Sin calma: un asesinato y la repetición de robos llenaron de temor a un barrio bonaerense

La protesta de los vecinos indignados por la ola delictiva
La protesta de los vecinos indignados por la ola delictiva
Ariel Festa
(0)
30 de julio de 2020  • 12:01

"Escuché los tiros. Vi cómo le brotaba la sangre por la boca y como se desangraba en el piso", contó Miriam, vecina del barrio Santa Catalina hace más de 43 años, quien había observado impotente como Jorge y Filomeno Carreño pedían ayuda en la calle. Eran otras víctimas del delito en Buenos Aires. "La ambulancia nunca llegó y la policía apareció a la media hora", dijo esa vecina.

Cuatro delincuentes armados ingresaron a una vivienda ubicada en el barrio Santa Catalina, en Marcos Paz. Durante el robo, los delincuentes asesinaron a Jorge Carreño, de 40 años, y dejaron en grave a estado a su padre, de 65 años. Según testigos del hecho, dos de los atacantes serían menores. Ese asesinato generó una reacción social en el barrio y en las últimas 48 horas se movilizaron los vecinos en reclamo de Justicia.

Luego de ver a Filomeno y Jorge Carreño heridos, los vecinos llamaron al servicio de emergencia para pedir una ambulancia que nunca llegó. Los heridos fueron subidos a una camioneta y trasladados al hospital de Marcos Paz. Sus allegados cuentan que la situación fue aún peor en el centro sanitario. Relataron que las víctimas no fueron atendidas por la ausencia de un anestesista. Jorge Carreño falleció desangrado en la puerta del hospital. Filomeno fue trasladado al Hospital de Cañuelas y se encuentra internado en terapia intensiva en muy grave estado.

Tras el asesinato del vecino y por los constantes robos, familias del barrio Santa Catalina cortaron la ruta 40, en la zona de ingreso a la ciudad de Marcos Paz, para reclamar mayor seguridad en la zona.

Vecinos de Marcos Paz pidien más seguridad
Vecinos de Marcos Paz pidien más seguridad

Falta de iluminación, el mayor problema

Jesica vecina de la familia Carreño, expresó que la falta de iluminación en el barrio es uno de los graves problemas que potencian la inseguridad. "La familia Carreño es gente de trabajo. Me partió el alma esta noticia. Es gente muy buena", contó. Tras la noticia de que Jorge Carreño había fallecido como consecuencia del robo, las autoridades municipales colocaron iluminación en la esquina de la casa donde vive la familia víctima del delito.

Mariana es comerciante y vive en el barrio Santa Catalina. Contó que como medida de protección, los propios vecinos instalaron 13 alarmas en el barrio. "Estábamos por poner una alarma en la cuadra de la familia Carreño, que era una de las que nos faltaba, y lo mataron", indicó Mariana, que en su almacén tuvo que poner seis cámaras de seguridad y un sistema de alarmas para sentirse protegida. Sospecha que los delincuentes conocen todos los movimientos del barrio.

Estábamos por poner una alarma en la cuadra de la familia Carreño, que era una de las que nos faltaba, y lo mataron
Mariana, comerciante

"Queremos que el intendente dé la cara. Hasta ahora tampoco se acercó a la familia y todavía no tenemos respuesta de nadie. Una vecina no puede trabajar en su rotisería por la inseguridad que hay con los repartidores", explicó otra vecina del barrio.

Cansados de los robos, los habitantes del lugar exigen inmediatas medidas de seguridad: "Desde el Municipio dicen que somos muchos. Que ellos no tienen los recursos para ayudarnos, y es cierto porque no hay patrulleros, pero ellos tienen la responsabilidad de cuidarnos".

"Tengo hijos y no me gustaría matar a una persona. Vos matás a un chorro y vas presa. Yo quiero estar con mi familia tranquila y en mi casa. Pero ante la falta de justicia y seguridad, a la fuerza tendremos que hacer justicia por mano propia", relató otra de las vecinas que se manifestaron en pedido de Justicia.

Quiero estar con mi familia tranquila y en mi casa. Pero ante la falta de justicia y seguridad, a la fuerza tendremos que hacer justicia por mano propia
Vecina del barrio

"Anteayer fue mi primo. Mañana puede ser cualquier otro vecino. Salimos a manifestarnos por eso, para pedir Justicia y que estas cosas no pasen más", aseveró Isabel, familiar del hombre asesinado.Y agregó: "La semana pasada entraron a robar en dos iglesias. Llamamos al 911 y la policía llegó a las cinco horas; los delincuentes ya se habían ido. Mi tía está sufriendo mucho. Los robos son constantes, la semana pasada entraron en mi casa por una ventana y me robaron todo. Me desvalijaron".

Los vecinos aseguran, además, que quienes exigen justicia resultan luego amenazados por delincuentes en un barrio que perdió la calma.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.