Vacunas vip: el kirchnerismo lo atribuye a la "vieja política" y busca despegarse con una vacunación masiva en la provincia

Gollán, Insaurralde, Kicillof, Volnovich, Máximo Kirchner y Kreplak
Gollán, Insaurralde, Kicillof, Volnovich, Máximo Kirchner y Kreplak Fuente: Archivo
Maia Jastreblansky
(0)
23 de febrero de 2021  • 13:56

"Al fin el kirchnerismo quedó pulcro", bromeó un funcionario que integra el plantel de La Cámpora. Los sectores camporistas y kirchneristas intentan despegar el escándalo de las vacunas vip del plan de inoculación que vienen desplegando en la provincia de Buenos Aires, una vidriera política que no quieren empañar por escenas de amiguismo que le atribuyen a la "vieja política".

Apenas se destaparon las vacunas de privilegio en el Ministerio de Salud de la Nación, Máximo Kirchner le encomendó al viceministro de salud bonaerense, Nicolás Kreplak -un funcionario de sus filas- que se quedara trabajando en la provincia, la escenografía principal en la que actúa el kirchnerismo. Si se barajó un posible pase del funcionario a Nación, La Cámpora clausuró esa opción.

"No nos dejemos amedrentar. Cuidemos la gestión de la pandemia y mostremos todo lo que se está haciendo con el plan de vacunación en la provincia", le transmitió el jefe de la bancada oficialista al segundo en el ministerio de salud bonaerense. En Buenos Aires, ayer fueron vacunadas 24.000 personas, pero ahora esperan duplicar ese ritmo en los próximos días, para fugar hacia adelante y dejar atrás el escándalo.

"Acá tenemos una situación irregular versus un plan de vacunación enorme. Claro que lo que pasó en el Ministerio de Salud te empaña, pero la vacunación masiva ya es una realidad y el camino es largo", acotó una importante fuente del kirchnerismo en diálogo con LA NACION.

La salida de Ginés González García por la "puerta chica" - varios en el oficialismo esperaban que se fuera con honores al culminar la pandemia- generó sensaciones agridulces en el campamento kirchnerista. "Me da pena lo que pasó porque fue un funcionario de Cristina y porque hizo cosas muy trascendentales para la salud pública del país", dijo un referente de interlocución frecuente con Máximo Kirchner. Otro portavoz kirchnerista acotó: "Nada le quita el mérito al 'Gordo'. Se mandó una cagada, pero eso no puede manchar todo lo que fue su gestión anterior, ni la gestión en la pandemia".

Monitoreo

Tanto Cristina como Máximo Kirchner estuvieron en Santa Cruz durante todo el episodio, que significó el revés más fuerte que recibió la gestión de Alberto Fernández. El Presidente y la vicepresidenta estuvieron en contacto permanente durante las horas más críticas, aunque la decisión de desplazar a González García fue del jefe del Estado, aseguran en su entorno. El jefe de la bancada oficialista, en tanto, se mantuvo en contacto con los equipos de la provincia, donde la vacunación es un activo político crucial.

Alberto Fernández y Ginés González García
Alberto Fernández y Ginés González García Fuente: Archivo

En territorio bonaerense hubo denuncias por arbitrariedades, como el caso de las dos concejales oficialistas de San Andrés de Giles que se vacunaron, o la denuncia por la inoculación de funcionarios locales en Henderson. "Nosotros sabíamos que íbamos a tener a todos los ojos encima por esto y que, hagamos lo que hagamos, nos van a pegar. Entonces estuvimos encima de todos los casos irregulares que se denunciaron. Todo el tiempo estamos en una tensión entre el máximo cuidado y la celeridad. Tenemos que mirar 80 hospitales provinciales y 200 locales", dijo un funcionario bonaerense.

Un colaborador de La Cámpora, más ofuscado, lanzó: "No estamos exentos de las vivadas. Pero acá -por el "vacunatorio vip"- ya no se trató el arreglo del director de un hospital con el intendente, fue más arriba. Y nos da bronca porque eso pertenece a otra cultura política, a la vieja política del amiguismo. Es de otra generación".

El gobierno de la provincia, en tanto, habría reculado con la idea de vacunar a referentes de la cultura y famosos de forma prioritaria, como parte de una campaña de "concientización". "Eso al final no se va a hacer", admitieron en la provincia, donde se había anunciado la aplicación de la Sputnik a figuras como Moria Casán. En La Plata reconocen que el escenario cambió: la Sputnik V pasó de generar desconfianza a convertirse en un bien escaso, sobre todo conforme se evidenciaron las demoras en las entregas desde Rusia.

Un día después de que se difundiera la lista de 70 turnos que se dieron por fuera de los grupos prioritarios en el Hospital Posadas -una institución de jurisdicción nacional- en el kirchnerismo difundieron una denuncia a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad. La acusación la formuló Natalia Salvo, una abogada afín al kirchnerismo que patrocinó a Pedro Etchebest, el empresario que apuntó contra Marcelo D'Alessio en la causa de espionaje ilegal del macrismo. El escrito se refiere a un presunto "convenio" de la ciudad con instituciones privadas y apunta a que se "otorgaron privilegios a sus socios por encima del resto de la población".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.