Cepo: sin dólares ni créditos, se empiezan a vender lotes en pesos (y en cuotas)