Buscan definir el motivo del tiroteo entre agentes de la Policía Federal y bonaerense

Aseguran que un camionero había pedido apoyo a uno de los heridos
(0)
14 de julio de 2019  

La Justicia de Azul resolvió que por ahora no quedasen detenidos los policías que intervinieron en el tiroteo ocurrido el jueves pasado en esa ciudad bonaerense, cuando dos de ellos resultaron heridos. Los investigadores intentan determinar la responsabilidad de cada uno en el enfrentamiento, según informaron fuentes judiciales.

El fiscal a cargo de la causa, José Calonge, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia Institucional, dispuso que los efectivos fuesen notificados de que deberán estar a disposición de la Justicia.

Según las fuentes consultadas por Télam, hasta ahora se pudo verificar que solo dos policías dispararon, pero con base en las declaraciones de testigos y de las imágenes tomadas por la cámara de seguridad de la estación de servicio donde ocurrió el enfrentamiento, se va a definir la tipificación del delito y la imputación o no de los agentes.

"Se necesita más prueba, está muy en el filo la situación de uno y de otro policía. Por eso solo estuvieron demorados y nunca llegaron a ser aprehendidos. No se sabe quién de los dos actuó en legítimo uso de la fuerza", agregó el vocero.

Los investigadores establecieron que los efectivos que dispararon sus armas fueron los mismos que resultaron heridos: el cabo de la Policía Federal (PFA) Sergio Ferreira, quien recibió dos balazos, uno en la rodilla derecha y otro en el tobillo izquierdo, y ya fue dado de alta, y el teniente primero de la DDI de Azul Diego Coronel, que continuaba internado en terapia intensiva, pero "estable" tras ser baleado en el estómago y en un glúteo,

Para avanzar en la pesquisa, algunas de las medidas ordenadas por la fiscalía fueron el secuestro de las pistolas de ocho policías que estaban en el lugar; la declaración de varios testigos que presenciaron el hecho, entre ellos efectivos de la Policía Vial que no intervinieron en el tiroteo, y el análisis exhaustivo de las imágenes de la cámara de seguridad de la estación de servicio.

En el video, explicó la fuente, "hay que secuenciar temporalmente las acciones de los partícipes y la posición de los testigos principales para verificar las testimoniales".

La clave de la pesquisa es determinar qué hacía cada grupo de policías y por qué se dio la confusión del tiroteo.

El hecho ocurrió cerca de las 8 del jueves último en una estación de servicio YPF a la altura del kilómetro 301 de la ruta nacional 3, en Azul. Allí se produjo un enfrentamiento entre efectivos de DDI Azul y de la delegación que la PFA tiene en esa ciudad bonaerense, quienes estaban en sus respectivos autos de civil y sin ningún tipo de identificación siguiendo a un camión. Algunas fuentes indicaron que el Juzgado Federal de Azul había ordenado realizar escuchas directas a través de la PFA para dar con el dueño del vehículo, que no era el chofer quien lo manejaba en ese momento.

Otros voceros informaron que el camionero declaró como testigo que al notar que era seguido por un Ford Focus, llamó a un policía amigo desde su celular para decirle que creía que lo iban a asaltar y por eso llegó en su apoyo el auto no identificable de la policía bonaerense.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.