menos, pero con más corazón", lanzó.

El cóctel juntó, fiel a su estilo, una platea heterogénea. "Estamos acá porque nos sentimos seguras", comentó irónica Teté Coustarot. La miraba Alejandro Granados, ocasional custodio con pose de sheriff, único hombre en la mesa que coparon colegas de la modelo, como Teresa Garbesi.

Muy cerca, otro grupo charlaba en un tono más serio: departían el empresario de medios Daniel Hadad , el fiscal Carlos Stornelli y Mario Montoto, ex secretario de Mario Firmenich y próspero hombre de negocios vinculados a la venta de productos y servicios bélicos.

Karina Rabolini, como anfitriona, paseaba entre los invitados. Frente al escenario, Joaquín Galán, de Pimpinela, se codeaba con el productor Claudio Villarroel y Matías Garfunkel, socio de Sergio Szpolski en su grupo de medios, acompañado por su esposa, Victoria Vanucci. También estuvieron Gerardo Werthein (Telecom) y el empresario marplatense Florencio Aldrey Iglesias.

Más allá de la asistencia perfecta de su gabinete, también hubo una comitiva política, en la que estaban su operador en las provincias, Eduardo Camaño, y uno de los enlaces con los intendentes bonaerenses, Franco La Porta. La tertulia sumó a los sindicalistas Omar Plaini (canillitas) y Carlos Quintana (UPCN), junto a un pelotón de jefes comunales del interior, cercanos a la ola naranja, como Gustavo Pulti (Mar del Plata), Aldo Carosi (Baradero), Cristian Popovich (Madariaga), Marcelo Racciatti (Lezama), Juan Caros Pellita (Lamadrid), Néstor Alvarez (Guaminí), Juan Delfino (Suipacha) y Gustavo Trankels (Tornquist), entre otros.

La cuota kirchnerista, de pie y bien al fondo del salón, la aportaron el director de la Anses, Diego Bossio, que llegó sobre el final, y Rafael Follonier, figura de perfil bajo, pero clave para Néstor Kirchner en su vínculo con América latina. Ahora, trabaja para el plan presidencial de Scioli. Pero lejos, el historiador Pacho O'Donnell, cercano al Gobierno, hizo el pronóstico que más endulzó al gobernador. "El mito de que los gobernadores bonaerenses no llegan a ser presidentes va a ser derrumbado", auguró.

Presidenciables en La Matanza

  • La Matanza, distrito clave en la pelea electoral, fue escenario ayer de la disputa del PJ. En un acto convocado por el metalúrgico Carlos Gdansky, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, abogó por un "peronismo generoso y no un partido cerrado donde sólo se juran lealtad algunos dirigentes entre sí". Lo dijo frente a Fernando Espinoza, intendente anfitrión y titular del PJ bonaerense. Estuvieron el líder de la CGT, Antonio Caló; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y Julián Domínguez, otro presidenciable.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.