Audaz robo y tiroteo en Unicenter

Tres ladrones rompieron la vidriera de una joyería, de la que escaparon con varios relojes de lujo
Julieta Paci
(0)
29 de febrero de 2012  

Los tres ladrones entraron decididos a dar el golpe. Caminaron por uno de los pasillos de la planta baja de Unicenter, el shopping de Martínez y, a pocos metros de la puerta, fueron por los relojes Rolex que se exhibían en la vidriera de la joyería Giovanna Di Firenze. Los pasillos del centro comercial estaban vacíos.

De repente, el estruendo de vidrios rotos. Siguió un grito: "¡Ayuda!, ¡llamen a la policía!". Una mujer alertaba sobre lo que estaba sucediendo. Tres hombres rompían desde el interior del negocio el cristal de la vidriera y llenaban bolsos con valiosos relojes. Luego, en su huida, se enfrentarían a tiros con la policía.

"Iban con morrales, a cara descubierta. Tendrían entre 25 y 35 años, y actuaron muy tranquilos; tuvieron todo el tiempo del mundo para hacer lo que quisieron", dijo un empleado de un negocio de ropa.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió poco antes de las 12, y que tres asaltantes ingresaron en el local 1166, amenazaron con armas a los empleados de la joyería y, luego del robo, escaparon corriendo hacia el playón "G" del estacionamiento. Cuando acababan de subir al Ford Focus blanco que los esperaba allí, tres policías intentaron detenerlos. Se desencadenó un tiroteo, al cabo del cual los ladrones lograron huir.

Poco después, el Focus fue encontrado abandonado en Avalos y Díaz Vélez, Carapachay, "con manchas hemáticas" en su interior, por lo que se sospecha que alguno de los delincuentes podría haber sido herido en el enfrentamiento, según informó el comisario inspector Daniel Herrera, de la departamental San Isidro.

"Escuché ruido de vidrios; pensé que se habían caído un par de platos y vasos de los comercios gastronómicos de alrededor, pero cuando salí para ver qué había ocurrido me pasó por delante uno de los ladrones", dijo, asustada, Rosana, vendedora en una tienda de artículos de cuero. Según ella, "los hombres no estaban bien vestidos, portaban revólveres, tenían tez oscura, parecían colombianos o peruanos, y antes de huir tiraron un tiro a la puerta de salida del shopping para que nadie los siguiera".

Desde un comercio de indumentaria femenina, muy próximo a la joyería, contaron que no es la primera vez que roban en el local, y confirmaron que fue una mujer la que pidió que llamaran a seguridad.

"Al principió no entendíamos lo que estaba pasando; después vimos a los ladrones y nos tiramos todos al piso. Nunca había pasado algo igual; de hecho, es extraño que se hayan atrevido a entrar, ya que la mayoría de los negocios y el shopping cuentan con cámaras de seguridad", discreparon desde otro local.

El caso es investigado por el fiscal de Martínez Gastón Garbus, que ordenó el secuestro de todos los videos de las cámaras de seguridad para intentar identificar a los asaltantes y requirió que se busque en hospitales de la zona a personas que hayan ingresado con heridas de bala.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.