Pese a los nuevos cruces de Nicolás Trotta y Soledad Acuña, Nación y Ciudad buscan sostener el diálogo por las clases

Los ministros de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y porteño, Soledad Acuña, protagonizaron una nueva ronda de cuestionamientos, pero sus equipos buscan conservar el diálogo
Los ministros de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y porteño, Soledad Acuña, protagonizaron una nueva ronda de cuestionamientos, pero sus equipos buscan conservar el diálogo Crédito: Ministerio de Educación de la Nación
Alan Soria Guadalupe
(0)
24 de noviembre de 2020  • 15:43

Tras una nueva ronda de cuestionamientos entre Nicolás Trotta y Soledad Acuña, el gobierno nacional y porteño buscan evitar que la escalada de la tensión entre los ministros de Educación impacten en el diálogo institucional y en las conversaciones en torno al dictado de clases en el contexto sanitario actual.

Fuentes del Ministerio de Educación de la Nación y del gobierno porteño aseguraron que el diálogo se mantiene abierto y que la relación no se vio afectada -al menos por ahora- por los cruces recientes entre los funcionarios.

"El diálogo no se corta. Por supuesto que tenemos una mirada distinta pero la articulación es estrecha con las 24 jurisdicciones. La Ciudad tiene una mirada distinta pero todas las resoluciones que han sido aprobadas [en el Consejo Federal de Educación] fueron por unanimidad y la Ciudad ha acompañado. Hubo tensiones no solo con la Ciudad sino también con otras jurisdicciones pero nosotros intentamos canalizar una mirada común. La institucionalidad está por encima de las personas", dijeron cerca de Trotta a LA NACION.

El ministro había salido a cuestionar nuevamente a Acuña, luego de que la ministra anunciara el cronograma educativo previsto para los próximos 100 días y ratificara su posición acerca de la existencia de docentes que buscan adoctrinar a los jóvenes en las escuelas.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta
El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

"En vez de reflexionar, siguen profundizando la descalificación. Ha sido clara y ahora las reafirma. Lo que me preocupa de Soledad son sus declaraciones tan dolorosas y discriminatorias. Nunca es tarde para reflexionar", había dicho Trotta en declaraciones a Futurock.fm.

"Estoy convencida de que la mayoría de los docentes entendemos la escuela como un lugar para enseñarles a los chicos a pensar y no para que piensen lo que quieren los maestros, pero también hay un grupo de personas que lo usan como un espacio de militancia", había ratificado Acuña horas antes.

La ministra también se había referido a la cuestionada tapa del diario Página 12, que la vinculó con el nazismo por el colegio alemán en el que había estudiado en Bariloche. "Voy a seguir trabajando con el mismo empeño. Nada ni nadie me va a sacar de mi foco", lanzó.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, en conferencia de prensa
La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, en conferencia de prensa Crédito: GCBA

En el Gobierno porteño aseguran que el vínculo se mantiene estable, aunque no hay en agenda nuevos encuentros entre Trotta y Acuña en los próximos días. En pocas semanas será el fin del año lectivo y la atención estará puesta en la situación sanitaria a mediados de febrero, fecha en la que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta dispuso que comiencen las clases en 2021.

Pese a algunos cuestionamientos que provinieron de Nación por la fecha elegida, en la Ciudad aclararon que la decisión depende de cada jurisdicción, aunque la presencialidad para aquella fecha aún no está confirmada.

De la misma manera, en Parque Patricios confían en que no habrá rechazo de los gremios -que manifestaron fuertes críticas a las declaraciones de Acuña sobre el adoctrinamiento- a comenzar las clases si la pandemia lo permite. Hoy, los 17 gremios de la ciudad representan a menos del 40 por ciento de los docentes porteños.

Si la curva de contagios de coronavirus lo permite, el gobierno porteño buscará que las clases vuelvan en su formato normal, con los alumnos en las aulas. Sin embargo, si el "semáforo" que elabora el Consejo Federal de Educación todavía muestra advertencias sanitarias, se propondrá implementar un sistema mixto, entre virtualidad y presencialidad.

El Consejo Federal, que integran todas las jurisdicciones y la Nación, toma como variables el nivel de ocupación de camas, el número de casos diarios y la curva de contagios de los últimos 15 días.

Durante la presentación oficial del nuevo organigrama escolar para los próximos cien días, Acuña enfatizó que su único interés "es que los chicos vuelvan al colegio".

"Esta vuelta a clases que venimos implementando hace unas semanas es un desafío para todos: para nosotros como gobierno, para la escuela, y para las familias y estudiantes. Es un esfuerzo que vale la pena. Vamos aprendiendo cosas nuevas. Sabemos que algunas escuelas están teniendo algunas dificultades y estamos trabajando", dijo ayer.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.